16 feb. 2016

Un alud bajó sobre la localidad jujeña y cubrió una parte de la ciudad. Convocamos a Santos Manfredi, secretario de Turismo local, para que describiera lo sucedido y nos diera la dimensión del asunto, que afectó a la zona baja y obligó a suspender por unos días los festejos de Carnaval. La ciudad recobra lentamente su habitual intensidad turística. (Por La Retaguardia)

Foto: Jujuy al momento.
“Básicamente hubo una crecida del Río Grande, que son 200 kilómetros que forma la Quebrada de Humahuaca, de donde nace; nosotros estamos ubicados a unos 140 kilómetros, con muchos afluentes. Esto que pasó en Tilcara se provocó por una cantidad de lluvia que cayó en la Puna y porque estos afluentes caen en alud, acá les decimos ‘volcancitos’, no porque sean volcanes sino porque vienen de la bajada del río con piedras y barro. Al estar 140 kilómetros abajo, se empezó a juntar un volumen del río bastante grande que atacó a la parte baja de Tilcara. Es bastante grave la situación de las casas que fueron afectadas, aunque es un porcentaje bajo en comparación con lo que es Tilcara. De todos modos, estamos todos abocados, ya que son 120 familias que han sido evacuadas y que no pueden volver a sus casas, obviamente quieren recuperar todo lo que puedan. Esta situación no tocó a todo Tilcara pero estamos todos abocados a solidarizarnos con la gente que sí fue damnificada por esta crecida del río”, explicó Santos Manfredi, secretario de Turismo de Tilcara.
El Río Grande es el que corre en paralelo a la ruta a través de la que se accede a Tilcara. Nace en Tres Cruces, pasa por la Quebrada de Humahuaca y continúa bajando hasta San Salvador de Jujuy, la capital provincial. “El río viene con tanto sedimento que queda el cauce del río más alto que es en la ruta colectora y se canaliza y entra a la ruta que tiene su vallado, su pared  perimetral para frenar al río justamente, pero cuando le gana a esa pared afecta a una cantidad de casas de la zona baja de Tilcara”, detalló Manfredi en diálogo con La Retaguardia.
El secretario de Turismo explicó que en Tilcara tienen 300 días de sol al año entre marzo y diciembre, y que la época de lluvia se da en los meses de enero y febrero. Generalmente, llueven 140 milímetros anuales, lo que es igual a una lluvia grande en Buenos Aires: “capaz llueven 10 minutos y uno festeja porque cayeron tres gotas, eso es lo que pasa normalmente, pero si se te plantó la nube en el lugar incorrecto, puede pasar y nos ha pasado, una vez se cortó la ruta, no es algo nuevo. Lo que pasó estos días acá fue una de las inundaciones más importantes que ha tenido la zona. Yo no recuerdo haber visto algo así, hace 15 años que vivo en Tilcara, soy porteño de nacimiento y ahora me toca la función pública como secretario de Turismo. La gente de acá también estaba sorprendida, nunca había visto una crecida como esta. Se juntaron un montón de factores”, agregó.
En cuanto a cómo se vio afectada la situación en la zona al ocurrir esta inundación en medio de la temporada turística, que implica una de las principales entradas económicas, el funcionario afirmó: “habíamos empezado una temporada floja en general, estamos acostumbrados a que la gente hace la temporada en enero con un festival muy grande y en febrero con nuestro carnaval muy típico, donde la gente participa. Obviamente se espera el carnaval para hacer una diferencia económica, pero más que por el tema económico estamos preocupados por la gente que ha sido afectada, la verdad que acá nadie está hablando de plata. Lógicamente estamos esperando este momento para sacar un pesito extra para la gente que trabaja en turismo, pero ahora yo vengo de una reunión y la gente no hace más que ofrecer lo que tienen para ayudar, no se está hablando de lucro cesante sino que estamos viendo cómo ayudar en las casas, porque aunque estamos hablando de una cantidad baja, fue afectado el 5% de las casas de Tilcara, es una zona de seis manzanas en la parte baja, a todos nos importa”.
De todos modos, Manfredi contó que mucha gente no había dejado de festejar el carnaval porque prácticamente no se había enterado de lo sucedido: “los que estaban en la parte de arriba no se habían enterado de lo que había pasado abajo, entonces lo que hicimos fue declarar un cierre momentáneo del carnaval porque si bien no estaba todo Tilcara afectado nos parecía imprudente estar festejando el carnaval como lo hacemos, que es agradeciendo la abundancia del año cuando había 120 familias que la estaban pasando mal. El carnaval es muy participativo, es muy lindo y alegre, la gente sale a la calle, no es un carnaval que se ve afuera, sino que se vive desde adentro, en las comparsas, en las agrupaciones. Pero desde la Municipalidad dijimos que no daba que estemos festejando mientras la gente estaba padeciendo”.
Sin embargo, Manfredi aclaró que la situación de las familias evacuadas está bajo control: obviamente quedan un montón de daños materiales, yo agradezco al día de hoy que estamos aprendiendo de esta situación, somos una nueva gestión en la Municipalidad, acá nos tocó aprender y por suerte sin lamentar víctimas fatales, por suerte estamos hablando de un aprendizaje solo con daños materiales, pero sobre todo nos dio para saber cómo organizarnos. Lo que vi en estos días es una solidaridad impresionante de los mismos turistas, del vecino, todo el mundo dispuesto a dar una mano, con la necesidad de ayudar de alguna forma, y esto fue lo que sacó adelante esta situación, la voluntad de todo el mundo”.
Manfredi agregó que Tilcara es la localidad jujeña con más hoteles de la provincia y que de los ciento veinte hoteles que funcionan allí se vieron afectados solamente cuatro. Ante el control de la situación, las autoridades locales resolvieron que ya el jueves 11 de febrero las comparsas volvieran a salir a las calles y que el domingo 14 se desarrollara el entierro del carnaval con normalidad.




0 comentarios:

Publicar un comentario