6 sept. 2020




Hace 5 años, encontró un cuchillo ensangrentado clavado en la puerta de su casa y su vida cambió para siempre. Se sintió abandonada a su suerte por el Ministerio Público Fiscal para el que peritaba. Se fue del Estado.
Desde la sociedad civil, se paró en el mismo lugar: es una experta forense que pone todos sus saberes al servicio de desbaratar historias oficiales. Creimer participó de la autopsia como perito de parte de la familia de Facundo Astudillo Castro. En diálogo con el programa La Retaguardia, habló de lo que ya se sabe acerca de cómo lo asesinaron. Sin poder hablar de la autopsia por un pedido expreso de la justicia, explicó aspectos generales de casos en los que participó como perito, que permiten desmontar las “dudas” que presentan algunos medios tradicionales de comunicación, para enfocar todas las luces en la Policía bonaerense. (Por La Retaguardia)

🎤 Entrevista: Fernando Tebele/Pedro Ramírez Otero
✍️ Redacción: Nicolás Rosales
💻 Edición: Fernando Tebele
📷 Foto de portada: Fotograma de la película ¿Quién mató a mi hermano? de Ana Fraile y Lucas Scavino





—La Retaguardia: ¿Qué se puede decir de la autopsia, de lo que ustedes ya han podido establecer como certezas en el análisis que realizaron?

—Virginia Creimer: En realidad no puedo decir mucho, dada la intervención de uno de los médicos de la Corte que pidió que todo lo que se había encontrado durante la autopsia quedara dentro del secreto profesional. Es decir, la motivación no fue de una de las juezas, sino de uno de los médicos de la Corte de la Nación. La jueza adhirió a que no se pueda hablar de la autopsia. Si puedo hablarles a ustedes y a la audiencia de cuestiones generales de lo que bien conozco, que son  las muertes producidas por fuerzas de seguridad y algunas cuestiones que se pueden encontrar en casos extremadamente parecidos, como fue por ejemplo otro desaparecido en democracia: Franco Casco (2014), un pibe de la Provincia de Buenos Aires, de Florencio Varela, que se fue a Rosario y apareció tiempo después “ahogado” en el Río Paraná. En el medio había intervenido la (Policía) rosarina deteniéndolo, digo por la relación que hay entre uno y otro caso, que son bastante claras. En el caso de Franco Casco, además de las lesiones, si bien se lo encontraba antes (a 22 días de su desaparición) y sumergido, las lesiones que poseía tenían una característica muy  particular. Por ejemplo un fenómeno vital, vital quiere decir que se produjo con la persona en vida, es la tinción de los dientes del maxilar inferior de color rosa. Quiere decir que, cuando une encuentra a un cadáver, a una persona fallecida con los dientes del maxilar inferior teñidos de rosa, lo que se llama habitualmente en medicina forense Pink tooth, significa que sufrió una muerte violenta, rápida, por asfixia. Puede ser por presión del cuello, porque le apretaran el cuello; o puede ser por sumersión, porque lo ahogaran. Se tiñen de rosa porque la presión que se ejerce sobre el cuerpo y la cara en forma tan violenta sobre el cuello, hace que los canalículos de los dientes se llenen rápidamente de sangre y como sobreviene la muerte, rápidamente también, esa sangre no vuelve al torrente sanguíneo y queda en los dientes como si estuvieran pintados de rosa. Estamos hablando de un fenómeno que se produce en vida, que es una muerte violenta por asfixia en la que hay que determinar si es por sumersión, es decir si lo ahogaron o si fue una asfixia mecánica, si le obstruyeron la vía aérea para que se produzca eso. 

Analizar el caso de Casco puede aportar alguna claridad y elementos para aplicar al caso de Facundo Astudillo Castro.

—LR: En el caso de Franco, ¿fue por sumersión?

—VC: Todavía no tenemos los resultados. Se hicieron análisis de diatomeas, hay que ver si para establecer que fue por sumersión, dadas las condiciones del cuerpo. Hay que establecer la existencia de diatomeas que es un fitoplancton, son unos bichitos por decirlo para que lo entienda quienes lean, que están en todas las aguas, pero que en todas las aguas son diferentes. Si fue por sumersión, al analizar la médula de los huesos por supuesto con una técnica muy particular, se pueden encontrar, comparar, y analizar con el agua del lugar en el cual se encuentran los cuerpos. Si están presentes las diatomeas, hubo sumersión, punto número uno. Y si están presentes, compararlas con el lugar pasa saber si fue sumergido en ese lugar o en otro.
Sin dar demasiadas vueltas, volvimos a hablar sobre Facundo, uniendo algunas partes de las respuestas anteriores de Creimer. Sobre todo para desmontar las versiones de algunos medios tradicionales de comunicación, con C5N a la cabeza, que intentan presentar algunas o dos líneas de investigación: la desaparición forzada, pero también la de un posible accidente.

—LR: ¿Una persona que cae de un puente puede tener el efecto de los dientes rosas?

—No.

—LR: Y una persona que cae de un puente, ¿muere por asfixia?

—VC: No. Pero además una persona que cae de un puente que tiene tres metros de alto va a tener una fractura a nivel del cráneo, una fractura en los miembros. Lo que es más importante seguramente tenga una fractura en los tobillos o en la vértebras cervicales, en las vértebras del cuello. Nada de ello se encontró en Facundo.

—LR: En la entrevista anterior nos dijiste que los resultados iban a tardar, ¿Cuáles son esas cosas que se van a analizar ahora y en cuanto tiempo?

—VC: Lo que resta saber y lo que viene en aproximadamente 30 días es una reunión de perites donde va a estar el entomólogo, el Dr. Centeno; la especialista en aguas, la Dra. Mariani, que es la que va  determinar lo de las diatomeas; va a estar la Dr. Forense de la Corte de Nación, que es la que va a determinar la existencia de Pink thooth, también el equipo de tafonomes (de tafonomía) de la Universidad del Centro; el EAAF (Equipo de Argentino de Antropología Forense); los médicos de la Corte de Nación; el radiólogo, que es muy importante; y yo. Nos reuniremos en un plazo cercano a los 30 días para discutir todos los hallazgos y en función de eso llegar a una conclusión sobre cuál fue el mecanismo de la muerte. La posibilidad de establecer una data; es decir en qué momento se produjo esa muerte y lo que importaba también la identificación que ya fue confirmada.

—LR: ¿Cómo viviste en lo personal el día de  la confirmación de que se trataba de Facundo?, esperado, y a la vez durísimo siempre…

—VC: Lo viví con intensidad. Este trabajo es intenso, pero lo viví con tranquilidad porque estaba convencida de la posibilidad de este resultado. Pero también lo viví en algún momento con angustia cuando me llamó Cristina (la mamá de Facundo), mucho tiempo después, preocupada, pidiéndome que yo estuviera presente en el momento en que se entregara el cuerpo de Facundo por parte del EAAF para ser enviado a Bahía Blanca. Y que yo corroborara que ese era el cuerpo de Facundo ya identificado, pero que era ese mismo cuerpo el que le estaban mandando y que no fuera otro. Ella necesitaba que yo estuviera ahí para estar tranquila de que no le iban a volver a embarrar la cancha y que otra vez le iban a sacar a su hije. 

—LR: ¿Hay alguna pericia especial sobre la zapatilla para establecer el tiempo que estaba ahí?, ¿Cómo se hace?

—VC: Solicitamos desde la querella un ADN de toque, o ADN de touch, para ver si hay algún tipo de sustancia o de huella para poder compararlo con quien haya tocado esa zapatilla. Claramente el estado del cuerpo de Facundo no tiene ninguna correlación con la indemnidad de esa zapatilla. El resto de la investigación ahora está corriendo en forma paralela. Donde mi equipo de la Consultora Pericial de Ciencias Forenses, que son más de 20 profesionales, están trabajando con ojo pericial sobre todo lo actuado hasta ahora. Sobre todo lo que existe en la causa, ya sea en Provincia o de nación, para tener otra visión de lo que pasó, y de cómo se construyó esta causa, en el buen sentido; o si existe un buen sentido, en el mal sentido. Para entender la causa y complementarla. Recuerdo que el Protocolo de Minnesota nos habla de una autopsia que tiene que ser completa, metódica, sistemática, ilustrativa, pero además contextualizada. Si no ponemos en contexto esta muerte, que no es un pibe que estaba cruzando la calle y lo atropelló un camión... Es un pibe que desaparece, que estuvo en manos de la Policía, y que cuando aparece quedan solo sus restos y señales de una muerte violenta. Hay que avanzar también con eso, y el resto de les profesionales y de las instituciones no lo hacen de esta manera. “A mí me toca trabajar sobre los huesos, trabajo sobre los huesos”. “A mí me toca trabajar sobre los dientes, trabajo sobre los dientes”.. Y no entrecruzan información, no trabajan en equipo, i sino que cada une trabaja en su especialidad y aporta la suyo. Nosotres tenemos una concepción diferente de lo que es la investigación criminal. El trabajo en equipo no es amontonar un montón de gente, valga la redundancia. El trabajo en equipo es que cada une aporte lo que sabe, que se pueda poner en discusión, que se pueda nutrir a les otres y que a partir de ese trabajo surjan nuevos conocimientos y nuevas realidades que puedan aportar a la causa.

—LR: En este caso, ¿hay algo que te haya hecho decir con certeza, desde tu experiencia, “esto fue la bonaerense”?

—VC: La zapatilla. Une pibe laburante cuida sus zapatillas como si fuera su vida, de hecho pierden la vida por las zapatillas. Eso también pasó en el caso de Luciano (Arruga), que las zapatillas estaban revoleadas del otro lado de la General Paz. Y las fuerzas de seguridad saben lo que significa una zapatilla al lado de un cuerpo. Y además saben que es un mensaje no solo es para afuera, para quien pueda escucharlo, sino que también es un mensaje para adentro. Tan impune soy, que te dejo el cadáver con la zapatilla al lado.

0 comentarios:

Publicar un comentario