17 dic. 2019



La Cámara suspendió las salidas transitorias que le había concedido el TOF N°2 al genocida Eduardo Emilio Kalinec, condenado a prisión perpetua por los crímenes cometidos en el Circuito ABO. En la suspensión del beneficio que el mismo tribunal había otorgado a principios de mes, se tuvieron en cuenta las declaraciones de su hija Analía Kalinec a La Retaguardia, y las amenazas que recibió el periodista de Infobae Juan Manuel Mannarino. (Por Fernando Tebele para La Retaguardia)

Foto: Mariano Militello




El genocida Eduardo Emilio Kalinec deberá permanecer en la cárcel, donde purga una condena de prisión perpetua por su participación en los crímenes que se cometieron en el circuito constituido por tres ex centros clandestinos, El Atlético, El Banco y El Olimpo.
El último día de noviembre pasado, cuando se enteró de las salidas autorizadas, su hija Analía Kalinec, integrante del Colectivo Historias Desobedientes, uno de los grupos que reúne a familiares, hijas e hijos de genocidas que los rechazan, lo había definido así: “Durante los crímenes de la dictadura él era un oficial joven, era subinspector, ese era el rango que tenía. Y dentro de la cadena de mandos lo que hacía era ejecutar las órdenes. Era parte de las patotas de los grupos de tareas que salían a secuestrar y que luego llevaban a los centros clandestinos a las personas que eran detenidas que muchas de ellas permanecen  desaparecidas. Durante 30 años de impunidad vivió haciendo carrera. Gozando de una vida holgada que le permitía su sueldo como miembro de esta fuerza”.
En esa misma entrevista, Analía también dijo: “En términos personales considero a mi papá un hombre peligroso. Algo que me parece que tengo que socializar es que mi papá tenía armas propias. Y en su casa, a la que va a volver con estas salidas transitorias. Es muy probable que esas armas sigan ahí”. Estas últimas declaraciones fueron tenidas en cuenta por el juez de Cámara, Enrique Mendez Signori para suspender la medida, a partir de lo que consideró: “las particulares y novedosas circunstancias expuestas por Analía Kalinec (hija del condenado)”. La resolución responde a un pedido realizado por el fiscal Alejandro Alagia y la querella del juicio por el Circuito ABO.
También aportó a la suspensión del beneficio la denuncia realizada por el periodista Juan Manuel Mannarino, quien recibió llamadas amenazantes, una de ellas desde una cárcel, luego de haber publicado la noticia en el medio tradicional Infobae.
Kalinec deberá seguir purgando su condena en cárcel común, algo que debería ser habitual, pero que cumple sólo un 40% de los genocidas que tienen causas judiciales.

0 comentarios:

Publicar un comentario