21 may. 2020



El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrolló un insecticida biológico para combatir las larvas del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue. No afecta a las personas, a los animales o al medioambiente, y está destinado para fumigar grandes extensiones de agua. El bioquímico Diego Sauka, doctor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola del INTA, habló en La Retaguardia y contó acerca de este nuevo biolarvicida. (Por La Retaguardia)


🎤 Entrevista: Fernando Tebele/Pedro Ramírez Otero
✏ Redacción: Diego Adur
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero
📷 Foto de portada: intainforma.inta.gob.ar

El nuevo insecticida que generó el INTA para eliminar las larvas del mosquito que transmite el dengue es de origen biológico, no químico, por lo que no afecta al medio ambiente. Es un biolarvicida que no ataca a los mosquitos adultos y no está pensado para utilizarse de forma doméstica sino en grandes cuerpos de agua imposibles de descacharrar. El bioquímico Diego Sauka, trabajador del INTA, habló del descubrimiento y explicó la importancia de que no sea nocivo para las personas, los animales o el medioambiente. “Este desarrollo es lo que se conoce como un insecticida biológico que tiene como ingrediente activo una bacteria tóxica para larvas de Aedes aegypti, el mosquito vector del dengue y de otras enfermedades. Para controlar insectos lo más común es usar insecticidas del tipo químico que, en ciertas condiciones, pueden afectar al hombre y a otros animales. Los bioinsecticidas están formulados con un microorganismo. Este producto es especifico para larvas de mosquitos de Aedes aegypti, por lo que no afecta al hombre, no daña animales y no contamina el ambiente. Incluso no mata otros insectos que no sean larvas de mosquitos, lo que desde el punto de vista ambiental es muy importante porque no es un agroquímico, es un producto biológico”, destacó el investigador y agregó que el tampoco afecta a los mosquitos ya desarrollados: “Los insecticidas que generalmente se utilizan afectan al mosquito adulto, al volador. Este producto viene formulado en una suspensión líquida que se fumiga sobre los cuerpos de agua, donde no se pueda descacharrar o eliminar la fuente de agua y actúa sobre las larvas, no sobre el mosquito adulto”.

La epidemia de dengue en Argentina cuenta con más de 70 mil casos —entre confirmados y sospechosos— tomando datos oficiales desde agosto de 2019 al día de hoy.  “Esto viene a ser una herramienta más que se tiene para poder luchar contra el mosquito vector del dengue. Sólo con ella o sólo con los insecticidas químicos no vamos a poder lograr vencerlo. Esto tiene que ir acompañado de programas de educación que nos informen cómo tenemos que deshacernos del mosquito”, explicó Sauka.

Por último, el bioquímico aseguró que el uso de este larvicida no es para uso doméstico, sino que está pensado para desinfectar a gran escala.“Este producto no lo vende el INTA. No es para un uso hogareño. Es para aplicar en programas de manejo de vectores. Se va a aplicar en los cuerpos de agua de gran extensión donde están proliferando los mosquitos. No es para usar en los hogares”, cerró.

0 comentarios:

Publicar un comentario