20 may. 2020




Con la profundización de la cuarentena y las personas contagiadas de COVID-19, los y las trabajadoras de la salud del Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, también aumentan sus reclamos: siguen exigiendo insumos básicos de higiene y cuidado, piden que se contrate personal de enfermería, de medicina y de limpieza. Además, muchos y muchas no cobraron el bono de $5000 que brindó el Estado al personal esencial. Este mediodía realizaron una olla popular en la puerta del hospital para denunciar la precarización y los bajos sueldos que reciben. “No somos héroes ni heroínas, somos trabajadores precarizados”, sostienen para remarcar que necesitan ser escuchados en sus reclamos por mejores condiciones de trabajo en el contexto de emergencia sanitaria. Aquí un fotoinforme (Por La Retaguardia)

📷 Fotos: Agustina Salinas








0 comentarios:

Publicar un comentario