22 nov. 2019



Los días 5 y 6 de diciembre, los militares Miguel Gardé, Belisario Affranchino, Eduardo Gassino y Gustavo Calderini deberán presentarse ante la justicia. Están acusados de torturar a sus propios soldados en las Islas Malvinas. Hay otros 20 imputados con pedido de declaración indagatoria. Silvio Katz, ex combatiente dialogó con Graciela Carballo, Carlos Morchio y Nicolás Rosales en el programa Tengo una Idea, y brindó más detalles de lo que puede ser un buen comienzo para que se haga justicia por un reclamos histórico y pocas veces visibilizado. (Por La Retaguardia)

Foto: Comisión Provincial por la Memoria (CPM)


La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) es querellante en la causa, y viene acompañando el histórico reclamo de justicia del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata (CECIM) .  Allí participa Silvio Katz, ex combatiente de la guerra, quien además sufrió los métodos de tortura utilizados por los jerarcas. Para él y para muchos soldados, a Malvinas se trasladaron las peores atrocidades que se cometían en la última dictadura. Y estos crímenes deberían ser tratados como de lesa humanidad.
Después de reclamar durante muchos años y tras una suspensión previa de la citación a indagatoria de los militares torturadores, que en principio eran 95, finalmente la justicia fijó fechas y citó a 20. Al respecto Silvio expresó: “En esta primera etapa serán citados a declarar 8 militares. Van a estar separados en dos o tres tandas, ya parece que consiguieron el lugar según la jueza federal Mariel Borruto. Será en Tierra del Fuego, en el mismo lugar que antes la jueza había dicho que no estaba preparado”.
Katz detalló los métodos de tortura utilizados en las islas: “Se consideran crímenes de lesa humanidad porque son parte de un plan sistemático con los mismos métodos que se utilizaron con los desaparecidos. Nosotros veníamos a ser una segunda parte de los 30.000. Se utilizaron torturas psicológicas, físicas, se usaron radios a batería para darnos electricidad en las zonas genitales, enterramiento, el hundimiento de nuestros miembros en agua congelada, las golpizas. Lo mismo que se hacía en el continente se llevó a la isla como para seguir divirtiéndose ellos”.
“Estamos verdaderamente felices y esperanzados de nuevo”, expresó. Katz viajará y estará presente ante lo que puede ser el comienzo de justicia para esta parte de la historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario