19 jul 2021




Sabrina Mascarello, la mamá de Lucas, dialogó con el programa radial Oíd Mortales. Habló acerca del acto que realizaron en memoria de su hijo y contó cómo está la causa para el inicio del juicio oral y público. Además, Mascarello destacó el apoyo y acompañamiento de la comunidad vecinal de Villa Crespo. (Por La Retaguardia)


🎤 Entrevista: Luis Angió/Cristina Varela
✍️ Redacción: Nicolás Rosales
💻 Edición: Pedro Ramírez Otero
📷 Foto de portada: Luis Angió


Lucas Peralta murió el 10 de julio de 2020 tras un siniestro vial en Avenida Corrientes y Serrano, en el barrio porteño de Villa Crespo. Iba en su moto y fue atropellado por detrás. Sebastián Di Pietro fue quien manejaba una camioneta a más de 100 kilómetros por hora y lo embistió.  Tenía alcohol, cocaína y cannabis en sangre. En ningún momento se acercó a auxiliarlo, incluso intentó huir de la escena. Fueron los vecinos y vecinas del barrio quienes hicieron lo posible para impedirlo. Di Pietro aún está libre y aguarda el inicio del juicio oral y público. 




—¿De qué se trató el acto y cómo lo vivieron?

—El sábado 10 de julio se ha cumplido un año desgraciadamente de que Lucas no está en casa. El año pasado, en Corrientes y Serrano, eran las 23 horas cuando mi hijo estaba manejando su moto de delivery, lo atropelló una persona de atrás. Digo una persona porque no tengo otra palabra para este señor, que iba  a más de 100 kilómetros por hora. Lo que sorprende es que esté libre, siendo que hubo otros casos como el de (Eugenio) Veppo, quien ya tiene una condena y estuvo preso desde el primer momento. También me sorprendí con la noticia de la sentencia a cuatro años de prisión de (Ricardo) Papadopulos quién atropelló con su vehículo y mató al niño Isaac en Directorio y San Pedrito, Flores. El sábado iniciamos la jornada desde las 10, pudimos conseguir con el Gobierno de la Ciudad y la Comuna 15, a quienes les agradezco el interés, la plantación de un árbol en homenaje a Lucas. El mismo se encuentra sobre la calle Thames 459, a la vuelta donde está la estrella (el símbolo de la estrella amarilla es un signo de atención y de memoria, se pinta y se instala donde ocurrió el siniestro vial), sobre Corrientes. Prontamente esperamos que nos puedan poner una placa en el lugar, que haga mención en recordatorio del asesinato de Lucas. Después de esto, estuvimos juntando alimentos en una jornada solidaria para el Hospital Muñiz y para un hogar que se llama Santa Marta, ubicado en Derqui. Esto lo hicimos en el paseo Flores para Martina, que es un mural en honor a otra chica asesinada en las mismas circunstancias, hace cinco años. En comunicación con la mamá de Martina, me ofreció el espacio para poder juntar los alimentos. Tengo que reconocer que se acercaron muchos vecinos de Villa Crespo a hacer sus donaciones y a enterarse cómo sigue el tema de Lucas. Estamos esperando que nos den la fecha de juicio, porque ya terminó toda la etapa de instrucción del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 19 de la Capital Federal. Seguimos en la lucha. El viernes, como todos los meses, vamos a volver a hacer la marcha en Corrientes y Serrano para contarle a la gente un poco más sobre el caso y concientizar que el alcohol al volante mata.

—El pedido que se está haciendo es por homicidio simple con dolo eventual, además del delito de violación de las medidas sanitarias en tiempos de pandemia, ya que Di Pietro no estaba autorizado para circular. ¿Qué expectativas tenés al respecto?

—Lo que necesitamos es tener una resolución para cerrar un ciclo lamentable. Necesito que esta persona pague por lo que hizo, todavía creo en la Justicia y tengo un abogado que es de fierro, en quien confío plenamente, que va a ser todo para que esto sea posible. Espero que no se tarde tanto. El duelo no se puede hacer como uno piensa que se hace. Sigo sin creer que haya pasado un año, para mí fueron días. Creo que mi hijo todavía está en casa. Me duele ver una foto de él y pensar que no lo tengo, es terrible. Lo que pide la Justicia creemos que es poco, nosotros vamos a ir por el homicidio culposo y que se lo condenen a 25 años de cárcel como mínimo.

—¿Los vecinos y vecinas que intervinieron esa noche del accidente salieron de testigos en la causa?

—Por suerte sí. La gente del barrio fue la primera en acercarse y a solidarizarse con nosotros como familia y a mi abogado Natalio Nicodemo aportando todas las pruebas que tenían: fotos, videos, testimonios. Se han presentado a declarar, sin ningún inconveniente, logrando conseguir casi 20 testigos. Esto ayudó un montón a la causa.

0 comentarios:

Publicar un comentario