10 jul. 2020



Quien escribe esta carta es uno de los jóvenes mapuche que bajó el cuerpo de Rafael Nahuel hasta la Ruta 40, en búsqueda de una asistencia que nunca llegó. Nahuel fue asesinado por Prefectura durante la represión ocurrida el 25 de noviembre de 2017 en la recuperación territorial en la zona del Lago Mascardi. Gonzalez Curuhuinca permanece procesado por la justicia de Bariloche y está prófugo. Su paradero se desconoce y "está obligado a la clandestinidad". La Retaguardia publica esta carta de su puño y letra, además de una foto en la que se lo puede ver en el territorio. (Por La Retaguardia)


DECLARACION PÚBLICA - JULIO DE 2020

A todos los pueblos, organizaciones, movimientos antiimperialistas, y al pueblo mapuche en general.

A los casi dos años de que se me libró el pedido de captura, tanto la justicia federal como el gobierno solo han puesto trabas para resolver mi situación judicial actual, rechazando todo pedido formal por parte de la defensa.

Pero hoy en día el gobierno de turno aparece con una propuesta de diálogo poco serio de parte del Ministerio de Seguridad, queriendo sentarse con mi ñuke (su madre, Mirta Curuhuinca) sin la presencia de ninguna otra persona, algo raro para un gobierno que hasta ahora nunca pudo resolver el conflicto mapuche. Esto demuestra cómo el Estado intenta dividir al pueblo queriendo dialogar con una parte, y por otro lado arman montajes contra las comunidades tratándolos de violentos.

Mi respuesta es que seguiré con la misma postura, de no humillarme ante nadie ni negociar, ni pedir justicia por el peñi Rafael Nahuel yem, ni por nadie. Pedir justicia es creer en ellos. Creer que nuestros enemigos pueden ser justos. Porque mientras la justicia trabaje para cuidar los intereses de los terratenientes, empresarios y los intereses del Estado, no habrá justicia para nadie, menos para el pueblo mapuche.

Hasta que no haya una discusión política seria para resolver el conflicto mapuche en general, mantendré mi postura. Pero esto nunca va a ocurrir. Creer en la justicia seria desconocer la naturaleza del enemigo.

Por último, doy mi apoyo a todas las recuperaciones territoriales que se han desarrollado en este tiempo, creyendo que es la mejor forma de poder reconstruirnos como pueblo, se haga de la forma que se haga. Lo importante es que las tierras no estén en manos de los terratenientes. Propongo seguir recuperando más territorio de la forma que sea, cortar los alambrados, carnearle animales a los turcos, no trabajar por migajas, no agachar la cabeza ante el patrón, formarse para no cometer errores y aprender a pensar sin importar que estemos solos, porque estando convencidos de lo que se hace, se puede lograr hasta lo imposible. A generar alianzas políticas con otras organizaciones porque en estos días la lucha no es solo del Pueblo Mapuche.

También mando un saludo de lucha a los compañeros del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) y a su digna lucha. A los presos políticos vascos que luchan por su liberación, y a todos los pueblos que luchan contra los grandes imperialistas del mundo.

¡Libertad a los presos políticos mapuche!
¡Rafael Nahuel presente!
¡A los weichafe caídos no se los llora, a los weichafe se los reemplaza!

Lautaro Gonzalez Curuhuinca

0 comentarios:

Publicar un comentario