24 may. 2018



Lo dijo Viviana Mazur, médica generalista, especialista en medicina General y Familiar e integrante de la Asociación Metropolitana del Equipo de Federación Argentina de Medicina General, que disertó hoy en el Congreso y se pronunció a favor de la legalización del aborto. Mazur abordó el tema con un recorrido de los puntos que involucran a los profesionales de la salud, especialmente pública. (Por La Retaguardia)

Foto: Pañuelazo (archivo Agustina Salinas/La Retaguardia)

"Mi voz que intentará ser  nada más que la voz de miles y miles de médicos generalistas y de distintas especialidades que integran equipos de salud a lo largo de nuestro país, y que claman a quienes tienen la posibilidad de hacer de esta una sociedad más justa,  que aprueben la legalización del aborto", expresó Mazur sobre el consenso que hay en el colectivo de profesionales para la sanción de esta ley. La médica también se refirió a las condiciones en que las mujeres abortan en los servicios de salud: "He visto gran cantidad mujeres recurrir a prácticas inseguras, nombre elegante con el que denominamos a la desesperación que lleva a muchas mujeres a someterse a abortos hechos con sustancias y elementos o en lugares que darían terror a cualquiera de nosotras. Cuando preguntábamos a las mujeres que asistíamos desde una perspectiva de reducción de riesgos y daños cuáles eran sus temores, todas invariablemente respondían: a morir o a ir presas", resaltó Mazur.
Además, la profesional explicó cómo el aborto va en aumento en los países en que está penalizado, al contrario de lo que sucede en el resto del mundo: "Mientras  en países que prohíben el aborto totalmente o que lo permiten solamente para salvar la vida de la mujer la tasa de abortos es de 37 sobre 1000 mujeres, es más baja en países que permiten el aborto sin restricciones, de 34 sobre 1000". Con esta información, Mazur planteó: "No es prohibiéndolo como se evita o disminuye. Eso solo genera ensañamiento contra las mujeres que lo practican".
Según Mazur, entre el 64 y el 67% de los profesionales de la salud consultados por la Sociedad de Ginecología de Buenos Aires, la Asociación de Psiquiatras de Argentina y el Hospital Italiano se pronunciaron a favor de la legalización. Por otra parte, en términos institucionales, tomaron partido también a favor la Federación Argentina de Medicina General, la Sociedad de Ginecología Infantojuvenil y la Sociedad Argentina de Medicina, entre otras.
Sobre el final de la intervención, Mazur reflexionó acerca de los derechos que complementarían a la legalización del aborto: "Ya enunciamos que ha hecho disminuir las tasas de aborto en gran parte de los países. Es que junto con esa medida han acompañado a las personas a tener información y acceso a métodos anticonceptivos modernos y eficaces. El proceso de atención del aborto se convierte en una oportunidad también para ello cuando puede hacerse en un marco de legalidad y de derechos. Cada uno de los que hemos defendido aquí la legalización trabajamos día a día por garantizar esos derechos, en el sistema de salud y en las aulas. Paradójicamente hemos escuchado hablar en contra de la legalización, y en un alto ejercicio de la hipocresía reclamar educación sexual y acceso a la anticoncepción a quienes obstruyen permantemente el acceso a ese derecho. Me encuentro cada semana con cientos de docentes que luchan por llevar a sus aulas la posibilidad de que las personas tengan el derecho a la sexualidad basada en el placer y el cuidado, en la autonomía en las decisiones y en la erradicación de la violencia. Y puedo dar cuenta de muchos servicios de salud que a partir de mejorar el acceso a la atención de la interrupción del embarazo en el marco jurídico actual, también mejoraron sus prácticas en anticoncepción. Porque lo que cambia es justamente el pensar desde desde un acto ético y moral, que nuestro rol es el de facilitar la autonomía en las decisiones de las personas sobre sus cuerpos y sus vidas entre las que están sus elecciones reproductivas", explicó.
Por último, Mazur se dirigió directamente a los legisladores en nombre de las mujeres de nuestro país: "En este debate, ustedes tienen la maravillosa oportunidad de devolverles parte de la dignidad que les está siendo robada a las mujeres, a la mitad de la población que hoy está sometida a las prácticas clandestinas para poder llevar adelante con autonomía las decisiones sobre sus vidas y sus cuerpos. Les pido que no dejen pasar esta oportunidad".

0 comentarios:

Publicar un comentario