15 mar 2021





El pasado viernes 12 continuó el juicio contra el periodista Eugenio Veppo, quien mató a la agente de tránsito Cinthia Choque y dejó con secuelas permanentes a su compañero Santiago Siciliano. El 8 de septiembre de 2019, al momento del siniestro, Choque y Siciliano estaban haciendo un operativo de control en Avenida Figueroa Alcorta y Tagle, en el barrio porteño de Palermo. En la audiencia anterior habían declarado Alberto Aznar y Camila Villaverde, quienes acompañaban en el auto al periodista. (Por La Retaguardia)


✍️ Texto y cobertura del juicio: Luis Angió
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero
📷 Foto de portada: Eugenio Veppo durante su declaración


Alberto Aznar contó que junto con Eugenio Veppo y Camila Villaverde fueron a comer un asado a la casa de Kevin, un amigo de Aznar, y que Veppo llevó una botella de vino. Además en la casa había otras dos botellas. Aclaró que tomaron una sola. Después de terminar el asado, Kevin dijo que se quería ir a dormir y los tres decidieron ir a bailar a Jet, un boliche por la costanera. Pasaron primero por la casa de Camila, porque se quería cambiar de ropa antes de ir al boliche. De ahí fueron a la casa del periodista, donde tomaron unos vasos de whisky. Aznar contó que el auto de Veppo era un Volkswagen Passat con caja automática que le habían entregado el día anterior. Planteó no tener constancia de a qué velocidad manejaba Veppo, pero recuerda que iba más rápido que otros autos. En un momento de su declaración, recordó: “Se cruza un taxi y para no chocar nos fuimos hacia la derecha y allí nos encontramos con el control”. Continuó contando que luego de que atropellaron a Cinthia Choque y Santiago Siciliano, le preguntó a Veppo: “¿Vos sos consciente de que esto es lo peor que nos pasó en nuestras vidas?”. Veppo, según Aznar entró en estado de pánico y shock, y en la calle Ruggieri dejaron el auto y se tomaron un taxi junto a Camila hasta la casa de Veppo.

Cuando llegaron, él y Camila se querían ir a su casa, pero Veppo les pidió que se queden porque iba a hablar con un abogado. Luego llegó Pedro,  hermano del periodista, junto con un abogado que le manifestó que se tenía que poner a disposición de la justicia. 

Sobre el hecho en sí, Aznar declaró que se les cruzó un taxi desde el segundo carril hacia el tercero, donde venían ellos a gran velocidad, y se tuvieron que desplazar hacia la derecha. Ahí es donde se encontraron con en control y atropellaron a las víctimas.

Camila Villaverde, la otra persona que ocupaba el auto de Veppo, relató que viajaba en el asiento de atrás sin cinturón de seguridad. Ella en ese momento era pareja de Alberto “Beto” Aznar y, según contó, a Veppo solo había visto un par de veces y no eran amigos. “Veppo también tomó vino de la botella que trajo, recuerdo que cuando estaba charlando con el tenía una copa de vino en la mano”, aclaró. Como narró Aznar, fueron a comer un asado a la casa de Kevin. “Seguimos bebiendo, yo seguía bebiendo, bebiendo…”, prosiguió Villaverde. Luego de terminar de cenar, Eugenio propuso ir a su casa y ahí sacó una botella de whisky. “Yo para entonces estaba bastante ebria”, recordó. Luego les surgió la idea de ir a bailar, por lo que pasaron por su casa para que se pudiera cambiar de ropa. “No recuerdo nada en el trayecto. Lo próximo que recuerdo es sentir un sacudón y ver en mi cuerpo como que tenía vidrios”, dijo. Unas cuadras después tomaron un taxi hasta la casa de Veppo. Lo próximo que recordó es que se despertó a las 10 de la mañana y pensó en llamar a su mamá. Lo vio a Veppo sentado en un sillón con cara de trauma, le preguntó qué pasaba, y él le dijo: “Mirá Cami, te tenemos que contar. Anoche tuvimos un accidente, chocamos, no sabemos si falleció alguien o no, pero probablemente a la velocidad en la que íbamos pudo haber pasado algo grave”. Camila contó que se puso a llorar y que se quería ir a la casa. Veppo se puso de rodillas, relató Villaverde, y les pidió que no se vayan porque sino se iba a suicidar, se iba a tirar por el balcón. Posteriormente, narró que llegó el hermano de Veppo, dijo que lo iba a llevar a la comisaría a declarar, y que se podían ir a su casa. 

“Siento mucho por la familia (de Cinthia) y mucho dolor por Santiago, y la verdad es que lo lamento muchísimo. Mi tristeza y angustia vienen de haber estado totalmente inconsciente y que no hice nada al respecto porque estaba fuera de mí”, aseguró.


Foto: Archivo Agustina Salinas/La Retaguardia




Declaración de Eugenio Veppo

En la primera audiencia, antes de que declarara Santiago Siciliano, Veppo se negó a declarar. Pero, sorpresivamente, en la pasada audiencia pidió brindar declaración al presidente del Tribunal, Domingo Luis Altieri, ya que era su voluntad decir toda la verdad de los hechos.

Comenzó narrando prácticamente lo mismo que sus acompañantes en el auto al momento de los hechos. Reconoció que llevó una botella de vino a la casa de Kevin pero que, si bien él tenía una copa servida, no tomó nada, así como cuando en su casa llenó tres vasos de whisky y, aseguró nuevamente, él no tomó.

