21 feb. 2017


A 1 año de su muerte, La Retaguardia dialogó con Florencia Guimaraes García, militante travesti, abolicionista, feminista e integrante del Colectivo Furia Trava. El recuerdo de la activista por la identidad travesti y transexual, sus enseñanzas, el camino compartido y también el desafío de continuar su lucha en la denuncia contra la cultura prostituyente. (Por La Retaguardia)

“Ella es nuestra comandanta, para mí y para muchas sigue siendo nuestra guía y nuestra mariposa marxista, comunista, abolicionista, abortera y toda su identidad. Era nuestra mariposa que nos encaminaba hacia un mundo mejor, que por lo menos es lo que muchas deseamos y lo que ella deseaba”, expresó Florencia Guimaraes García en el inicio de la charla con Eugenia Otero y Fernando Tebele en La Retaguardia.
La referencia a las mariposas no es casual. En los últimos días, el PRO realizó una campaña en la que reutilizó una expresión emblemática de Lohana Berkins. Ella decía que “en un mundo de gusanos capitalistas hay que tener coraje para ser mariposa”, y desde el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la recortaron de manera burda colocando carteles con la frase: “en un mundo de gusanos hay que tener mucho valor para ser mariposa”.

“No se quieren nombrar, parece que les da vergüenza hacerse cargo de lo que son: unos gusanos capitalistas. Sobre todo que era una publicidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos que de derechos humanos esta gente muy poco entiende, y nos terminamos enterando que era un cartel que iba a ser para la inauguración de la Estación Carlos Jáuregui (de subte) y habían elegido a Lohana y esta frase recortada a propósito. Por suerte muchísima gente salió a repudiar este accionar, no queremos bajo ningún punto de vista que usen a nuestra compañera para lavarse las caras ellos mismos”, afirmó Guimaraes quien a su vez caracterizó el accionar del PRO como terrible y asqueroso: “la utilización de nuestra compañera por parte de este gobierno fascista, que no tiene vergüenza de pretender usarla sobre todo en el contexto en el que nos está haciendo vivir este gobierno sobre todo a la comunidad travesti trans”.

“Ella tenía esa capacidad de transformarlo todo”

Así describió Guimaraes García a Lohana Berkins durante la entrevista pocos días después de cumplirse, el 5 de febrero, un año de su muerte.
“Hace unos días tuvimos un homenaje que le hicieron en Tierra Violeta y cuando yo dije unas palabras hablé de que realmente sentía una envidia sana respecto a cómo ella, habiendo pasado todas las cosas que hemos pasado muchas de las compañeras travestis, no se quedó con el resentimiento sino que transformó todo en amor, lucha, y creo que ella es la única que realmente pudo lograr todo eso porque a muchas de nosotras nos cuesta”.
Florencia y Lohana se conocieron hace “muchísimos, muchísimos años” entre La Tablada y Lomas del Mirador: “su mejor amiga Leila, que es una compañera trava también, vivía al lado de casa, entonces yo de mariquita chiquita pasaba por ahí y miraba cómo Leila se montaba para la murga, para los carnavales, y entre todas las compañeras siempre estaba la Berkins, entonces cuando yo ya me incorporé a ese grupejo de compañeras nos conocimos”.
En la relación que mantuvieron siempre hubo mucho amor y también comprensión y aprendizaje: “ella era una persona muy, muy amorosa –describió Florencia–. Yo quizás no tomé el rumbo que a ella más le hubiera gustado, porque como muchas de nosotras caí en el sistema prostituyente, pero también tiene que ver con las condiciones de pobreza estructural que me atraviesan, no me quedó otra alternativa u otro camino quizás en ese momento que la prostitución, y ella era una persona que siempre que me veía trataba de alentarme para que estudiara, pudiera salir, me daba una mano con el tema de insertarme en la cooperativa. Fue una relación de mucho amor y cuando yo fui creciendo fui entendiendo muchísimas cosas más que ella siempre nos inculcaba y que quizás en su momento, por la edad y la necesidad, no las comprendía. Por supuesto que después tomé los caminos que Lohana me mostraba y estoy muy orgullosa de todo lo que ella me enseñó y de todo lo que dejó en mí, por suerte pude salir del tema prostituyente del que lamentablemente muchas compañeras no pueden”.
Al momento de realizar la entrevista con La Retaguardia, Guimaraes García volvía de una actividad en el que unas compañeras habían difundido los resultados de un informe elaborado en la ciudad de Salta en base a encuestas a 200 travestis y trans: “el 80% de las compañeras están o estuvieron en situación de prostitución y lo que se pide es un trabajo real, quieren salir de ese infierno que para nosotros es la prostitución, así que me vine muy pensante y conmovida. Estamos hablando de Salta Capital donde el 50% de las compañeras no tiene hecho el documento porque ni siquiera sabe que existe la Ley de Identidad de Género, el 70 y pico por ciento de las compañeras no tiene estudios secundarios ni de ningún tipo... es muy preocupante todo lo que está pasando. Hace mucho que no se hacían encuestas de este tipo, hace un par de años Lohana hizo las últimas”.

