22 ene. 2014

El comunicado del IEM
(Por La Retaguardia) El rumor acerca de un acuerdo que firmarían en las próximas horas el Gobierno de la Ciudad y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para traspasar el control de los ex centros de detención de Buenos Aires, entre ellos la ESMA, generó un revuelo en el ámbito de los derechos humanos. El compromiso implicaría la disolución del Instituto Espacio para la Memoria (IEM), un ente autónomo y autárquico -creado por una ley porteña- del que participan Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Hermanos, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) y Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, además de personalidades como Beinusz Smuckler, Víctor Basterra, Stella Calloni y Ana María Careaga, entre otros.
Este acuerdo garantizaría que el gobierno nacional realice las modificaciones en el Casino de Oficiales de la ex ESMA, a pesar de la oposición de muchos sobrevivientes y de una resolución del juez Torres, que entiende en la causa por los delitos de lesa humanidad cometidos en ese lugar.

José Schulman, integrante del Consejo Directivo del IEM en representación de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, aseguró esta noche en declaraciones a La Retaguardia que leyó el convenio y que implica "la disolución del IEM".
"Lo que el gobierno (nacional) está haciendo ahora es entregarle la ESMA a quien gane en el 2015, gane Massa, Cobos o quien sea, cuando tenia la posibilidad de acordar con un organismo que tenía mayoría de organismos de derechos humanos que podrían garantizar que nadie la va a banalizar, que no se va a instalar un relato que reivindique la teoría de los dos demonios, que no se va a permitir un relato que descalifique la lucha de los compañeros; y todo eso se pone en peligro por una decisión, que no tengo duda de calificar como sectaria, de no estar dispuestos a discutir con una parte del movimiento de derechos humanos".
Schulman fue duro con el gobierno nacional: "puedo afirmar que liquidar el carácter autónomo y autárquico del IEM es una irresponsabilidad de un gobierno que hasta ahora ha dicho respetar la memoria y la lucha de los organismos de derechos humanos".
Acerca del comunicado publicado esta misma noche por el IEM (ver foto), Schulman dijo: "te puedo jugar ahora mismo una ronda de cervezas a que Clarín no va a publicar nada del comunicado porque lo afecta a Macri y que Página 12 tampoco lo va a publicar. Acá hay un grupo de comunicadores que dice una parte de la verdad y otro grupo de comunicadores que dice otra parte. Cuando publiquen el traslado va a ser presentado falsamente, van a decir que le arrebataron a Macri los sitios de memoria".
Notoriamente contrariado por la situación, sostuvo que la medida "tiene más que ver con Berni, Milani y Granados, que con (Eduardo Luis) Duhalde y Garré".
Victor Basterra, también integrante del Consejo Directivo del Instituto Espacio para la Memoria y sobreviviente de la ESMA, aseguró que "se están cagando en todo lo que hicimos y en los sobrevivientes", pero aclaró que el acuerdo aún no está firmado: "vamos a dar pelea ante este despropósito. Vamos a seguir dando pelea por una sociedad que tenga memoria. Estoy golpeado, dolorido por la torpeza de algunos funcionarios que creen que van a recibir una sonrisa o una palmada por parte de sus superiores".


0 comentarios:

Publicar un comentario