Sobre el auto Volkswagen Passat que manejaba, dijo que lo había comprado el día anterior y que lo manejaba por primera vez, que era la primera vez que manejaba un auto con caja automática. Tenía una buena insonorización, planteó, y por eso no podía escuchar el ruido del motor y  nunca le pareció que iba a mucha velocidad, justamente porque al tener caja automática no podía regular la velocidad. “Nunca percibí que fuera a un exceso de velocidad. Camila venía atrás y percibía que estaba algo alcoholizada”, recordó.

Luego, el periodista manifestó que a la altura donde está el edificio de la Televisión Pública (en el barrio porteño de Palermo) venía por el tercer carril y se le cruzó un taxi que no puso el guiño, tuvo que pisar el freno y se tiró hacia la derecha. “Sorpresivamente me encuentro con algo, siento un golpe y después de ahí no recuerdo nada, temblaba, estaba en estado de shock, no me sentía bien”, relató. Dijo que por el impacto tan fuerte nunca pensó que podían ser personas, y que nunca vio el control vehicular. “En ningún momento me representé que podía suceder algo así. Que podía haber personas en ese lugar a esa hora”, agregó.

Cuando se le cruzó el taxi, aclaró, trató de evitar un accidente y por eso frenó. “Fui imprudente, negligente, pero nunca tuve la intención de lastimar a nadie. Lamento mucho la situación, pido disculpas, lo lamento mucho… Estoy a disposición para lo que requieran y necesiten. Esos fueron los hechos y lo que sucedió”, declaró llorando. Fue la única vez en todo su testimonio que pidió disculpas. 

Por un pedido del presidente del Tribunal, Veppo se dispuso a responder consultas de las partes. A la primera pregunta del fiscal Fernando Klapplenbach, manifestó que sólo recuerda que comieron un asado en la casa de Kevin, que se quedaron un poco y luego se fueron, sin recordar qué hora era. Tampoco recordó si abrieron la botella de vino que llevó y o alguna de las que ya había en la casa. “No llegué a terminar la copa de vino que me sirvieron”, sostuvo el periodista. Luego en su casa sirvió tres vasos de whisky. "Yo no tomé porque me fui a cambiar. Solo tomé agua después de cepillarme los dientes”, aseguró.

Respecto al hecho en sí, contó que Alberto Aznar lo iba guiando con el GPS porque no conocía las calles y sólo prestaba atención al tránsito. Quiso evitar chocar con un taxi y evitar un accidente con el segundo taxi que se le puso en el cuarto carril, recordó. “Freno y maniobro hacia la derecha para no colisionar con el taxi, y estaba muy cerca del otro taxi. Giro a la derecha y freno para no irme a la vereda y el auto derrapa”, relató. 

A la pregunta del abogado de la querella, Andrés Gramajo, respondió que antes del Passat, tenía un Volkswagen Vento 2011 y no recordó haber tenido accidentes con ese auto, como tampoco se acordaba de que Aznar le haya comentado que había atropellado a dos personas.

En respuesta a otra pregunta del abogado defensor, Diego Szpigiel, Veppo dijo: “Nunca vi personas paradas sobre Figueroa Alcorta ni nunca me lo imaginé. Nunca vi el puesto de control. El taxi que se me cruza me obstaculiza la visión”. Afirmó también que fue un poco más rápido que los otros autos, que el impacto fue muy fuerte y no se lo esperaba. “En ese momento entré en pánico o en shock, no tenía idea con qué había sido el impacto. No recuerdo porque no me detuve al sentir el impacto", expresó, y añadió que después del siniestro no recuerda nada más. 

Se pasaron cuatro videos para que reconozca su auto. En el primero se ve claramente que un taxi se traslada por el segundo carril y otro unos metros más adelante por el tercero, manteniendo ambos sus carriles. El taxi que circula por la derecha, al ver que había un control de tránsito por ese segundo carril se va corriendo hacia la izquierda al tercero, y en ese momento se acerca un auto de color oscuro a mucha más velocidad que los taxis y se interpone entre los dos en zigzag. Cuando pasa al que se iba desplazando al tercer carril se adelanta rápidamente y el auto derrapa, para luego perderse la imagen en la zona donde estaba el control de tránsito. En ese video, Veppo reconoció que es su auto el que se interpone entre los dos taxis.

En los demás videos que se consiguieron de cruces de avenidas, como Callao, Córdoba, Libertador, dijo no reconocer si era su auto. 

El fiscal le recordó a Veppo que había dicho en varias oportunidades "Yo confiaba". El periodista aseguró que era porque confiaba en su manejo y que “un imprevisto en el tránsito lo puede tener cualquiera”. También agregó que tiene licencia de conducir desde los 17.

Finalizada la declaración de Eugenio Veppo, se pasó a analizar la pericia que el fiscal pidió al cuerpo médico forense respecto al estado de salud actual de Santiago Siciliano. Pericia que, dada la situación actual, y luego de leerse el informe, el fiscal desistió de que se hiciera una evaluación presencial para no demorar más el trámite de las audiencias, ya que no cambiaba en nada con el informe presentado.

Por último, se determinó que la próxima audiencia será el próximo viernes 19, donde se escucharán los alegatos de la querella, el fiscal y la defensa.

0 comentarios:

Publicar un comentario