26 feb 2021




El dirigente político y gremial Víctor De Gennaro pasó por el programa radial Sueños Posibles. En una extensa charla opinó acerca de la fuerza del Frente de Todos, planteó sus diferencias, y reflexionó sobre la lucha social en las calles como algo esperanzador para lograr cambios. (Por La Retaguardia)


🎤 Entrevista: Alfredo Grande/Irene Antinori
✍️ Redacción: Nicolás Rosales
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero


Víctor De Gennaro tiene un vasto recorrido político. Es dirigente gremial y social. Fue uno de los fundadores de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). En 1986 fue miembro de la presidencia de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). También se desempeñó como secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y presidió la Confederación Latinoamericana de Trabajadores del Estado.


 

Comenzó repasando su actual vida política: “Hoy mi actividad fundamental está encarada en lograr la ampliación y la presencia de un Instrumento Electoral por la Unidad Popular (partido conocido como Unidad Popular). Fundado en el 2013, cuando éramos diputados nacionales con Claudio Lozano, Graciela Iturraspe, Liliana Parada, Marta Maffei. Un montón de compañeras y compañeras que hoy tienen presencia y dirigencias nacionales como Hugo ’Cachorro’ Godoy. Dirigentes de todo el país, y que se ha logrado instalar llegando a tener hoy nueve distritos con personería nacional. Vamos a llegar a 12 a fin de año. Prácticamente la mitad de las provincias, y en cuatro de las más importantes con la mayor cantidad de electores y con una distribución nacional muy destacada como Jujuy, Tierra del Fuego, Misiones, Neuquén. Una diversidad interesante. Que surge de los movimientos sociales, desde distintas expresiones, venimos todos de campos partidarios. Yo tuve la posibilidad de llevar la conducción nacional del PJ (Partido Justicialista) y renuncié en 1990 cuando se firmó el indulto y se empezó la traición del PJ a esa cultura peronista, privatizando todo”.

De Gennaro continuó historizando y contando su presente militante. “Con el correr del tiempo, la construcción de la Central de los Trabajadores que terminó por abrir una instancia nueva a partir del 2001 de que necesitábamos una construcción distinta. También tengo el orgullo de estar siendo vicepresidente de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) con Adolfo Pérez Esquivel y Dora Barrancos como presidentes. Es un área que tiene que ver con toda una experiencia de un organismo público democratizado en su conducción y que es hoy un ámbito muy importante en la lucha contra la violencia institucional en la Provincia de Buenos Aires con todo lo que está pasando”, expresó.

“Vivo en Lanús, donde siempre viví. Y tengo un sueño, que es que lo gobernemos los lanusenses y no el negocio inmobiliario que se extiende desde la capital conducido por (Horacio Rodríguez) Larreta. Pero acá está el señor Néstor Grindetti, cajero de (Mauricio) Macri, que tiene una propuesta muy clara de terminar con la vida comunitaria que dio origen a Lanús para que termine siendo una comunidad de negocios inmobiliarios para ellos”, denunció.

El hambre como un crimen

Por otro lado, el dirigente analizó algunas medidas del Gobierno nacional durante la pandemia y se refirió a la dificultad para disminuir la pobreza y paliar el hambre en el país. “Nosotros fuimos los que nos sumamos a la conocida frase ‘el hambre es un crimen’. En aquel momento, lanzamos la campaña de shock de distribución del ingreso que tuvo una consulta popular en el 2001, y que cuando terminó más de 3 millones de personas dijeron que sí. A los días estallaba la rebelión popular. Creo que en aquel momento como hoy el hambre es algo planificado, es un genocidio por planificación de la desigualdad. Camino a resolverlo, nosotros desde todas las áreas, tanto de las organizaciones sociales y sindicales afines como la propia Central o mismo la FENAT (Federación Nacional de Trabajadores del Territorio), lo que son organismos de la niñez como los son los compañeros de distintas organizaciones de aquel movimiento como ‘Luca Huenei’, ‘El Che Pibe’, el MAP (Movimiento de Acción Popular) y tantos otros. Conjuntamente con la Unidad Popular sacamos una propuesta camino hacia Argentina libre de hambre, que es nuestra bandera para terminar con ese crimen. Hay que aprobar un Salario Básico Universal o la continuidad del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y reconocer salarialmente a todos los trabajadores esenciales de los barrios. El gran conurbano, para que ustedes se den una idea, estamos hablando de más de 120 mil compañeras y compañeros, que todos los días laburan para terminar con este flagelo. Hay que resolverlo. Es fácil si se dirige parte del presupuesto nacional, de la recaudación, si se cambia toda esta política que concentra y extranjeriza la riqueza, y que evidentemente termine esa circunstancia. ¿Por qué no se hace? Porque si vemos desde (José Alfredo) Martínez de Hoz en toda la Argentina instaló el 24% de pobreza cuando se fue la dictadura, y la cuadriplicó en tres años. Y desde ese momento hasta hoy, ha fluctuado a 40, 32, 25, 28, 29, pero nunca bajó porque es una herramienta de disciplinamiento social. Por eso hay que pelear contra ella. Por eso los movimientos sociales y populares tenemos que unirnos y no abandonar esta consigna que es prioritaria. No hay transformación sin participación masiva. Es más, estoy en Lanús y acá  discutimos mucho sobre el futuro, porque ellos (quienes gobiernan) plantean que hay que hacer la política del negocio y del conocimiento. Y es verdad, el cerebro humano tiene que desarrollarse, el pensamiento, la cultura, es producto del colectivo. Acá en Lanús tenés 75 mil pibes que no acceden al alimento adecuado, estamos hipotecando ese nivel de futuro”, planteó. 

Mirada crítica hacia el Frente de Todos

Víctor De Gennaro opinó sobre el disciplinamiento social de los últimos tiempos: “Por nuestra parte, denunciamos todo lo que significaron las políticas de represión a las compañeras, compañeros y vecinos que estaban en la toma de Guernica. Fue un punto de inflexión. Un gobierno no puede asumir ese nivel de represión. Tanto las organizaciones sociales como la CPM nos hicimos presentes, y la justicia acompañó y gestó esa represión. Sobra tierra y riqueza en Argentina, lo que no quieren es distribuirla. Es una cosa de planificación. Y eso quizá sea el elemento de debate y de pulseada más importante dentro del Frente de Todos. Que ha tenido la virtud de unificar electoralmente el ‘Basta Macri’. Ahora, nuestro pueblo hizo un aluvión de votos las elecciones pasadas, que fue importantísimo. Fue trascendente la esperanza de ese cambio”.

En su un análisis contextual, puso el foco en ciertos avances de gobiernos progresistas al poder. “Tenemos una nueva oportunidad, y eso no se hace para que los ricos llenen la copa para que después se derrame hacia nosotros. Hay que discutir palmo a palmo la distribución y eso es organización y poder popular. En lo gremial, en lo cultural, y en lo gremial también”, dijo, y repasó el retroceso del Gobierno nacional en el tema de la expropiación de Vicentín: “Todas las actitudes que no se han coronado correctamente creo que además de seguir generando hambre lo que hacen más es desalentar a la militancia. No legaliza la discusión por la disputa de poder. Es un mensaje claro de que no se quiere avanzar en determinadas cosas”. 

También hizo referencia a la necesidad de aumentos de sueldos, la urgencia del impuesto a la riqueza, y la disminución del déficit fiscal, dejando un mensaje de esperanza respecto al avance del plan de vacunación por Covid-19 para que el pueblo pueda volver a dar la lucha en las calles. 

Por último, insistió en remarcar alguna discrepancia más con el Gobierno, y analizó reflexivamente a la pandemia: “Tenemos diferencias con el Frente de Todos, porque trabajamos para construir un poder popular, hay que avanzar en eso ya. Es una pulseada democrática. La pandemia también puso en discusión al sistema a nivel mundial y el rol de los Estados. Ojalá que se pueda avanzar como queremos nosotros en un sistema integral de salud, y que se acabe esta discusión entre lo privado y lo estatal. Que se termine la caja de recaudación de las obras sociales de aquellos empresarios sindicales”, sentenció.

0 comentarios:

Publicar un comentario