Lucha colectiva

Tras la muerte de Lohana la tristeza se transformó en lucha y en el inicio de este año se produjo un importante encuentro abolicionista en La Matanza al que Florencia describió como “espectacular”: “lo hicimos en la Escuela de Arte Leopoldo Marechal que está en Casanova. La verdad que superó todas nuestras expectativas porque vinieron muchísimas compañeras no solo de Matanza, sino también de Capital; vinieron compañeras de la Campaña Abolicionista. Fue increíble y fue un gran puntapié para armar el Frente Abolicionista Matancero del cual formo parte con las compañeras del Colectivo Mujeres Matanceras Herejía, de la Secretaría de Género de CTA Matanza, así que estamos con todo eso viendo cómo seguimos trabajando y articulando”.
En este punto, Guimaraes García alertó sobre la difícil situación que se encuentran viviendo las compañeras travestis y trans e hizo especial referencia a La Matanza: “anoche estaba yendo por Camino de Cintura, que es una zona en la que históricamente están compañeras en situación de prostitución, y la cantidad de compañeras que había nuevas es impresionante. Estoy hablando de los últimos meses y en horarios en los que nunca había pasado como las 6, 7 de la tarde, muchas niñas chicas, estoy hablando de 15, 16 años. Lógicamente con el contexto que estamos viviendo de neoliberalismo, de capitalismo salvaje, ya sabemos que siempre recrudece la prostitución, pero estamos muy preocupadas con esto”.

Hacerse cargo

Hacia el final de la charla, desde La Retaguardia le comentamos a Florencia que la habíamos elegido para hablar de Lohana a un año de su muerte porque entendíamos que se había puesto la camiseta abolicionista y de izquierda. Florencia no dudó en afirmar: “elegí hacerme cargo porque también he notado que muchas compañeras vienen esquivando el tema o quizás por intereses con otras organizaciones o por tratar de querer estar en otros ámbitos es un tema que tratan de no tocar, pero como yo no tengo nada que ocultar, no soy funcionaria del Estado, no le debo nada a nadie, realmente creo que esto es de una total convicción no solo por lo que me ha pasado a mí en mi vida por haber sido prostituida sino por lo que le pasa, le pasó y le sigue pasando a mis compañeras hermanas travestis y travas, yo tomé el guante de esto y estoy muy convencida de lo que hago y orgullosa también, muy orgullosa de esto porque no hay nada que esconder, creo que hay que luchas contra esta opresión, contra esta violación a los derechos humanos de todas nuestras compañeras y desde ningún punto de vista como trava, y si algo que me dejó Lohana, es el marxismo, no podemos permitir esta esclavitud”.
“En un mundo de gusanos capitalistas”, Florencia continúa el camino de Lohana y tiene el coraje para ser mariposa.


0 comentarios:

Publicar un comentario