13 mar 2021



Patricia Pines, docente de la Ciudad de Buenos Aires, compartió la experiencia que vive tras la vuelta a las clases presenciales. Según contó a La Retaguardia, en tan solo 5 días de asistencia, ella y su marido, también docente, se contagiaron aun cuando extremaron los cuidados. Pines destacó la importancia de que la educación sea virtual hasta que se universalice la vacunación, priorizando la salud, porque las escuelas en general no están en condiciones y los protocolos no son suficientes para evitar la propagación del virus. Publicamos su carta abierta. (Por La Retaguardia)


🖍️ Ilustración: Lorenzo Dibiase/La Retaguardia


Si de algo deben servir las malas experiencias son de aprendizaje. Desde una sala de internación con Covid y neumonía donde me arrojaron 5 días de dar clase en la escuela les digo prioricen el cuidado de sus familias. Luché mucho para intentar evitar enfermar,  me obligaron contra mi voluntad a asumir un riesgo que no quería y acá estoy,  hace 11 días sin poder abrazar a mis hijos, justo lo que temía que pasara.

Exijamos educación virtual hasta que se universalice la vacunación. Están jugando a la ruleta rusa con nuestras vidas. La enfermedad no conoce de edades ni de clases sociales. Urge una humanidad más sensible con la naturaleza, más cercana con los verdaderos intereses de la vida que no son justamente la producción salvaje y desmedida. Conecten con el bienestar de las infancias y las juventudes desde un lugar de afecto, de cuidado. Prioricen su salud y sus vidas,  no expongan a estas experiencias traumáticas de contagios, aislamientos, miedos y enfermedad a las infancias. ¿Con qué necesidad real estamos exponiendo a lxs niñxs a estas experiencias tan insensibles y deshumanizadas? ¿Por qué este apuro desmedido por una falsa normalidad si sigue muriendo tanta gente y tanta otra sufre en camas de clínicas y hospitales?

Urge que conectemos con nuestra humanidad, con la pacha, que se priorice lo importante de la vida, que es estar saludables. Todo lo demás ya habrá tiempo de recuperarlo. 

La clase trabajadora tiene que confiar en su fuerza productiva y hacer valer sus derechos. Entre ellos velar por la salud de sus familias. 

Más de 500 casos positivos y cientos de grupos de distintas edades en aislamiento en tan solo 2 semanas de clases. Por favor sean sensibles a esta realidad antes de que sea demasiado tarde. 

#VirtualParaNoEnfermar 
#SuspensiónDePresencialidadYa 
#NuestrasVidasValen
#LosGobiernosSonResponsables



0 comentarios:

Publicar un comentario