1 jul. 2020



Ademys salió ayer a la calle para protestar contra el pago del aguinaldo en cuotas, que en la Ciudad de Buenos Aires regirá para salarios que superen los 50 mil pesos. Se movilizaron en autos desde la Jefatura de Gobierno porteño, pasando por el Congreso, hasta el Ministerio de Educación de la Nación. Marisabel Grau, integrante de la Comisión Directiva del gremio docente en CABA, habló en el programa Hasta que vuelvan los abrazos, en plena manifestación en caravana. (Por La Retaguardia)


🎤 Entrevista: Fernando Tebele
✏ Redacción: Diego Adur
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero

El Gobierno nacional estableció el pago del aguinaldo en dos cuotas para quienes trabajan en la administración pública, y cada jurisdicción lo aplicará con un piso salarial específico. En la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta dispuso que será para salarios que superen los 50 mil pesos brutos. En reclamo a esta medida, el gremio docente Ademys realizó una movilización hacia el Ministerio de Educación de la Nación, donde los y las docentes porteñas se trasladaron en diferentes vehículos para respetar el distanciamiento social.

“Estamos haciendo una caravana en auto. En este contexto de pandemia buscamos la vuelta para llevar adelante nuestras demandas, nuestras protestas y seguir en la calle. Rodríguez Larreta anunció, como lo hicieron el Gobierno nacional y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que van a pagar el aguinaldo en cuotas. Nosotros manifestamos nuestro rechazo total. El aguinaldo es parte constitutiva de nuestro salario. Lo que están haciendo es robarnos descaradamente. Nos oponemos a eso. De la manera que podemos, estamos dando batalla para que eso no ocurra”, expresó Marisabel Grau, integrante de Ademys.

Para Grau, esta decisión forma parte del accionar político que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad en detrimento de la educación porteña: “Cuando se sancionó la ley de emergencia en la Ciudad de Buenos Aires decíamos que era un ajuste contra las familias trabajadoras. Acá vemos cómo sacan de nuestro salario, y no para invertir en hospitales o alimentación a las familias, sino para poner plata en la acumulación de las riquezas de las grandes fortunas y los negociados de la Ciudad de Buenos Aires, que no paran a pesar de la pandemia. La compra millonaria de armamento para la Ciudad, el escándalo de los barbijos, lo que es el negociado inmobiliario y de tierras en la Ciudad. Esto es en desmedro de las familias más pobres. Esto es una continuidad de la política de Larreta: sacarnos los salarios y quitar recursos de la educación”, denunció.

Hubo organizaciones docentes que no acompañaron la protesta y justificaron el pago de aguinaldo en cuotas por la crisis sanitaria que se vive en el país. La docente propuso que esa quita de dinero no sea sobre los sectores trabajadores sino sobre las grandes empresas: “La alternativa no es quedarnos en casa llorando sino tratar de organizarnos y pelearla. No somos un sindicato que tenga una política meramente declamativa. Hay organizaciones que no acompañan estas demandas. Así estamos los trabajadores y las trabajadoras de la Ciudad. Hay organizaciones políticas y sindicales que lo justifican como una necesidad en el marco de la crisis”, dijo, y agregó que la plata debe sacarse de otro lugar y no de las familias trabajadoras. “El impuesto a las grandes fortunas que se iba a sancionar está ahí parado, todavía ni noticias. Nosotros planteamos que se le cobren mayores impuestos a las grandes fortunas. Se ha declarado que la minería es una actividad esencial. Las mineras no pagan ningún impuesto, dejan cero pesos en nuestro país y lo único que generan es contaminación. Están trabajando, están funcionando y siguen saqueando nuestro territorio. No se le puede cobrar a esas grandes corporaciones y se nos saca de nuestro salario. Es una vergüenza y no tiene justificación. Para cobrar impuestos a los ricos parece que no puede funcionar el Congreso, pero para sacar decretos que nos saquen los salarios a nosotros parece que sí”, manifestó Grau.

Si bien los montos límites que se establecieron para el pago del aguinaldo en cuotas varían de acuerdo al distrito, la integrante de Ademys insistió en que, en cualquier caso, es injusto para los y las docentes: “En la Ciudad de Buenos Aires es más bajo que en Provincia. Es de 50 mil pesos y en Provincia de 80 mil. Cualquier maestra que tiene dos cargos cobra en bruto más de 50 mil pesos. Es un monto que afecta a la mayoría de la docencia y que, además, no representa tanto dinero. Es salario en bruto, sin todos los descuentos. No queda otra que salir a oponerse”, concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario