15 sept. 2020





Este lunes se reanudó de manera virtual el cuarto tramo de la Megacausa ESMA que tiene 9 imputados por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 806 personas. El juicio ya había finalizado la etapa de alegatos, pero se sumó una prueba nueva que ubica al imputado Horacio Luis Ferrari en la Escuela de Mecánica de la Armada desde finales de enero de 1977. Ferrari está en libertad y es asistido por el abogado defensor de genocidas, Guillermo Fanego, quien ayer realizó un nuevo alegato negacionista en el que castigó por igual a sobrevivientes, jueces, juezas, abogados querellantes y medios de comunicación.. La Retaguardia transmitió en vivo a través de su canal de Youtube(Por La Retaguardia)

✍️ Texto y cobertura en juicio 👉 Diego Adur/Fernando Tebele






El TOF Nº 5, a cargo del juez Daniel Obligado y las juezas Adriana Palliotti y Gabriela López Iñiguez, reanudó ayer las audiencias finales del tramo IV de la megacausa ESMA. En la audiencia, que comenzó algunos minutos después de las 13 horas, el abogado Guillermo Fanego intentó refutar el documento probatorio que sitúa a su defendido, Horacio Luis Ferrari, destinado a la ESMA. El documento es parte de los archivos del ARA Rosales, un destructor de la Armada Argentina que fue cedido por Estados Unidos a la Argentina en los años ’60. Durante las tres horas que duró el alegato del defensor —que además no terminó y continuará el lunes próximo— pocos minutos se destinaron a esa tarea. La mayor parte del tiempo, Fanego se dedicó a desprestigiar los juicios “mal llamados de lesa humanidad”, calificándolos como “juicios de venganza”. Atacó a testigos y sobrevivientes e incluso llamó ignorantes al juez y la jueza del tribunal. A pesar de esos ataques, el defensor de genocidas aseguró en reiteradas oportunidades: “no vengo a chicanear” y aseguró que su deseo es que el juicio culmine cuanto antes. Es posible suponer que ninguna de las personas en la sala virtual, que lo conocen, consiguió creerle.

El informe que deja en evidencia que Ferrari estuvo destinado en la ESMA desde el 28 de enero de 1977
(Foto: La Retaguardia)


En definitiva, el único momento en el que Fanego dejó de evidenciar su pedantería y utilizar metáforas descalificadoras (“le preguntaron a una testigo sobre los archivos navales, y esa testigo el único conocimiento naval que tenía, y lo dudo, es el de andar en esas bici navales de los lagos de Palermo") fue cuando presentó su contraprueba, un libro de registro de la navegación del ARA Rosales entre abril del ’76 y principios del ’77. En el video que compartió con el tribunal se pueden ver las fechas en que Ferrari estuvo destinado como guardia del buque en distintos puntos del país. El último registro que mostró Fanego es del 27 de enero de 1977. Ubica a Ferrari en Mar del Plata. La documentación probatoria presentada por el Ministerio Público Fiscal, y que La Retaguardia publica en esta nota, tiene fecha del 28 de enero de 1977 y sitúa al acusado con destino en la ESMA. Es decir, el defensor no pudo refutar esa prueba, porque mostró registros que lo ubican en el buque hasta el día anterior al de la nueva prueba. Fanego insistió en que la inclusión de ese documento debería haber sido en la etapa de instrucción y no en esta instancia. Los juicios orales se realizan con pruebas presentadas durante la etapa de instrucción. Si surgiera una nueva prueba durante el debate, como sucedió en este caso, las partes debaten acerca de si el tribunal debe aceptarla o no. Como el juez y las juezas la aceptaron, las partes han alegado particularmente sobre esta prueba. Aunque Fanego ayer aprovechó para realizar su habitual defensa ideológica del genocidio. Habló de “la grieta”. Acusó al kirchnerismo de haber iniciado los juicios como una venganza y hasta repitió la teoría de que Santiago Maldonado se ahogó sin intervención de los integrantes de Gendarmería Nacional. Además, calificó a Página 12 como “un pasquín”. Todo en el mismo alegato. 
El abogado, el único participante del juicio que estuvo en una de las salas del edificio de Comodoro Py, no culminó su intervención, sólo la suspendió hasta el próximo lunes “aunque el jueves tengo un tema de salud que espero no me impida estar acá”. El lunes próximo, a las 13 horas, el juicio continuará, con transmisión en vivo de La Retaguardia. Cuando termine el abogado defensor, vendrán las réplicas y dúplicas, en las que querellas, fiscalía y defensa pueden responder cuestiones planteadas en los alegatos de las otras partes. Para octubre se prevé, finalmente, las últimas palabras de los acusados y la lectura de la sentencia contra los 9 imputados: los integrantes de la Armada, Horacio Luis Ferrari, Ramón Roque Zanabria, Néstor Carlos Carrillo, Jorge Luis Ocaranza, José Ángel Iturri, Carlos Mario Castellvi;  Miguel Conde, integrante del Batalloçon de Inteligencia 601; el ex agente de la Policía Federal Raúl Armando Cabral y Claudio Vallejos. Se los acusa por 806 casos, 27 de ellos juzgados por primera vez en la megacausa. 

0 comentarios:

Publicar un comentario