6 mar. 2020



Karina Almirón, una de las militantes gremiales más activas dentro del hospital, trabajadora en el Posadas desde 2002 y despedida por la gestión macrista, fue reincorporada a su lugar de trabajo después del despido. Una noticia y una jornada que refuerzan que luchar sirve. (Por Karina Almirón* La Retaguardia)

📝 Redacción 👉 *trabajadora del hospital despedida y reincorporada
💻 Edición 👉 Rosaura Barletta
📷 Foto 👉 Colectiva Fotografía a Pedal

En estos días, los trabajadores despedidos del hospital Posadas fuimos tendencia en Twitter por segunda vez. La primera vez fué hace poco más de dos años, cuando 220 trabajadores fuimos desvinculados sin causa, sin telegrama, sin indemnización, después de 15 o más años de trabajo en diferentes sectores. Había médicos, enfermeros, técnicos, administrativos. Fue un disciplinamiento a todos los trabajadores del hospital. Al que reclama, despido. Se llevaba a cabo un plan macabro de ataque a los despedidos y de persecución a los no despedidos, con cámaras, gendarmes, patotas, amenazas, golpes. Intentaron quebrarnos, amedrentarnos, pero el ataque fue tan brutal, que no nos quedó otra opción que ponernos de pie, unirnos a pesar de las diferencias políticas y luchar, en defensa de nuestros puestos de trabajo y de la salud de la población más vulnerable de nuestro país. Contradictoriamente, la traición, la entrega y la canallada sin límites fortalecieron nuestro coraje y dignidad para luchar. Así hicimos fondo de lucha (dónde en cada organismo contábamos de nuestra pelea contra la precarización), festivales, peñas, unimos nuestra lucha a todos los estatales y también a cada trabajador que tomaba las calles para luchar. Teníamos además un equipo de abogados laboralistas especializados en defender trabajadores porque estábamos decididos a dar la pelea en todos los ámbitos. Hicimos de nuestra lucha una causa nacional en defensa de la salud pública gratuita y de calidad. Gracias a los trabajadores de los medios de comunicación llegamos a cada hogar. Denunciamos el vaciamiento y los negociados de la gestión macrista. En el camino perdimos tres compañeros que fallecieron sin llegar a la reincorporación. Finalmente conseguimos la decisión política del nuevo gobierno de reincorporar a los trabajadores despedidos, medida indispensable para el buen funcionamiento del hospital. Todo se decidió en asamblea. Entramos los primeros 60 trabajadores a los que luego seguirán otras tandas mensuales, hasta que volvamos todos.
Hoy yo, Karina Almirón, me permito festejar y agradecer. Cuando sentí que el mundo no tenía sentido, me sostuvieron mi familia, amigos, compañeros de militancia, Norita Cortiñas, pero también gente que no me conocía, pacientes, el curso de huerta orgánica del botánico de Marcos Paz, el taller de cerámica, la Feria Verde. Este triunfo se gestó sobre la lucha pero también sobre la solidaridad y esa experiencia acumulada me va a acompañar toda mi vida ¡Gracias y arriba los que luchan!

0 comentarios:

Publicar un comentario