7 abr. 2020



Rocío Rodríguez, kinesióloga residente e integrante de la Asamblea de Residentes y Concurrentes, habló en La Retaguardia acerca de la situación de estos trabajadores y trabajadoras del sistema de salud de la Ciudad de Buenos Aires en el contexto de emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19. Además, dio detalles sobre la reunión con el gobierno donde presentaron un documento de propuestas integrales para el sistema de salud en el marco de la emergencia, con reclamos que abarcan al conjunto de trabajadores y trabajadoras del sector y aún no obtuvieron respuesta. (Por La Retaguardia)

🎤 Entrevista: Fernando Tebele/Pedro Ramírez Otero ✏ Redacción: Nicolás Rosales 💻 Edición: Pedro Ramírez Otero 📷 Foto: Asamblea de Residentes y Concurrentes Caba


“Nosotros estamos atravesando esta situación del acrecimiento de la pandemia en el contexto de una precarización laboral que ya se venía perpetuando. Llevamos adelante una lucha por nuestros derechos en diciembre, derogando una ley que impida esta situación de precarización, con jornadas extenuantes. Seguimos en una situación de negociación con el gobierno en función de estas condiciones”, expresó Rocío Rodríguez, kinesióloga residente del Hospital Ferrer. “Mejorando nuestra situación es donde mejor podemos desarrollar nuestro conocimiento. El 30 de marzo teníamos pactada una reunión, la Asamblea de Residentes y Concurrentes creyó oportuno reorientarla al tratamiento de la pandemia del coronavirus porque realmente es un problema que nos preocupa como profesionales y como trabajadores de la salud. Mandamos un comunicado unos días antes, presentando un plan integral de propuestas que no solo incluían nuestros reclamos sino también para mejorar el funcionamiento de nuestros hospitales alrededor de la pandemia”, continuó.
“La precarización laboral es una norma y una cotidianidad en los hospitales públicos. Es una urgencia a tratar hoy en día. Los concurrentes no cobran un salario por realizar una formación a la que le dedican como profesionales durante 4 o 5 años. Además, no cuentan con ART, tampoco con obra social. No tienen ningún derecho como trabajadores. Queremos recortar el ‘multitrabajo’, es decir que tanto residentes como enfermeros profesionales se enfrentan con la situación de tener dos o tres trabajos porque los sueldos no alcanzan y eso hace que las horas de exposición al contacto por coronavirus aumente. En España o en Italia los números de profesionales contagiados llegan a más del 10% de la población general de los países. Esto también hace a las condiciones laborales, y a no quedarnos en el tiempo que venga sin profesionales porque tengan que estar aislados siendo tratados”, detalló.



Los y las trabajadoras de la salud concretaron una reunión con el gobierno porteño. Acerca de esto, Rodríguez contó que “fue a través de videollamada, el gobierno presentó una respuesta a nuestro plan que incluía otros puntos importantes como la centralización del sistema de salud, de los centros públicos, privados y obras sociales bajo tutela estatal y de laboratorios, etc. Poner el servicio de las instituciones realmente al servicio de la población, que haya una reorganización de las tareas. Hay compañeros que están sobrepasados con turnos rotativos y la exposición de acumularnos en servicios no hace a la prevención del contagio. Tenemos situaciones que no son tratadas que tienen que ver con otras patologías que también nos importan. Proponemos la exención de ganancias de todos los trabajadores de la salud, porque sabemos que hacer horas extras supone recortar el salario, algo que para el gobierno es una ganancia y para nosotros no lo es. Algo fundamental que tiene que ver con la implementación de protocolos y el abastecimiento de insumos y materiales de todos los hospitales, con un plan integral de los 34 hospitales. El gobierno nos respondió presentando como un avance el otorgamiento del derecho a la comida de los concurrentes, quienes hacen guardias y no cobran por las más de 20 horas semanales que trabajan, y un seguro de accidentes personales a través de una empresa privada que ni siquiera se parece a un seguro de riesgo por accidentes de trabajo. Ante esta respuesta, se decidió en asamblea que los concurrentes dejaran de asistir ya que no están garantizados sus derechos laborales. El gobierno se comprometió a sacar un comunicado con una resolución que avalara esta decisión de los concurrentes. Muchos tienen otros trabajos, son monotributistas que no están pudiendo desarrollar sus otros trabajos, o no tienen el permiso para circular en la calle. Los concurrentes quieren empezar a trabajar, y enfrentar la pandemia de conjunto con todos los trabajadores de la salud, pero lógicamente en esta situación es muy riesgoso. Le pedimos al gobierno que saque un tipo de amparo avalando esto”.
Por último, la integrante de la Asamblea de Residentes y Concurrentes, expresó: “Los que ponemos el cuerpo a esta situación somos los trabajadores de la salud, estamos intentando sacar la cosa adelante para que se cumplan los protocolos. Que haya insumos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario