28 feb. 2020



Se encontraba en la Plaza Rodolfo Walsh, en la esquina de Chile y Perú, San Telmo. Una empresa constructora comenzó a realizar tareas de demolición en un antiguo inmueble lindero a la plaza. Abrió un gigantesco boquete en la pared donde estaba el mural y le colocó una persiana metálica. (Por La Retaguardia)

🎤 📝Entrevista y texto 👉 Paulo Giacobbe
💻 Edición 👉 Rosaura Barletta 📷 Foto 👉 Francisco de la Asamblea por el mural

El 5 de febrero, Osvaldo Barros de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos vio que estaban demoliendo la pared donde se homenajeaba a los héroes de Trelew y a Rodolfo Walsh e intentó hablar con algunos de los operarios o el capataz de la obra. Le contestaron de mala manera. Al día siguiente insistió. La respuesta fue que mande una carta documento o que haga una queja. “Es un mural histórico, construido en 1998 por vecinos del barrio de San Telmo, la Asamblea Popular de Plaza Dorrego y otras organizaciones. Y siempre fue un lugar, un epicentro de homenajes, de actos, ceremonias; siempre estuvieron presentes los hijos, las abuelas, las madres”, cuenta Osvaldo para La Retaguardia. “Fue restaurado dos veces por la Asamblea de Plaza Dorrego y en general no sufrió agresiones ni vandalismo, hubo un respeto por parte de los vecinos, de los que vivimos y trabajamos en la zona”.
“La demolición fue consecuencia de la empresa constructora que está haciendo departamentos y oficinas”, responsabiliza Osvaldo y da cuenta de un detalle no menor, el histórico edificio es el único de la cuadra que sobresale, ocupando mayor vereda que el resto de los inmuebles. De un solo piso, pero en un terreno muy extenso, esa particularidad de asomarse por la línea de las demás fachadas da cuenta de la antigüedad de la construcción. En una de esas paredes ganadas a la vereda se encontraba el mural, ahora portón.
Googleando la dirección, Perú 674, podemos descubrir una oportunidad única de alquilar oficinas en block: 4492m2, con 24 cocheras, 12 baños, por apenas 72.160 dólares. A no desanimar, seguro regateando se consigue un descuentito. Se encuentra en construcción.

La destrucción del barrio

En su página de Facebook, la Asamblea Popular Plaza Dorrego sacó un comunicado contando la historia del mural: “Para el 22 de agosto de 1998, a 25 de años de la Masacre de Trelew, un conjunto de organizaciones en el marco del movimiento de Derechos Humanos realizan de manera colectiva un mural que es homenaje y es denuncia, que recuerda a les compañeres brutalmente asesinados y reivindica sus luchas. Ese mural, junto con otras expresiones que se dieron en esos años en el barrio de San Telmo y en toda la Ciudad de Buenos Aires, fueron parte de las expresiones para comprender el pasado y transformar el presente, reclamando por memoria, verdad y justicia”. Desde la Asamblea dicen que además es un punto de parada en la Marcha de Antorchas que se realiza en San Telmo, en el marco de las actividades del 24 de marzo. Por eso finalizan el comunicado convocando a “organizaciones sociales, políticas, culturales y vecinos del barrio a denunciar este nuevo ataque a la memoria”.
“Me dio mucha bronca, mucha tristeza”, dice Osvaldo en relación a la destrucción ocasionada por la constructora. Un agujero en la memoria. “De los compañeros de Trelew habré conocido a uno, dos o tres. Es parte de mi historia militante”, rememora Osvaldo Barros. “Cuando nos enteramos que habían asesinado a los compañeros que estaban presos salimos a la calle, era dirigente estudiantil en Farmacia y Medicina y salimos a la calle para protestar. Estuvimos presentes cuando fue el velatorio en la Avenida de La Plata. Siempre reclamamos el juicio y castigo de esa masacre. De los responsables materiales y políticos. Un asesinato en masa. Y Rodolfo Walsh es un símbolo de compromiso militante y del periodismo puesto al servicio de la fuerza popular”.

0 comentarios:

Publicar un comentario