15 abr. 2020



El diputado nacional Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), presentó un proyecto en el Congreso para crear un impuesto a las grandes fortunas destinado íntegramente a la salud pública para ayudar a combatir la pandemia del coronavirus. Alderete contó acerca de esta propuesta en el programa Hasta que vuelvan los abrazos de Radio La Retaguardia. (Por La Retaguardia)


🎤 Entrevista: Giselle Ribaloff/Fernando Tebele
✏ Redacción: Diego Adur
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero/Fernando Tebele

Varios proyectos de ley para cobrar un impuesto a las grandes fortunas de nuestro país fueron presentados en el Congreso por el Frente de Todos. La idea es consensuar uno entre las diferentes fuerzas que lo componen. El más osado, seguramente, es el que presentó Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Busca recaudar por única vez una suma que alcance los 60 mil millones de pesos que serían destinados en su totalidad a enfrentar la crisis sanitaria producida por la pandemia de COVID-19. El diputado explicó por qué es importante recurrir a las grandes fortunas para auxiliar a los sectores populares que más padecen la crisis sanitaria, económica y social: “Todos sabemos cómo ha quedado nuestra salud pública en estos últimos 4 años: totalmente destruida. Por lo tanto, hay que reconstruir cantidad de salas que están abandonadas en todo nuestro territorio. Muchas de ellas están metidas en el medio de los barrios populares. Funcionan a medias y ni siquiera tienen medidas de seguridad. Uno se pregunta de dónde tiene que salir la plata para salvar vidas. Hay que acondicionar las salas para enfrentar esta pandemia. Cuántos respirados se necesitan en el Gran Buenos Aires, cuántos en la Ciudad de Buenos Aires y cuántos en cada provincia. La salida de la cuarentena va a ser escalonada. En algunos barrios es muy difícil hacer la cuarentena. Cómo hacen las familias que viven sin agua potable o tienen una canilla cada dos manzanas. Cómo hacen las familias que viven en una sola habitación. Es muy difícil si no se apoyan en las organizaciones del lugar. Los medios comunitarios y barriales cumplen un rol fundamental en la comunidad. La plata que precisamos para salvar vidas no tiene que pagarla siempre el pueblo, la producción, los obreros. Somos los que siempre tenemos que pagar las crisis económicas y sociales en nuestro país”, argumentó.

Alderete propuso un impuesto escalonado a las grandes fortunas del país. Explicó que quienes más tienen más pagarían y avisó que el proyecto excluye a la clase media del tributo: “En esta oportunidad tenemos que buscar a las grandes fortunas, que las han hecho a consecuencia de los negocios que hicieron con el Estado. Si se los pedimos, no nos lo van a dar nunca. Sería un bono patriótico. Por eso yo le llamo Impuesto Extraordinario a las Grandes Fortunas, que sería también un fondo patriótico solidario. Tiene que ser una contribución gradual: El 1% al que tiene 10 mil millones de pesos, el 2% al que tiene 20 mil millones y así. De esta manera, se van a recaudar 60 mil millones de pesos. Tienen que ir exclusivamente a la salud pública, a la emergencia sanitaria que hoy estamos viviendo. Es la manera en que se van a salvar vidas. De otra manera, no hay forma de que sobrevivan a esta pandemia aquellos que hacen changas, los pequeños comerciantes de los barrios, los obreros de producción, etc. La tenemos que enfrentar entre todos. Esta ha sido la intención de este proyecto. Hay otros proyectos que también están aportando otros legisladores. Tiene que ser un proyecto serio y no para la tribuna. No hay que pegarle a la clase media. Tenemos que separar lo que es la clase media con aquellos que han blanqueado fortunas. Estoy hablando de las grandes, grandes fortunas. No podemos tratar de igual manera al que blanqueó 500 mil pesos con el que blanqueó millones y millones”, diferenció.
El sector que estaría afectado a este impuesto extraordinario “son 50 familias de nuestro país. Tienen nombre propio. Una de ellas es la de Paolo Rocca”, expresó Alderete.

Represión en el frigorífico Penta

Sobre el cierre, el diputado se manifestó en contra de la represión que sufrieron trabajadores y trabajadoras del frigorífico Penta por parte de la policía, que dejó más de 20 heridos. Alderete repudió el accionar del empresario Ricardo Bruzzese, gerente de Penta, y pidió que se tomen las medidas necesarias contra el responsable que dio la orden de la represión: “Repudio enérgicamente lo que ha pasado con los compañeros del frigorífico Penta. Yo creo que tiene que sufrir una sanción ese empresario, que está acostumbrado a hacer lo que hizo, salvar su capital. Los obreros que le han dado ganancias ya no le sirven. Tiene que haber una sanción a ese empresario. Voy a proponer que en todos los frigoríficos que están parados, municipales y privados, se pueda faenar a precios populares”, adelantó y pidió que se tomen medidas para con el responsable de comandar la acción represiva: “Se tiene que ser duro para sentar un precedente. Cómo puede ser que nadie dio la orden. Los que tienen apetencias políticas y la mirada para el 2021 que se dejen de joder. Son muchas las vidas que están en juego en nuestro país. Yo no puede creer que nadie haya dado la orden. El que dio la orden tiene que tener nombre y apellido y también tiene que sufrir las consecuencias. No es momento para especular políticamente, no es momento para el internismo. Hay que tener en cuenta lo que está en juego en nuestro país. No sabemos cuánto va a durar esta situación. La emergencia sanitaria ha profundizado la necesidad de resolver la emergencia social. Esto va a ser una lucha larga. No termina con la salida de la cuarentena. Vamos a tener que trabajar mucho más de lo que veníamos trabajando para poner de pie a nuestro país”, finalizó.

0 comentarios:

Publicar un comentario