13 sept 2021


Mariela Ruiz, médica del Hospital Pirovano de la Ciudad de Buenos Aires, en diálogo con el programa radial Oíd Mortales, explicó cómo funciona un espacio de recuperación para pacientes que necesitan atención especial para su restablecimiento luego de haber pasado por la terapia intensiva por Covid-19. Trabajan con profesionales de la salud de distintas disciplinas y de forma coordinada a fin de lograr la pronta recuperación de los y las pacientes. La sala cumplió un año y afirman que los casos se encuentran a la baja. 
(Por La Retaguardia)



🎤 Entrevista: Luis Angió/Cristina Varela
✍️ Redacción: Nicolás Rosales
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero


Las Salas de Rehabilitación Intensiva post Covid-19 (SARIP) reciben a pacientes que tuvieron la enfermedad  y cursaron una internación prolongada en el hospital. Cuentan con unas cuarenta camas. Estas salas permiten acelerar la recuperación gracias al acompañamiento y la estimulación permanente a lo largo de un tratamiento intensivo adaptado a las necesidades particulares de cada persona. 

La SARIP del Hospital Pirovano cumplió un año. Su equipo es interdisciplinario. La doctora Mariela Ruiz brindó más detalles al respecto y  también contó sus orígenes: “Todo el hospital le da valor a este espacio. Esto surgió en el transcurso de la pandemia. Observamos que los pacientes persistían mucho tiempo en terapia intensiva, meses, y que luego pasan a condiciones clínicas para pasar a otro estadio de recuperación. Y es acá que estamos dando una contención desde todos los aspectos: motrices, alteraciones cognitivas como faltas de recuerdos o deterioro en el habla, alteraciones de la deglución. Disfonías, traqueotomías. Desde el trabajo social, acompañando a las familias, porque en algunos casos a estos pacientes hay que proveerlos de cuidado en sus domicilios, con médicos, o personal de enfermería, kinesiología, con oxígeno”.

La médica festejó los logros del trabajo que están haciendo: “Uno de los valores agregados que tenemos es que, al día de hoy, solo una de las pacientes que dimos de alta ha quedado con oxígeno. Nos sentimos orgullosos. Esto no es un gasto en salud, es una inversión”, destacó.

Ritual post covid

Ruiz habló acerca de una práctica particular cuando a una persona se le da el alta: “Está en el marco de una serie de hechos que tienen que ver con nuestra sala: los pacientes se van con una canción sentida que eligen ellos, es una elaboración que hacen con el licenciado en musicoterapia. También saludan a sus compañeros de estancia de internación. Les dan ánimo y a su vez saludan a todos aquellos que también acompañamos en este proceso de recuperación. Los compañeros de terapia intensiva y kinesiología nos acompañan también, porque ellos nunca tienen la felicidad de las altas. Hacemos un alta en común. Los pacientes covid llevan una cinta especial y, cuando se les da de alta, los compañeros licenciados en enfermería lo que hacen es cortar la misma de  manera simbólica. Todo esto finaliza con las familias que están esperando al final del pasillo, para disfrutar el estar vivo”.

Por último, manifestó: “Sin lugar a dudas los casos de covid en el hospital han bajado en estos días. En nuestra sala y dentro de la terapia intensiva. También recibimos pacientes derivados de otros hospitales de la Ciudad para continuar con la rehabilitación. Los resultados han sido muy buenos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario