11 abr. 2014

La Cámara explica por qué la ESMA
no debe sufrir alteraciones
(Por La Retaguardia) Lo resolvió la Cámara Criminal y Correccional Sala Nº2 en respuesta a una apelación presentada por el Encuentro Memoria Verdad y Justicia. Dialogamos con Carlos Lordkipanidse, sobreviviente y miembro de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, que calificó el fallo como “el primer paso de un camino de recuperación de la ESMA en todos sus sentidos”.

Organismos de derechos humanos y sobrevivientes habían presentado ante la Cámara, a través de Carlos Lordkipanidse y la abogada Liliana Alaniz de la Asociación de Profesionales en Lucha, su oposición a la intervención museográfica que pretende llevar adelante el Ejecutivo nacional en el Casino de Oficiales, una iniciativa que contaba con el aval del juez de instrucción de la causa ESMA, Sergio Torres.
Tras la audiencia realizada el pasado 8 de abril, los jueces Eduardo Farah, Martín Irurzun y Pablo Herbon dictaminaron que “asiste razón al recurrente en cuanto a que el proyecto presentado podría alterar los medios de prueba. Es que aún extremando los recaudos para evitar ello, resulta cierto que la mínima modificación a las condiciones pre existentes en el Casino de Oficiales de la Escuela de Mecánica de la Armada puede conducir a frustrar la realización de diligencias tendientes a reconocer -incluso a través de los sentidos- el posible lugar donde las víctimas permanecieran ilegalmente privadas de su libertad, afectando así los elementos probatorios atinentes a esta investigación. Su correcta preservación en la condición original resulta ineludible”.
“La verdad que me siento muy contento –aseveró Lordkipanidse a Oral y Público a pocas horas de conocer la decisión judicial–, le hemos dado un mazazo no solamente al tema del proyecto museográfico estrafalario que pensaban hacer dentro del Casino de Oficiales, sino que quienes firman el escrito de la Cámara son nada menos que Irurzún y Farah, dos jueces que no se caracterizan por ser progresistas. Hemos dado una pelea en un terreno que siempre nos es adverso, que es el judicial, y que lo venimos heredando desde hace mucho tiempo. Hay instancias en las que no queda otro camino que darle razón a la razón, y en este caso estamos contentos porque no tuvieron otra posibilidad que la de darnos la razón y fallar a favor nuestro”.
La presentación de la apelación ante la justicia se produjo luego de que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación enviara un pedido de autorización para comenzar con la instalación del museo en el Casino de Oficiales al juez de instrucción de la megacausa ESMA, Sergio Torres, quien dio su aval: “acá se engolosinaron con el juez Torres –afirmó Lordkipanidse al respecto–, a partir de un hecho realmente poco fortuito que fue que en su momento le pidieron permiso al juez para derribar cuatro edificios que había dentro del predio de la ESMA, y Torres accedió. Tiraron abajo cuatro edificios dentro del Espacio para la Memoria y construyeron lo que ahora empiezan a inaugurar como el Museo de las Malvinas, que no tiene absolutamente nada que hacer el tema de las Malvinas con la ESMA, es como que adentro de Auschwitz se haga el Museo de la Batalla de Stalingrado, no tiene absolutamente nada que ver una cosa con la otra. Entonces se engolosinaron con que Torres les iba a decir que sí, cosa que efectivamente hizo, les dio permiso. ‘Mientras no claven clavos en las paredes pueden instalar lo que quieran’, les dijo, y eso fue lo que nosotros apelamos y es en lo que nos dieron la razón, respecto a lo que no se puede hacer”.

Sitios de la memoria

Lordkipanidse interpretó este fallo como el primer paso de un camino de recuperación de la ESMA en todos sus sentidos y en su integridad: “nosotros estamos detrás de este asunto en particular hace un año, pero hace mucho tiempo que venimos luchando para que la ESMA en su conjunto, en su totalidad, incluido el campo de deportes, sea lo que tiene que ser, un espacio para la memoria y no un lugar para hacer asados, festivales de música o congresos partidarios”.
El integrante de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos tuvo la posibilidad de conocer centros de memoria en Europa como Auschwitz y Birkenau, y encontró grandes diferencias respecto al tratamiento en la ESMA: “en esos lugares se respetó la memoria, están impregnados de dolor y muerte, y eso es lo que transmiten cuando uno simplemente ingresa al lugar, no hace falta ninguna parafernalia lumínica, ni sonora, para que uno se sienta absolutamente conmovido por lo que el mismo lugar relata. Además en esto tiene coincidencia con la ESMA, y lo hemos podido comprobar en infinidad de oportunidades en que los sobrevivientes hemos hecho visitas guiadas, aquellos que nos acompañaron poco necesitaron de nuestro relato, porque en realidad con lo que ya se conoce de la ESMA y con el simple hecho de ingresar allí ya está. Uno está ahí y se sabe lo que ocurrió, se siente y esto es lo que se pretendía evitar con esta historia del proyecto museográfico, querían darle otro sentido, otro contenido, que esa sensación se borre, y todo esto lamentablemente tiende hacia una política que es mucho más jodida que es el asunto de la reconciliación, de que la memoria se borre y tengamos que aceptar a (César) Milani, a (Sergio) Berni y compañía”, afirmó.

De victorias y combates

Más allá de mostrar su alegría por el fallo, Lordkipanidse aclaró que la situación en la ESMA es un combate que no termina en esta victoria judicial: “hemos tenido un paso muy importante, que a la vez es significativo y esclarecedor respecto del resto de las situaciones, porque hemos logrado instalar un debate, no solamente en el ámbito judicial sino también en la sociedad, que empieza a entender esto como un problema, y empieza a tomar participación. Digamos que una buena parte de la población se sentía tranquila con esto, pero cuando surgen todas estas maniobras por atrás de apropiarse de lugares y terrenos, y lo más importante de todo, tratar de apropiarse de la memoria para darle un significado diferente al que tiene que tener, empieza a ser un tema de discusión y debate en la sociedad que ahora ya ve una luz de alarma respecto a esto. Por supuesto que el tema de los otros centros clandestinos de detención del ámbito de la Capital Federal que pretenden ser transferidos de la Ciudad de Buenos Aires, es decir este acuerdo Macri-Nación, va a encontrar por lo menos de aquellos que estamos mínimamente al tanto de la situación, una férrea resistencia, tal como lo hemos planteado en esto del Casino de Oficiales. Esta lucha que hemos empezado algunos poquitos, aquellos entendidos en la cosa por así decirle, pero que rápidamente se difundió a muchísimos otros sectores que han apoyado la lucha, encontraron este freno, han encontrado este obstáculo insalvable hasta este momento”.
Lordkipanidse se mostró convencido que desde el Ejecutivo nacional continuarán intentando avanzar con la instalación museográfica: “lamentablemente como hemos visto respecto del trabajo que ha desarrollado el Instituto Espacio para la Memoria, durante tantísimos años, se lo pasan por el traste, no les importa nada, entonces agarran y deshacen todo lo hecho, todo lo elaborado, todo lo estudiado, todo lo escrito, todo, en función de un proyecto de carácter egocéntrico en definitiva, porque de eso se trata. Creo que el gobierno va a intentar por todos los medios lograr su objetivo, de todos modos lo único que pueden hacer es ir a otro juzgado que le toque de turno, hacer una presentación y le va a tocar cualquiera, no el interviniente, y decir que quieren hacer esto, tratando de conseguir la aprobación de algún juez y se van a encontrar con que hay un antecedente, que es este fallo de Cámara, en este sentido le veo poca perspectiva desde lo jurídico”.
Con el fallo de la Cámara Criminal y Correccional, los organismos de derechos humanos dieron un gran paso en su lucha por evitar, en palabras de Lordkipanidse, la banalización de la memoria, y continuar la construcción de espacios que reflejen, sin agregados, lo que allí se vivió durante el Terrorismo de Estado.

0 comentarios:

Publicar un comentario