6 jun 2021



Hace muy poco tiempo nació la primera asociación de criadores de semillas de cannabis ubicada en el barrio porteño de Caballito. En diálogo con el programa radial Hora libre, Pablo, presidente de CriaCann, brindó más detalles del proyecto. Como  primera asociación del país también celebran la intención del Estado para comenzar a regular el mercado.  (Por La Retaguardia)


🎤 Entrevista: Natacha Bianchi/Rodrigo Ferreiro/Matías Bregante

✍️ Redacción: Nicolás Rosales

💻 Edición: Pedro Ramírez Otero

📷 Foto de portada: Archivo Natalia Bernades/La Retaguardia



La Retaguardia: ¿Qué es CriaCann y qué es ser criador de semillas de cannabis?

—Pablo: Somos una asociación de colegas que nos conocemos de antaño por estar trabajando en el ámbito de lo que es la cultura cannabica. Decidimos juntarnos. A nosotros nos gusta hacer cruzas, buscar variedades y distintos rasgos que pueda expresar la planta. Hoy por hoy, lo que está sucediendo es que están saliendo regulaciones respecto del cannabis, muchas de ellas muy favorables y que tiene que ver con el uso medicinal, pero nadie piensa en la semilla. Que es todo, porque sin semilla no podría haber planta. Salimos a visibilizar a la sociedad que hay un trabajo en Argentina de crianza del cannabis, de hecho hay gente que está trabajando en líneas genéticas desde hace 10, 15 o 20 años en algunos casos. 

LR: ¿Qué importancia tiene que haya producción nacional de semillas para quien las necesite localmente?

P: Nosotros celebramos las regulaciones que salen con respecto al uso medicinal, porque es necesario que la gente que lo necesite, pueda acceder a un producto de calidad. Pero también queremos salir a mostrar que hay otro sector más allá del medicinal, que es el que nosotros decimos el del uso adulto y responsable. Es aquel usuario que gusta del consumo de la planta, ya sea que después del trabajo si está estresado y quiere relajarse con algo de calidad. Así como está aquel que se toma un buen vino, o una buena cerveza. Queremos integrarnos al trabajo que pueda traer la regulación de la semilla en el mercado nacional. Esto generaría trabajo. Se podría exportar, sin necesidad de continuar importando. 

LR: El mismo día que ustedes se estaban conformando como asociación, se conoció la noticia que el INASE (Instituto Nacional de Semillas) va empezar a considerar el registro de variedades de semillas autóctonas, ¿cómo tomaron esto?

—P: Fue un momento mágico para nosotros. Como una señal de que estamos bien encaminados. El Gobierno está tomando una visión más favorable respecto al trabajo que se está realizando en el país, a producir acá. Es algo histórico. Poder tener acceso a una semilla de calidad del cannabis es muy importante, estamos en un buen momento. Solo restan sonrisas para esta situación.

0 comentarios:

Publicar un comentario