29 nov. 2019



El miércoles 20 de noviembre se originó un incendio dentro del Ingenio La Esperanza, ubicado en la localidad de San Pedro, provincia de Jujuy. La tragedia se produjo tras la explosión de quince tanques de alcohol por un cortocircuito, causando 8 muertes y decenas de personas heridas de gravedad. Enrique Wandschneider, abogado del Sindicato Azucarero de La Esperanza, dialogó con Graciela Carballo y Nicolás Rosales en el programa Tengo una Idea, de Radio La Retaguardia, y contó lo sucedido, denunciando las pésimas condiciones de seguridad  en las que se trabajan en los ingenios del norte del país. (Por La Retaguardia)

Foto: eltribuno.com

Se cumplió una semana del incendio del ingenio La Esperanza, en la provincia de Jujuy. Las condiciones en las que se trabaja en los ingenios suelen ser deficientes y, en este caso, culminaron en una tragedia. Luego de que las familias de las 8 personas fallecidas puedan recibir los cuerpos se realizarán las denuncias correspondientes.
La Retaguardia se comunicó con Enrique Wandschneider, abogado del Sindicato Azucarero de La Esperanza.

—La Retaguardia: ¿Cómo está la situación ahora?

—Enrique Wandschneider: Nosotros hemos empezado con un número de compañeros desaparecidos, luego a medida que se prestaban declaraciones, el número se redujo a 12 personas desaparecidas, y ahora estamos con 8 compañeros fallecidos. Esta es una enorme tragedia, aunque no estamos muy de acuerdo con el término.

—LR: Ustedes están hablando de estrago doloso agravado…

—EW: Sí. Si bien mi fuerte no es el derecho penal, porque soy abogado laboralista, también podría caber algún tipo de figura que tiene que ver con la administración pública de forma fraudulenta. En estos días, la actividad se trata de la identificación de los cuerpos y cada tanto nos preguntan por el tema de las denuncias, pero nosotros hasta tanto no resolvamos el tema humano, que es lo que le urge a las familias de los trabajadores, y el que vela a su miembro de la familia en paz y sea identificado como tiene que ser, nosotros no vamos a hacer las denuncias.

 —LR: Por lo que pudimos averiguar, las familias no estaban siendo asistidas psicológicamente, ¿esto se ha solucionado?

—EW: Entendemos que el apoyo ha sido insuficiente, por más que algunas trabajadoras sociales de tribunales y algunos miembros del cuerpo psicológico del centro judicial habían llegado, pero se imaginan que estamos hablando de las familias de por lo menos 8 trabajadores, es mucha gente. Nadie me había preguntado sobre eso, y la verdad es que claramente ha sido insuficiente.

—LR: Para quienes no conocen, ¿cómo se trabaja en los ingenios?

—EW: En general los vemos a los ingenios como parte de una región como Salta y Jujuy, los del norte, a diferencia de lo que son los ingenios de Tucumán; y les tengo que decir que las condiciones de trabajo, de higiene y seguridad son deficientes. También es culpa del “secretismo” que hay en las empresas en el sentido no solamente de no dejarse inspeccionar, sino también de no permitir a su gremios ingresar a las plantas laborales. Esto pasa por ejemplo en el Ingenio San Isidro de Salta, pasa en el Ingenio Tabacal, pasa en el Ingenio Ledesma de Jujuy, y en el Ingenio La Esperanza pasaba. La excepción que tenemos es el Ingenio Río Grande que sí permiten las inspecciones, por más que siempre hay observaciones de higiene y seguridad por parte de los gremios.

—LR: ¿Es el grupo económico Budeguer quien se hizo cargo de este Ingenio?

—EW: Sí, y eso es lo que lo hace aún más grave lo que ha pasado. Porque tiene experiencia en la industria azucarera, tiene ingenios en Tucumán y, lejos de adoptar las medidas de higiene, seguridad y medio ambiente, tampoco hizo una reparación a conciencia de la fábrica. A modo de ejemplo, en el ingenio uno tiene que cambiar todos los años los cables de media y alta tensión. Lo que pasó es que este año no cambiaron los cables. Y tres días antes estaba en cortocircuito el cableado donde se produjo el chisperío y dio en contacto con el sector del alcohol. Y produjo la explosión.

Hacia el final de la entrevista Enrique quiso ratificar la posición del secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del ingenio La Esperanza, Sergio Juárez: “él ratifica su voluntad de hacer las denuncias penales que correspondan a los que infligieron la ley”, afirmó.

0 comentarios:

Publicar un comentario