28 ene 2020



Lo dijo Juan Calvetti, médico generalista y magíster en Epidemiología, Gestión y Políticas de Salud de la Universidad de Lanús, en conversación con Pedro Ramírez Otero y Agustina Sandoval Lerner en La Retaguardia. Calvetti explicó que en años anteriores cuando los países de la región sufrieron una epidemia de dengue, Argentina también padeció el virus a gran escala. El médico contó acerca de los motivos de la propagación de la enfermedad y los modos de prevenir el contagio. (Por La Retaguardia)

📝 Texto 👉 Diego Adur
📝 Edición 👉 Pedro Ramírez Otero
🎤 Entrevista 👉 Agustina Sandoval Lerner y Pedro Ramírez Otero


El dengue es una enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti que se propaga en lugares húmedos y calurosos. Por eso, en nuestro país, los veranos suelen venir acompañados de preocupación por el riesgo de contraer el virus. El médico generalista Juan Calvetti dialogó con La Retaguardia y contó que en los principales países de la región los casos de dengue van en aumento. Calvetti contó también que ya hay registrados casos en la Argentina y que, si bien en su primer contagio la enfermedad presenta síntomas asociados a una gripe, puede complicarse si la persona contrae dengue de diferentes tipos: “Brasil, Paraguay y Bolivia están con epidemia de dengue hace algunos meses. El dengue es una enfermedad que se transmite por medio de un mosquito. Hasta que el mosquito no empieza a aparecer en la Argentina, el dengue no aparece. El mosquito aumenta su reproducción en el verano. La mayoría de los casos son de personas que viajaron a algún país con dengue. Hay 4 tipos diferentes de dengue. Las últimas dos grandes epidemias en nuestro país fueron en el 2009 y en 2016. Más del 90% de los casos fue dengue tipo 1. En los países limítrofes está habiendo del tipo 1, 2, 3 y 4. El dengue se puede tener más de una vez en la vida, la primera vez es un cuadro similar a la gripe. Si se vuelve a contagiar la enfermedad con otro de los tipos de dengue, puede dar un cuadro grave con hemorragia. En la Ciudad de Buenos Aires, los infectados tenían dengue del tipo 2 y tipo 4. Eso pone en riesgo a la población que ya tuvo dengue tipo 1 de tener un cuadro más grave”, explicó el médico y se refirió a los síntomas: “Es una gripe sin las características de resfrío. Mucha fiebre, dolor de cabeza y de cuerpo, pero sin mocos. Ese es el dengue clásico. Los signos de alarma son cuando hay un dolor abdominal muy fuerte seguido de hemorragias ya sea por la boca, por la orina, por la materia fecal o, en la mujeres, puede ser por una menstruación más abundante que lo habitual”, enumeró.
Juan habló acerca las características del mosquito y de los métodos de prevención que pueden utilizarse dentro de los domicilios donde se reproduce el dengue: “Este mosquito tiene la característica que vive dentro de los domicilios o muy cercanos a ellos. Principalmente en zonas urbanas más que en zonas rurales. Se acostumbra a vivir con nosotros y nosotras. Pone huevos. Para criarse necesita lugares oscuros, húmedos y calurosos. Por eso el mosquito empieza a reproducirse más rápidamente en la época de verano y con lluvia. Los picos máximos del mosquito Aedes aegypti, son en febrero y marzo. Evitar la reproducción del mosquito es difícil. Hay que tratar de evitar tener recipientes con agua”, recomendó el médico, pero remarcó una situación que se produce en zonas de menores recursos: “Lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires es que en algunos barrios más vulnerables, el recurso de las personas es acumular agua en recipientes. Son los lugares donde justamente el mosquito pone los huevos. En esas situaciones lo que se recomienda es poner una tapa para que no pueda entrar el mosquito”, explicó.
Sobre las campañas de fumigación que otros países tienen para prevenir enfermedades transmitidas por los mosquitos, Calvetti aseguró que “la fumigación en espacios abiertos no sirve para combatir el Aedes aegypti porque no pone sus huevos en zonas al aire libre, los pone dentro de las casas. La estrategia más efectiva es fumigar las casas de las personas que tienen la enfermedad”.
Argentina, después de sufrir dos epidemias en los años 2009 y 2016, abasteció sus hospitales de una herramienta para verificar si el paciente fue contagiado de dengue: “En el sistema de salud está disponible lo que es el kit del diagnóstico rápido para el dengue. Después de la última epidemia se compró masivamente. En los centros de salud y hospitales públicos se realiza el test y tienen el resultado, en general, el mismo día o al día siguiente”, expresó. Por otro lado, el médico avisó que en caso de automedicarse, hay determinadas drogas que pueden usarse y otras que pueden generar efectos adversos: “En estos casos, si uno pretende automedicarse, lo mejor es utilizar el paracetamol. No así el ibuprofeno o la aspirina porque produce una reacción por el tipo de inmunidad que tiene el virus que puede producir sangrados”.
Por último, Calvetti explicó que la posibilidad de que en nuestro país se genere una epidemia de dengue es bastante concreta en relación a situaciones que se produjeron otros años: “En función de la experiencia, cuando hubo epidemias en los países de la región, Argentina terminó también en situación de epidemia como fue en 2016 y en 2009. Los países de la región tienen epidemias así que lo más probable es que aquí también se produzca”, cerró.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario