27 feb. 2019



Cada vez son más las personas que viven en la calle en la Ciudad de Buenos Aires. En los últimos años se produjo un incremento que alcanzó a 8 mil personas en esta condición. Vanesa Escobar, integrante del Movimiento Popular La Dignidad, habló con Luis Angió y Cristina Varela en el programa Oíd Mortales, de Radio La Retaguardia, y contó los detalles de esta problemática que alcanza a cada vez más personas. (Por La Retaguardia)

Foto: encuentro de personas en situación de calle luego de la represión a la UTT (Natalia Bernades)

“En la Ciudad de Buenos Aires, hace dos años, hicimos el censo popular de personas en situación de calle. Nos dio como resultado que hay casi 6 mil personas en situación de calle efectiva en la Ciudad de Buenos Aires y 20 mil personas en riesgo de situación de calle. No es un número menor. Esta última es una categoría que el Gobierno de la Ciudad no tiene en cuenta. Para nosotros y nosotras las personas en situación de calle no son solo aquellas que vemos durmiendo en la calle, sino también aquellas que por diversas situaciones están en riesgo de terminar en esa situación. Por la miseria que estamos viviendo, hay que dejar de pensar que eso les pasa a otras personas. La verdad es que les está pasando a un montón de personas que habitaban una casa o un departamento, que no pudieron pagar más el alquiler y se fueron a vivir a una pensión, y cuando les aumentó la pensión, como no tienen otras redes que los puedan sostener, terminaron durmiendo en la calle o en un parador. Hoy vemos familias completas en situación de calle. Esas familias están en calle por resultado de las políticas de miseria que viene aplicando este gobierno”, criticó.
Escobar habló del incremento en la cantidad de personas en situación de calle que se dio desde que su organización, junto con otras dedicadas a la problemática, cuantificó en el censo hace dos años atrás, y explicó cómo ese número creció en el corto plazo: “En este momento, debe haber al menos 8 mil personas en situación de calle efectiva. Este año vamos a realizar el censo popular. Cuando lo hicimos hace dos años, una de las preguntas era '¿Hace cuánto que estás en situación de calle?'. Las respuestas eran: menos de 6 meses, entre 6 meses y 5 años, entre 5 y 10 o más de 10. El 25% de las personas encuestadas en la capital habían quedado en calle en los últimos 6 meses. Eso fue en 2017. Nosotros vemos el panorama bastante terrible. Cualquier persona que transita por la Ciudad de Buenos Aires puede ver que cada vez hay más gente durmiendo en la calle”, expresó Vanesa.

Los paradores

La militante social se refirió a los paradores que existen en la Ciudad de Buenos Aires para atender a las personas en situación de calle y fue muy crítica al respecto: “Los paradores no dan abasto y no cumplen con la legislación que existe en la Ciudad de Buenos Aires. Existe la ley 3706, que es la ley de personas en situación de calle, que no la cumplen. Deberían tener abierto un centro de integración, como dice esta ley, pero no se aplica. Los centros de integración suponen su apertura las 24 horas. Una persona que habita la calle no necesita el espacio solo de 18 a 7 horas, sino que necesita poder volver a un lugar donde estar para poder rearmar su vida. Eso no lo cumplen. Las condiciones de los paradores son de un gran nivel de insalubridad. Nos da mucha vergüenza ajena cuando el Gobierno de la Ciudad se vanagloria del Operativo Frío, cuando sabemos que muchas veces en los paradores de la ciudad no hay agua caliente. A las 6 o 7 de la mañana las personas que están durmiendo ahí se tienen que ir”, contó Escobar y enumeró otros problemas con los que deben lidiar las personas que llegan a estos paradores: “El régimen que hay adentro es carcelario. Cualquiera puede sufrir un episodio de violencia, cualquiera puede perder sus cosas, no pueden llevar comida y si te sancionan quedás en la lista negra de los paradores: en el sistema queda cargado que no pueden ingresar a ninguno de los paradores de la ciudad”, manifestó en Radio La Retaguardia.
Escobar explicó que por estas razones y otras, muchas de las personas en situación de calle prefieren evitar los paradores. En algunas ocasiones, los servicios sociales les sacan a sus hijos/as y la familia queda separada. Vanesa responsabilizó al gobierno porteño por no hacerse cargo de estas problemáticas: “La respuesta la damos las organizaciones. En los espacios que tenemos las organizaciones recibimos a esos compañeros y compañeras en situación de calle. Muchos prefieren habitar la calle porque ahí tienen su lugar de pertenencia, tienen sus cosas, tienen su ranchada. Es muy terrible lo que sucede con las mujeres con hijos. La oferta que tiene la ciudad para mujeres es muy pobre. Es bajísima. Tenemos un montón de casos de mujeres que como viven en la calle con sus hijos menores de 18, les son sacados sus hijos por el Consejo de Niñez por intervención judicial y de modos muy terribles. Es la consecuencia de una no política de vivienda habitacional seria de la Ciudad de Buenos Aires. La ciudad más rica del país tiene 8 mil personas viviendo en la calle. Es una situación muy terrible en todas las ciudades del país. El año pasado se murió de frío una persona en la calle”, lamentó Vanesa.
La integrante del Movimiento Popular La Dignidad contó que si bien la mayor cantidad de personas en situación de calle se concentra en las zonas céntricas y al sur de la ciudad, en el último tiempo se produjo un desplazamiento hacia la zona norte de la ciudad, lo que es resultado también del incremento que se dio en los últimos años: “Sobre todo en zonas muy céntricas y en la zona sur de la ciudad es donde hay mayor cantidad de personas en situación de calle. También empezaron a vivir más personas en situación de calle en la zona norte de la ciudad. Eso es porque la persona que habita la calle tiene que buscarse la moneda en el día a día. Está muy dura la mano para quien vive en la calle. Hay que buscar nueva estrategias de supervivencia. Por supuesto, hay muchas más personas en situación de calle en las zonas de Congreso, Microcentro y Barracas, que está toda la zona de hospitales”, graficó.
Además de la falta de políticas habitacionales y de vivienda destinada a personas en situación de calle o con posibilidad de serlo, uno de los grandes motivos para aumentar el número de personas que deben vivir en la calle son los elevados costos y trabas que implica alquilar un departamento en la Ciudad de Buenos Aires: “En la zona del Abasto tenemos una casa que labura con población en situación de calle y problemas de consumo de drogas. Nos encontramos con jóvenes que tienen 15 o 16 años y son hijos de personas en situación de calle, que nunca han habitado una casa. La situación se incrementó en los últimos años y tiene que ver con el macrismo gobernando la ciudad y ahora a nivel nacional, pero también hay una cuestión más estructural que todavía está. Las políticas en relación a lo habitacional y las viviendas en la ciudad son nulas. Los alquileres son muy altos, y es casi imposible acceder a los subsidios habitacionales. Van entre $1500 y $4000. Son muy bajos. No se puede alquilar nada con esa plata. Las políticas de la ciudad no están enfocadas ni hacia la vivienda, ni hacia la salud, ni hacia la educación pública y gratuita”, denunció.
Por último, Escobar contó cuáles son las acciones que lleva adelante desde las organizaciones que trabajan para ayudar a las personas en situación de calle: desde ollas populares en distintas plazas de la ciudad, como asesoramiento en trámites necesarios para acceder a un subsidio habitacional. “Rotamos por distintas plazas haciendo encuentros de gente en situación de calle. La última que hicimos fue en Plaza Constitución, el mismo día que se realizó el Verdurazo. Varios jóvenes y adultos fueron heridos de bala porque en el mismo momento que se reprimía el Verdurazo nosotros nos estábamos instalando ahí. Tenemos planeado hacer otra plaza, probablemente sea Primera Junta. Estuvimos en Plaza Flores, en Plaza Once. Un poco lo que sucede en esos encuentros es asesoramiento en gestión de trámites en relación al subsidio habitacional y otros trámites, atención primaria de la salud y hasta hubo una radio abierta”, cerró Vanesa.
De las actividades participan habitualmente Proyecto 7, No tan distintas, la Asamblea Popular de Plaza Dorrego y el MPLD, entre otras organizaciones sociales.

0 comentarios:

Publicar un comentario