29 ene. 2020



Es producido por Artó Cine y cuenta con la participación del Colectivo FinDeUnMundo. Arranca mientras una voz tira la definición de máquina, mecanizar, persona, desaparecer. Luego se escucha: “Parece fácil pero no lo es, no es fácil desaparecer una persona. El Estado sí sabe, pero para que pueda hacerlo, es necesario que se ponga en marcha la máquina. Cada pieza funciona y encaja de forma perfecta, cada institución sabe lo que tiene que hacer. Cada cual atiende su juego”. (Por La Retaguardia)

🎤 Entrevista y 📝 texto 👉 Paulo Giacobbe
💻 Edición 👉 Rosaura Barletta

“Es una película que habla sobre desapariciones forzadas en democracia, desde el 83 hasta ahora y tomamos alrededor de diez casos para ejemplificar la cantidad de desaparecidos que hay. No hay un número oficial, el único que lleva los números es CORREPI”, sintetiza Patricio Escobar, realizador del documental Antón Pirulero, al tiempo que reconoce que la idea era contar la historia de Luciano Arruga. Pero ocurrió que para el mismo momento que comenzaron con el proyecto se enteraron que ya se estaba filmando una película sobre Luciano, que llevaría por nombre “¿Quién mató a mi hermano?”. Entonces la idea original mutó.  “Me junté con la gente de La Vaca,  de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, del Centro de Estudios Legales y Sociales, con Verónica Heredia, y empecé a preguntarles sobre desaparición forzada en general y fui recopilando casos y me di cuenta que eran todos iguales, por eso empecé a hablar de la máquina de desaparecer personas”.
El nombre del documental es un juego infantil con canción. Se trata de que cada jugador atiende su juego y va con prendas para los perdedores. Dice Escobar: “La mayoría de los desaparecidos son todos pibes de barrios marginales, de las villas, pibes jóvenes. Hay distintas modalidades de cómo llegan a desaparecer, pero la mayoría es por averiguación de antecedentes, por el verdugueo que le hacen en la villa, entran y salen, entran y salen, y terminan desaparecidos porque los torturan en la comisaría. Después me encuentro con que la justicia no hace una mierda; en vez de investigar a la policía, investiga a los familiares. La familia tiene que llevar adelante todo, y eso lo vamos mostrando en el documental”.
Patricio Escobar observa que Luciano Arruga es igual a Iván Torres, que Iván Torres es igual a Franco Casco y que Franco Casco es igual a Andrés Nuñez y a Daniel Solano. Distintos casos de desapariciones a lo largo y ancho del país. La organización de las familias pidiendo justicia es fundamental. En una marcha por Luciano Arruga, Patricio ve una bandera de HIJOS LA PLATA por Andrés Nuñez, que “es un caso parecido al de Luciano. Lo va a buscar una patota, se lo llevan, lo torturan, aparece cinco años después quemado en un campo, porque se quebró un policía, sino, no lo encontrás más”. La desaparición de Nuñez es en la ciudad de La Plata, anterior a la desaparición de Miguel Bru.
“Lo de Solano era diferente, (continúa Escobar) es la empresa Expofrut que lo mandó a golpear, porque eran trabajadores del sur. Solano querían organizar a los compañeros (porque eran trabajadores esclavos), y en un boliche lo mandan a golpear, los que lo golpean son policías, en Choele Choel. Las modalidades eran todas muy parecidas y una vez desaparecidos, todos los hechos eran muy parecidos. Investigan a los familiares. La justicia actúa acorde a la policía, en parte porque están engrampados con la policía. Un denominador común es que no lo nombran como desaparición forzada, lo nombran como averiguación de paradero. ¿Y qué pasa? Si vos tardás cinco años en nombrarlo como desaparición forzada se desaparecen las pruebas. Lo que pasó con Solano. Hay testigos que dicen que está en un jagüel y andá a buscarlo, nunca lo precintaron, siempre estuvo abierto. El campo ese es de un familiar de un policía. El campo donde encuentran a Nuñez quemado es también de un policía de La Plata. Los casos de Paraná también, eran perseguidos de la villa, que por lo general se le paran de mano a la cana por equis motivo”.
Franco Casco es uno de los desaparecidos de Rosario. Fue detenido por la policía y llevado a una comisaría, lo torturan y casi un mes después, aparece su cuerpo flotando en el río Paraná, no es el único. Como el Río de La Plata arrastró a las costas del Uruguay al negrito Avellaneda, o como desde los vuelos de la muerte los cuerpos de las Madres llegaron a la costa atlántica, los cuerpos arrojados por la policía al río Paraná aparecen flotando, torturados, pero en democracia.

