8 dic. 2017


El 31 de diciembre cerrarán dos Consejerías en Salud Sexual y Salud Reproductiva que funcionaban en los barrios de Recoleta y Lugano, en la ciudad de Buenos Aires. Dependían de la Dirección de Políticas de Juventud del gobierno de la ciudad. el área era parte del programa Chau Tabú, pero evidentemente el chau consejerías aparece como el final de un camino de entorpecimiento constante de la labor de las personas que ahora quedarán sin empleo. (Por La Retaguardia)

Mediante un comunicado, trabajadoras/es de las dos Consejerías anunciaron públicamente que "La Dirección de Políticas de Juventud del GCBA notificó que el 31 de diciembre de 2017 cierra las Consejerías de Salud Sexual y Reproductivas de su programa Chau Tabú. En las dos consejerías, una ubicada en Plaza Houssay (Recoleta) y la otra en la Villa 20 de Lugano, trabajan psicólogos/as y médicos/as que entregan métodos anticonceptivos (pastillas e inyectables anticonceptivos, test de embarazo, pastillas de emergencia y preservativos) y asesoran y brindan información en temas de violencia de género, aborto, diversidad sexual, placer, infecciones de transmisión sexual, VIH-Sida y demás temas relacionados a la salud integral de las usuarias/os".
Además pusieron en números su tarea. aseguran haber recibido solo en esos dos lugares, durante lo que va de 2017, 6034 consultas (más del 95% mujeres de 15 a 29 años ) "a las que se le han entregado 8714 insumos. De estas pacientes, 762 consultaron por primera vez este año. El resto son pacientes que se vienen atendiendo hace mas tiempo en estos servicios de salud. También se han derivado 691 pacientes a otros servicios de salud de mayor complejidad, como por ejemplo para interrupciones legales de embarazo, atención y control ginecológico, colocación de DIU e Implante, atención integral en casos de violencia, etc.".
En cuanto a cómo fue la comunicación y los motivos que les dieron tras el anuncio de los cierres, comentarón que "El motivo que dio Fabian Pereyra, Director de Políticas de Juventud, es falta de presupuesto y una distinta distribución de los 'recursos' para el próximo año. Algo incomprensible si se tiene en cuenta que las consejerías están abiertas 10 horas por día de lunes a viernes y son llevadas adelante con 7 profesionales en total. A los y las profesionales que trabajan en las consejerías se les ofreció postularse (sin garantía de ser contratados) para pasar a otra parte del programa, con el mismo sueldo, pero trabajando más horas, y desarrollando tareas que no son para las que se formaron, como por ejemplo dar talleres en escuelas".
También se refirieron a cómo están comunicando a las personas que asisten en esos lugares acerca del cierre: "Es una tarea que llevan adelante los mismos profesionales de los espacios, por un interés ético y profesional. Pero no se les están dando opciones claras de donde retirar la medicación a partir del mes próximo porque no se planearon las articulaciones y derivaciones correspondientes a un cierre de esta magnitud. Los servicios de ginecología de la mayoría de los Hospitales y CeSACs se encuentran colapsados. Las pacientes que actualmente recurren al programa Chau Tabú se van a quedar sin métodos anticonceptivos gratuitos en pocas semanas. Las verdaderas perjudicadas son las usuarias de estos espacios quienes pierden de forma arbitraria y sin un plan superador un lugar de referencia, control, asesoramiento, seguimiento y cuidado de su salud. Es necesario que la población tome cuenta de este avasallamiento de los derechos y exija que se mantengan abiertos estos servicios fundamentales para el cumplimiento de las leyes de Salud Sexual y procreación responsable, ley básica de salud y otras leyes que garantizan el acceso a dichos métodos anticonceptivo e información", finalizaron.
Si las consejerías se presentaron como parte del programa Chau Tabú, el modo en que el Estado parece querer hacerse cargo de la temática de la sexualidad, implica decir al menos Hola, tabú.

0 comentarios:

Publicar un comentario