8 oct. 2014

La vidriera del local de Soho recuperada
(Por La Retaguardia) Se encuentra en Díaz Colodrero 3562, en el barrio porteño de Villa Urquiza, y atiende de lunes a sábados de 10 a 19. Dialogamos con Carla Martínez, una de los actuales 28 trabajadores de Soho, sobre cómo fue el proceso que los llevó de tener un patrón que pedía la quiebra de la fábrica a organizarse y conformar esta cooperativa que apunta a alcanzar salarios dignos sin trabajo esclavo.

-¿Ustedes pensaron en algún momento en juntarse, formar una cooperativa y en tomar la fábrica?

-Y sí, la verdad que sí. Somos 80 trabajando en planta y 400 en los locales, es mucha gente la que se va a quedar sin trabajo, así que nosotros apuntamos a eso. Si la situación no cambia, aunque sea duro y difícil vamos a llegar a recuperarla porque el tipo no se puede ir porque si, con toda la plata que generó; irse, decir que está en quiebra y cerrar la fábrica y dejarnos a todos sin trabajo.

Esto decía en 2010, Carla Martínez, por entonces delegada de los trabajadores de la firma textil Soho, en diálogo con “Por un mundo sin esclavos”, uno de los primeros programas de Radio La Retaguardia, realizado junto a La Alameda.
Cuatro años después, los trabajadores no solo conformaron la Cooperativa de Trabajo SOHO Ltda, sino que el lunes 6 de octubre abrieron su primer local a la calle.
“La verdad que estoy contenta. Volver a laburar, después de cuatro años de estar sin trabajar, para nosotros es un gran orgullo y un placer, y aunque nos cuesta demasiado logramos lo que quisimos y está bueno”, afirmó la misma Carla Martínez, cuatro años después, aunque en un escenario muy distinto al del primer diálogo con La Retaguardia.
“Primero empezamos a vender cada uno en nuestros barrios a vecinos, familiares. Hicimos ferias, vino mucha gente y ahora con el local es un golazo. Van los chicos, pasan, va mucha gente, con los vecinos toda la onda, se fueron contando entre ellos y vinieron un montón de personas. Estamos contentos, vale la pena la lucha y también estar bien organizados, que cuesta bastante pero lo estamos haciendo de a poco y nos va a ir cada vez mejor, a eso apuntamos y vamos a llegar a tener un sueldo digno y sin esclavos”, aseguró Martínez.
En estos cuatro años, los trabajadores debieron ocupar en dos oportunidades la empresa para evitar que se llevaran las máquinas y la mercadería que quedaban. Estuvieron resistiendo dentro de la fábrica 15 días y hasta durmieron en la calle más de una noche.
Cabe recordar, a su vez, que hay presentaciones realizadas en la justicia que indican que la empresa Soho confeccionaba su ropa en talleres con mano de obra esclava. La primera denuncia en este sentido data de 2007.
La empresa como tal quebró en abril de 2014. Apenas pocos meses después 28 trabajadores mantienen la Cooperativa y desarrollan las distintas tareas. Hicieron cursos de costura para aprender a manejar las máquinas, porque muchos cumplían previamente otros roles dentro de la fábrica. En estos años se fueron haciendo fuertes para sostener la cooperativa, la producción y ahora la venta en el local ubicado en Villa Urquiza. Incluso están convencidos de que dentro de poco tiempo podrán generar nuevos puestos de trabajo.
Respecto a la relación con los vecinos de la zona, Martínez destacó: “la mejor onda, cuando nos quisieron desalojar vino un vecino del kiosco de la vuelta y nos acompañó en la defensa de nuestros puestos de laburo; el mismo vecinos nos trajo a (Diego) Capusotto, que para mí es un ídolo, me encanta, y se sacó fotos con nosotros en la fábrica cuando inauguramos la cooperativa. Hay una vecinita que le dicen la piquetera del barrio, que ella le dice a toda la gente de nosotros, lleva volantes, la mejor onda, todos les fueron diciendo a los familiares. La verdad que toda la gente nos tira buena onda. Y es relindo”.
El local, en palabras de Martínez, “quedó hermoso. Lo hicieron unos compañeros, estamos muy contentos. Están todos invitados al local de Soho, Díaz Colodrero 3562, Villa Urquiza, de lunes a sábado de 10 a 19. Los esperamos, es la mejor ropa, con la mejor onda, y nada de trabajo esclavo, todo trabajo digno”. Queda entonces hecha la invitación por parte de los integrantes de la Cooperativa de Trabajo SOHO Ltda. Han recorrido un largo y complicado camino. Llegó la etapa de ver los frutos.

0 comentarios:

Publicar un comentario