Contrapuntos

Como todas las películas de Escobar, el documental tiene contrapuntos. El rol que Julio Blanck llevó adelante con absoluta maestría de piedra en La crisis causó dos nuevas muertes, en Antón lo realiza el juez Gustavo Banco. Cuenta Patricio que Banco le reconoce que “es obvio que la policía usa a los pibes para merca, robar”, pero niega que eso ocurra en el caso de Luciano. Y si algo queda claro es todo lo contrario. “Fuimos a buscar la cana, nadie quiso hablar. Los fiscales muy pocos, los jueces muy pocos. Y la jueza que se jubiló, la de Solano (Marisa Bosco),  que dice muchas cosas muy importantes de autocrítica, habló un poquito más. Y Banco que habla y se le nota corporalmente, un tipo nervioso.  Estos hechos son posibles por eso, no solo por la cana, por los jueces y fiscales que no investigan o encubren”.
El poder político también arrastra responsabilidades: “no hacen ninguna política de estado para resolver estos casos de desaparición forzada. Ellos saben lo que está sucediendo, lo dice clarito la Convención Interamericana de Derechos Humanos. El responsable de una desaparición forzada es el Estado, porque están implicadas las fuerzas represivas del estado. El estado tiene responsabilidad como Estado y por no generar políticas para que no pasen más, para instruir a que no pasen”, consideró el realizador y recordó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sancionó al Estado argentino en el caso de la desaparición de Iván Torres, desaparecido en 2003 en Comodoro Rivadavia.

Campaña con la inseguridad

“Es para ganar elecciones, es demagogia pura. Porque ellos saben que no da resultado eso, pero además una persona que es un poco leída de la historia argentina y del mundo sabe que con más mano dura no resulta que baja el delito, sino todo lo contrario. ¿Entonces para qué más mano dura? Tengo más poder, tengo más mano dura para reprimir. Y se te va de la mano porque está formada desde una perspectiva de derecha. Con una policía desbocada vas a tener más gatillo fácil, más desapariciones”, dijo Patricio en relación a los discursos políticos que garantizan seguridad subiéndose a doctrinas de balas y asesinatos. También opinó sobre la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, durante una represión de Gendarmería: “Es un caso claro de desaparición forzada seguida de muerte, que es lo que explica Verónica Heredia en la película, que no es que cuando aparece el cuerpo muerto deja de ser desaparición forzada, sigue siendo desaparición forzada y se agrava la pena porque encuentran el cuerpo muerto”.
El caso de Luciano, enterrado como NN en el cementerio de Chacarita, “te da la pauta que funciona todo mal o no, que funciona todo tan bien para que esa persona desaparezca. Por eso ponemos lo de Antón Pirulero, cada cual arma su juego, porque si no, por lo general el cuerpo no aparece”, señala Escobar, que recuerda que Mónica Alegre y Vanesa Orieta  preguntaron en el Hospital Santojanni por Luciano y les dijeron que no estaba ahí, cuando estaba en la morgue. “No hay un protocolo nacional, eso lo puede hacer el Ejecutivo o el Legislativo, sería muy fácil hacer un padrón, pero no lo hacen. Pasó con Luciano que lo estaban buscando en Provincia y estaba en Capital”.
La inundación en La Plata del 2 de abril del 2013 dejó al descubierto que en el cementario local existían dos tumbas con el mismo nombre, entre otras irregularidades graves. María Soledad Escobar llevó adelante la investigación junto al Juez Luis Arias. Ella es una de las entrevistadas. Dibujando NNs trataron de esconder el número de víctimas de la inundación.
Escobar espera que “la película sirva para que las familias sepan de donde agarrarse”. El documentalista sabe del camino cuesta arriba: “La soledad en que están las familias es tremenda, más allá que podés interactuar con los organismos de Derechos Humanos, te desaparecen a alguien y estás solo. Nadie te da bola, te investigan, la cana te persigue. Te gastan psicológicamente. Distintas familias te contaban siempre lo mismo. O no les dan bola cuando tienen información. La madre de Miguel Bru nos contaba que cuando llega el aniversario tienen llamadas anónimas que les dicen donde está el cuerpo, ¿entonces qué hacés? ¿Lo vas a investigar? ¿No vas? Eso te va socavando psicológicamente, más allá del acompañamiento que puedan tener. A la hermana de Luciano le quemaron el auto. Si no estás organizado es imposible. Y hay un montón de familias que no hacen nada, porque no tienen las herramientas para hacer nada, contactarse con gente de Derechos Humanos, un asesoramiento”, razona Escobar.

Dónde verlo

El documental estuvo solo una semana en cartelera. Pero anduvo rodando por otros circuitos. Después de las proyecciones, el debate correspondiente. “Se sorprenden ante la igualdad de casos. En los debates es muy loco cuando te encontrás con pibas que estuvieron en cana, en las cárceles y comisarías, te dicen que torturan. No es que terminó la dictadura y dejó de pasar. Hablás con un detenido y te va a contar que es la misma práctica que antes y más ahora que están sacados. Es muy loco, cuando en los debates habla gente que fue detenida, que fue cagada a trompadas. A los testigos de adentro de la cárcel no les dan bola, el juez no les da bola”.
Antón abarca desde los primeros años post dictadura genocida, democracia actual, hasta nuestros días. Está dedicado a la memoria de Gualberto Solano y cierra con la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado. Se puede ver en el canal de youtube de Artó Cine: https://www.youtube.com/user/artocinedoc  donde “están todas nuestras películas en HD y en alta para que se vean gratuitamente”, invita Patricio Escobar.

0 comentarios:

Publicar un comentario