18 abr. 2020



Lo dijo Jorge Adaro, integrante del gremio docente Ademys. Durante la cuarentena, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estableció la distribución de alimentos en todos los niveles escolares para que los comedores sigan funcionando. Sin embargo, desde Ademys denunciaron que el personal auxiliar que realiza esta tarea no recibió los elementos de protección necesarios para prevenir la transmisión del coronavirus, y que la cantidad y calidad de los alimentos es insuficiente. Adaro dió detalles de la situación en diálogo con el programa radial Tengo una Idea. (Por La Retaguardia)

🎤 Entrevista: Graciela Carballo/Nicolás Rosales
✏ Redacción: Nicolás Rosales
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero
📷 Foto de portada: lineasindical.com.ar

Jorge Adaro comenzó describiendo la mala calidad de los alimentos que se entregaron en una primera instancia bajo el contexto de la cuarentena: “El primer marco que quiero dar es que esta cuarentena nos agarra en un proceso de eterno ajuste a los trabajadores y a los sectores populares. Lo que está pasando es que cuando el gobierno decide hacer la cuarentena tiene que, por presión por las familias y de los docentes , modificar el tema alimentario. Porque los primeros días el gobierno siguió dando las famosas viandas,  y digo que son famosas ya porque son un desastre. Eran un desastre antes de la cuarentena, y esto no ha cambiado por la cuarentena, sino todo lo contrario. Ahí empiezan a haber un montón de fotos con una fetita de jamón con una de queso y que ese era el alimento para el niño o la niña para todo el día. Nosotros empezamos a decir: esto no va, esto es una vergüenza, un desastre. Además, en el marco de la cuarentena no podemos hacer salir a las familias todos los días a las escuelas”.

Bolsones de alimentos para las familias

El integrante de Ademys contó la idea que el sindicato propuso, que el gobierno porteño consideró y llevó a cabo sin los cuidados necesarios para los trabajadores y trabajadoras que deben exponerse: “Proponemos que hagan bolsones con alimentos se supone de calidad, para 10, 15 días. El gobierno toma entre comillas esto y se produce la primera entrega la semana pasada (primeros días de abril) donde se produjeron, incluso un día con lluvia, metros y metros de filas de gente para buscar los alimentos. Es contraproducente con lo que se quiere evitar en un aislamiento social, empezamos a ver los problemas. Esa primera entrega se hizo por auxiliares, por directivos, por camareras de los concesionarios, y en la caso de los dos primeros no se contó con los elementos de protección sanitaria. El gobierno se había comprometido a mandar barbijos y alcohol en gel y no mandó nada. Nuevamente, son los trabajadores quienes asumen los riesgos por una política de ajuste del gobierno”, denunció. Y continuó: “Nosotros lo que queremos es que las familias tengan comida. ¿Qué es lo que hizo el gobierno?, a las escuelas de jornadas simples sólo les dábamos desayuno, y les dieron una vianda de desayuno. Las escuelas de jornada completa o con comedor van a tener otro bolsón, lo que ya produce otra diferencia entre lo que recibe uno y en lo que recibe el otro en el marco de una medida de aislamiento social, bajo un ajuste que lo que genera es que el trabajador autónomo o cuentapropista no pueda salir a ganar el mango. Entonces la situación para el que mandaba a una piba o a un pibe de jornada simple cambió. Exigimos que el bolsón lo tienen que mejorar, y tiene que ser para todos. Porque además ponen a los docentes y a los auxiliares en un lugar de tener que decirles: ‘a vos mamá te doy, a vos no te doy’. Es decir, estamos poniendo la cara en representación a una política que nosotros repudiamos de parte del gobierno”.

Por último, Jorge Adaro expresó: “En un primer momento el gobierno dijo ‘se lo vamos a dar (el bolsón) solamente al que hizo el trámite de la beca para el comedor’, pero si les cuento lo difícil que es hacer ese trámite y más aún para lo que significa para las familias de los barrios más vulnerables que no tienen un acceso a la computadora o no tienen ese ejercicio, es terrible. Nuestra exigencia es que se le dé a la matrícula total de la escuela. Esto se ha ido solucionando por la voluntad de los trabajadores”.

0 comentarios:

Publicar un comentario