30 dic. 2019



A 15 años de la Masacre de Cromañón, Silvia Bignami, mamá de una de las víctimas, contó cómo prepara el Movimiento Cromañón el homenaje del lunes, criticó la devolución del boliche a su dueño y dijo cómo le cayó a ella la llegada del nuevo gobierno con algunos personajes que estuvieron involucrados en la Masacre. Fue en el programa Sueños Posibles que emite Radio La Retaguardia y conducen Alfredo Grande e Irene Antinori. (Por La Retaguardia)

Foto: Natalia Bernades

Silvia Bignami es la mamá de Julián Rozengardt, uno de los pibes que a los 18 años perdió la vida en la Masacre de Cromañón. Este lunes 30 de diciembre se cumplirán 15 años de la tragedia. Bignami contó las idas y venidas que tuvieron que atravesar dentro del Movimiento para ponerse de acuerdo acerca de qué actividades realizar durante el homenaje. A muchos y muchas de ellas les gusta la idea de recordar a los pibes y pibas con música y otras expresiones artísticas. Otra parte de la organización prefiere mantener un ambiente de luto y silencio: “Estamos en el marco de una gran diversidad. El 30 es un día para homenajes, de cantar y tocar o un día de luto. Hemos logrado una especie de fórmula que nos contiene a todos y todas las que participamos. Van a estar presentes las expresiones artísticas y también las velas y el silencio a la hora que ocurrió”, dijo Silvia. Además, habló de la reorganización que está sucediendo en el Movimiento Cromañón con motivo de la devolución del boliche a Rafael Levy y la aparición de personajes políticos en el actual gobierno que estuvieron involucrados en la Masacre: “Se dio la incorporación o reincorporación de sobrevivientes. Aparecen cosas feas como la devolución del boliche a Levy, el dueño condenado a 4 años y medio por la masacre. Esto es inadmisible. Es inadmisible que el dueño, parte de los asesinos de nuestros hijos, tenga de vuelta el boliche y haga lo que se le dé la gana. Necesitamos un espacio de memoria. A esto se le suma la reaparición de los Ibarra dando vuelta alrededor del nuevo gobierno. Es una aparición muy inquietante para nosotros”, expresó.
Bignami se refirió a la conjunción del reclamo del Movimiento Cromañón con los casos de Gatillo Fácil: “Para algunos de nosotros es central que el día que tenemos que homenajear a nuestros pibes se expresen otros casos de impunidad. Si no se entiende el vínculo de lo que nos pasó con lo que pasó en general… es algo que el propio movimiento se come a sí mismo. Hay cosas interesantes en el plano afectivo. Yo pienso que un movimiento contra la impunidad no es solamente racional sino que tiene mucho de afectivo”, afirmó.
El Movimiento Cromañón mantiene viva la memoria de los pibes y pibas que murieron en la Masacre y sigue reclamando justicia. Silvia habló del hecho de seguir pensando Cromañón, y analizó la postura de las nuevas generación: “Nosotros logramos algo de justicia. En algunos casos fue histórico: la destitución de un Jefe de Gobierno, cárcel común a 4 funcionarios del Gobierno, la cárcel al dueño del boliche. La Masacre les pasó a todos. Nadie vuelve de donde los chicos se fueron. Además, las condiciones que hicieron posible la masacre casi que no han sido tocadas. Hay una mirada distinta de la juventud en algunas cosas, una actitud más crítica hacia el Estado. El Estado es responsable de casi todo. En última instancia, el Estado es responsable”, sostuvo Bignami.

Actividades

Será una larga jornada cultural con un eje fuerte en el santuario, en la zona de Once. Está la misa, como siempre. Va a haber una marcha que va desde la Plaza de Mayo a Once. Va a haber muraleadas, pintadas y una radio abierta para que se expresen otros familiares. Van a estar tres autores de libros sobre Cromañón presentes con su obra. Se va a inaugurar una arcada que está preparando un papá. Nosotros queremos ponerle nombre a ese espacio y no que lo elija el gobierno. Otra marcha se hará por la Plaza de Once, con motivo del escrache a Levy”, cerró Silvia Bignami.

0 comentarios:

Publicar un comentario