27 oct 2021



La Retaguardia entrevistó a Viviana Losada, integrante de la Comisión Vesubio Puente 12 y de Familiares de Lanús, querellante en el recién comenzado Juicio La Pastoril. Viviana narró cómo fue la represión del 29 de marzo de 1976 a la reunión ampliada del PRT-ERP con algunas organizaciones de la Junta de Coordinación Revolucionaria. El episodio poco conocido que abarca el juicio fue una acción represiva que evidencia cómo a pocos días del golpe de Estado se desarrollaban acciones que por su magnitud implicaban tareas previas de inteligencia y de fuerzas represivas conjuntas.  (Por La Retaguardia)


🎤 Cobertura del juicio: Paulo Giacobbe/Fernando Tebele

✍️ Redacción: Mónica Mexicano

💻 Edición: Fernando Tebele

📷 Foto de portada: quinta La Pastoril



Viviana Losada es querellante por Rodolfo Ortiz, que era uno de los líderes de la Juventud Guevarista y estaba en la quinta La Pastoril cuando la Policía y el Ejército la atacaron aquel 29 de marzo del año 1976.  Losada participó de una de las transmisiones de juicios a través de La Retaguardia, antes de la audiencia con la que finalmente se abrió el juicio por aquellos crímenes del Terrorismo de Estado.

 —¿Qué sucedió en la Quinta La Pastoril? 

 —Bueno, el PRT tenía ya necesidad de hacer una reunión del Comité Central y resolvió hacer una reunión del Comité Central ampliado con algunas organizaciones de la Junta de Coordinación Revolucionaria (JCR). Así que alquiló una quinta en Moreno, la quinta La Pastoril, que se llama así porque los dueños eran los Hermanos Pastori. En la última semana de marzo, empezaron a llegar los compañeros y las compañeras y al 29 de marzo a la mañana estaba reunido todo el Comité Central ampliado, con los responsables por frente o por tarea, y estaban un compañero del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), un compañero de los Tupamaros (guerrilla uruguaya), un compañero del Ejército de Liberación Nacional boliviano y en realidad nunca fue confirmado, pero habría estado también un montonero. Y estaba todo el Comité Centra (del PRT-ERP)l. Rodolfo Ortiz, que era mi compañero, que es el papá de mis hijas mayores, era el Responsable Nacional de la Juventud Guevarista y se incorporaba por primera vez al Comité Central. Así que discutieron “internacional” a la mañana y a la tarde iban a discutir “nacional”. Mientras estaban descansando aparecieron las fuerzas conjuntas, entraron sin pedir permiso, a los tiros, sin ninguna orden de nada y con la intención claramente no de dejar a nadie vivo, sino de arrasar. Y fue gracias a un cuadradito chiquitito, un ángulo allá en el fondo de la quinta, que era una quinta muy grande; o sea, la casa era pequeña, pero el lugar era muy grande. Allí, mirando de frente hacia la izquierda, atrás, dejaron como un lugarcito sin cubrir y por ese lugarcito pudieron salir muchos compañeros y compañeras. Quedaron algunos en la quinta y otros que también pudieron salir fueron interceptados por las fuerzas conjuntas y fusilados. Esta acción de las Fuerzas Conjuntas tiene un resultado de 4 compañeros y compañeras muertos en la quinta, 3 en el camino y 4 capturados vivos, que después son llevados a Puente 12/Cuatrerismo. Y uno más que fue llevado presumiblemente a Villa Martelli, después de mucho tiempo recupera su libertad, pero que lamentablemente está fallecido.  



—Un hecho poco conocido para la relevancia. Cuando te ponés a analizar algunos de los datos que vos acabas de dar, hay muchas cosas que darían cuenta que este hecho debería ser más público, más conocido, sin embargo, aquí está la instancia del juicio también para eso, no solo para conseguir justicia, va a ser importante para que se sepa lo qué pasó.  

 —Nosotros lo que pensamos es que, primero, el juicio tardó muchísimos años en llegar. Yo fui la primera que se presentó como querellante, en enero de 2007, cuando se reconocieron los restos de Rodolfo. Después se fueron sumando el resto de las querellantes, las hermanas (de Nelson) Agorio, Claudia Méndez (hermana de Ruperto Tito Méndez), las hermanas (hijas de Héctor) Chávez en 2007. Llegamos a casi noviembre del 2021. Así que hace 14 años que venimos remando con el juicio. Recién en el 2011 Rafecas (Daniel, el juez que lleva adelante la instrucción de la megacausa Primer Cuerpo del Ejército) entendió que tenía que hacer una subcausa de este hecho porque no éramos víctimas sueltas. Estaban todas concatenadas en un hecho. Y después una cosa que es muy interesante y que a través de los años nosotros pudimos entender que hubo una acción de inteligencia allí, que no es casual que hayan ido todos: el Ejército, la Policía de la Provincia, todo el personal de civil, que imagino que serían las patotas de Puente 12, y también habría habido algún móvil de la Capital Federal, con lo cual, estando todas las fuerzas, es impensable suponer que fue una circunstancia fortuita y que estaban adivinando. Nosotros creemos firmemente, y esperamos demostrarlo en el juicio, que eso fue una acción de inteligencia a lo mejor no pensada con la enorme envergadura que tenía la reunión. Pero sin duda fue una acción de inteligencia. 

  —El ERP venía de lo que fue el intento de toma de Monte Chingolo en el 75, que terminó con una tremenda represión justamente por la infiltración del “Oso” Jesús Ranier en las filas del ERP. Pero esa instancia de inteligencia ya estaba desarticulada para la época de La Pastoril. Sería otra instancia de inteligencia que también están vinculando a que hubiera más infiltrados o a otro tipo de tarea de inteligencia? 

  —A mí me parece que no se trataba de un infiltrado, me parece que ya había tareas de inteligencia muy serias en Puente 12/Cuatrerismo, que los grupos de tareas, eran casi especializados en el PRT. Y mucho de esto dice Españadero (Carlos Antonio, recientemente condenado) en el juicio de Puente 12 II que acaba de terminar. Él directamente dice muy locuaz que el "Oso" Ranier le rendía cuentas a él, que en realidad después de que ellos sacaban información y después se veía de toda esa información qué era lo relevante. Concretamente, allí estaban acantonadas las fuerzas del Ejército, la Compañía de Pablo Podestá, ahí en Moreno, y además en el Sindicato del Seguro que está a una cuadra, y fueron también militares de la Compañía de Ingenieros X de Campo de Mayo. Entonces, ¿qué hacían allí y qué estaban esperando? Y sobre todo, teniendo en cuenta que se suponía que estaban todos reunidos, que podría haber pasado como una reunión sindical o una reunión de familia o lo que fuera, y sin embargo allí estaban. 

 —Estamos hablando de un hecho ocurrido a los pocos días del golpe, el 29 de marzo y toda esta logística de inteligencia que se ve y que se vio también en Monte Chingolo, de cómo la Inteligencia ya venía trabajando bastante, porque, especialmente en algunos sectores de las defensas o de otros sectores, se plantea el 24 de marzo de 1976 como una fecha de inicio, y en los juicios y en estos casos se va viendo que eso está desdibujado y que no es así.

Puente 12/Cuatrerismo funcionó desde noviembre del 74, seguro, porque nosotres, los familiares de Lanús, que hemos hecho una investigación importante sobre todo los compañeros y compañeras secuestrados y asesinados en Lanús, tenemos compañeros del PRT-ERP que fueron secuestrados el 14 de noviembre del 74 y que fueron vistos por sobrevivientes de Puente 12. Estoy hablando de noviembre del 74. O sea que Puente 12 ya era un centro en donde, con más o menos sistematicidad, se especializaban en el PRT-ERP. Entonces, eso nos dio la pauta de empezar a indagar por allí y en el juicio de Puente 12 II  Españadero nos terminó de cerrar esta idea que tenemos desde hace bastante tiempo y que esperamos poder probarla en el juicio. 

  —En este acto represivo también se llevan a dos vecinos que estaban ahí. 

 —Sí, en realidad se llevan a dos vecinos, dos chicos muy jóvenes que pasaban por ahí, la curiosidad los pudo y se quedaron ahí, era una pareja jovencita y ellos los levantaron en los camiones del Ejército como si fueran parte de la reunión del PRT, y estuvieron también secuestrados y torturados una semana en la Comisaría de Moreno hasta que pudieron sus familiares, con ayuda de un funcionario de la que había sido la Municipalidad de Moreno, que estaba, intervenida, pudieron demostrar que ellos eran vecinos y que no tenían nada que ver. Lamentablemente ella falleció hace algunos años y está su esposo, que también va a testimoniar. 
 
La causa se tramita ante el TOF N°5 de San Martín. Los jueces son Matías Mancini, Esteban Rodríguez Eggers y María Claudia Morgese Martín. Es decir, el tribunal de Contraofensiva I y II, pero con la presidencia de Mancini. 

El Juicio “La Pastoril” se transmite todos los jueves desde las 9.30 por el canal de La Retaguardia. 




0 comentarios:

Publicar un comentario