7 abr. 2019



La gestión de Rodríguez Larreta retiró de Plaza de Mayo una escultura de homenaje a las Madres. Isabel Huala y Sergio Maldonado. Nora Cortiñas y Mirta Baravalle en la última Ronda de marzo. (Por Paulo Giacobbe para La Retaguardia)

Fotos: Karina Díaz (Nora Cortiñas, Sergio Maldonado y Mirta Baravalle), Muralismo Nómade (escultura)



La revolución restauradora que bombardeó Plaza de Mayo con su obra pública permanente volvió a retirar una escultura de las Madres instalada en esa plaza. A la trayectoria de desmemoria impulsada por el gobierno de Rodríguez Larreta hay que sumarle que el año pasado borraron del piso el símbolo de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y un pañuelo que tenía los nombres de los compañeros detenidos desaparecidos. Había sido pintado en una Marcha de la Resistencia en el lugar donde siempre se reúne Línea Fundadora. Julio César Creativo, autor de la escultura, participó de la Ronda el jueves pasado: “La obra se llama Madres del Universo, porque ellas son nuestras y ya superan el amor de todo”. La escultura fue colocada en la plaza durante la marcha del 24, pero el 25 antes de las cinco de la mañana ya la habían removido. En diálogo con La Retaguardia, Julio dijo que se la llevó “el Gobierno de la Ciudad a un galpón de Fiscalización” y que nadie se comunicó con él, ni con las Madres. La escultura de una mujer con un pañuelo en la cabeza, el puño izquierdo en alto y un bebé en brazos, colocada un 24 de marzo en las cercanías de la pirámide, con una placa que dice “Homenaje a Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Obra Madres del Universo. Autor Julio César Creativo MMXIX”, no puede prestarse a confusiones o malos entendidos. La remoción de la obra y la falta de diálogo es parte del destrato del Gobierno a los Organismos de Derechos Humanos. “La gente me decía que era hermosa la obra, la quería tocar, tocaban el bebé. Norita también tocó la escultura, la parte del bebé... una aceptación de toda la sociedad sin diferencias políticas”, dijo Julio César Creativo, al contar la reacción de quienes vieron la obra el poco tiempo que estuvo emplazada.
El mismo 24, otro grupo intervino el bebedero donde las Madres Línea Fundadora se reúnen al resguardo de la poca sombra que quedó en la Plaza. “Muralismo Nómade en Resistencia, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el Taller de Cerámica Libre de la Estación Darío y Maxi y la constante colaboración, acompañamientos y cuidado de Hagamos Lo Imposible; construimos una idea desde el dibujo a la materialidad, tomando los símbolos que ELLAS, incansables luchadoras contra el olvido, nos invitaron a pensar...”, dice el Facebook de Muralismo Nómade y la transformación del bebedero, de gris cemento a la belleza de hoy, resulta indescriptible. “Un pañuelo para la lucha y la memoria, un pajarito para la libertad, una Azucena para las catorce primeras, en circulación, contra las injusticias, en memoria de aquellxs que cayeron en la lucha contra el terrorismo de estado”, es un fragmento del documento que difundieron desde Muralismo Nómade. En la ronda del jueves, entre abrazos, aplausos y el presente por los 30.000, el bebedero intervenido es un símbolomás de amor, resistencia y lucha en esta búsqueda por memoria, verdad y justicia.

Facundo Jones Huala y Santiago Maldonado

“La situación está bastante complicada con tantas causas que le han armado a nuestros hermanos allá. Con el lonko (Facundo Jones Huala) todavía preso en Temuco (Chile), esperando qué dice la Corte Interamericana”, dijo Isabel Huala, madre de Facundo, en la Ronda de los jueves, describiendo la persecución que desde los Estados chileno y argentino llevan adelante contra su familia por ser mapuche, “también esperando de este lado de la cordillera, que Benetton le haga el juicio, por usurpación, abigeato y tenencia de armas, según ellos, los demás hermanos quedaron absueltos de todos esos cargos”, contó Isabel Huala.
Otro de sus hijos, Fausto, es testigo del asesinato de Rafael Nahuel. Junto a Lautaro Gómez bajaron de la montaña el cuerpo de Rafael Nahuel en un intento por salvarle la vida, después de la represión llevada adelante por Prefectura Naval en Villa Mascardi. “En el caso de Rafael Nahuel, mi hijo Fausto se entregó para que se movieran las causas que estaban trabadas, porque le habían puesto una ley de hace 70 años donde si él no se presentaba los abogados no podían mover la causa, entonces ahora se va a agilizar un poco la situación y ojalá se llegue a buen término, a que los Albatros que mataron a Rafita tengan que pagar sus culpas”. Fausto y Lautaro fueron arrestados y torturados el día que prefectura asesinó a Nahuel. Luego recuperaron la libertad pero fueron procesados. Estaban prófugos desde 2018. Fausto se entregó lhace dos semanas y quedó en libertad después de un juicio abreviado. Sobreseído por usurpación y demostrado que no utilizó armas durante el ataque de los Albatros, figura un revés para la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que en defensa de los prefectos declaró que los mapuches tenían armas de grueso calibre con las que habían derribado un árbol y que “el juez necesita pruebas, nosotros no”.
Por último,la madre de Facundo Jones Huala le habló a Sergio Maldonado, que también estaba en la ronda: “Saludar a Sergio y decirle gracias a él por Santiago, porque el día que se lo llevaron esos malditos estaba pidiendo la libertad de mi hijo Facundo”.
Por su parte, Sergio Maldonado habló del 24 de marzo y de la causa que investiga la desaparición seguida de muerte de su hermano. “El 24 fue una muestra de lucha”, y realizó una comparación entre los 30.000 y Santiago Maldonado: “todos esos pibes fueron solidarios y tal vez muchos de ellos se relacionan con lo de Santiago, aparecen en un río por los vuelos de la muerte, esa negación por parte del Estado, de mentir, encubrir, de decir que no están, que se fueron, que viven en otro lado”, repasó Sergio los dichos de funcionarios y muchos periodistas, algunos premiados por esas coberturas.
“Seguimos esperando que se reabra la causa desde el 29 de enero. Hace un año fuimos ante Martín Irurzun a hacer una declaración testimonial, porque yo decía que me habían perseguido, que sentía un seguimiento, que presentía que tenía el teléfono intervenido, que se nos adelantaban a un montón de situaciones. En junio nos enteramos de que mi teléfono estaba intervenido”, fue el prólogo utilizado por Sergio para hablar del caso D`Alessio y el entramado de escuchas ilegales que vincularía a periodistas, políticos oficialistas, jueces, fiscales y agentes de inteligencia, “como salta que D`Alessio, que no tiene el poder que puede tener Bullrich o la Gendarmería, tenía toda esa infraestructura. Siempre en todos los casos está Carrió y tenían todo ese aparato a disposición ¿Cómo no lo iba a tener Bullrich y Gendarmería para hacer todo el espionaje que hicieron sobre nosotros? Espero que (el juez Daniel) Rafecas nos cite a declarar para dar curso a eso, y en eso (el juez Gustavo) Lleral también es responsable y es cómplice, porque cuando asume y se entera que de yo tenía el teléfono intervenido se calló la boca. Cuando la justicia actúa desde el lugar del Estado son todos cómplices. Entonces tenemos el Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y el poder mediático, que se juntan para actuar siempre en contra de una familia, de las víctimas y no en favor de las víctimas. Seguimos esperando que se haga una reconstrucción y que se cite a declarar a personas de la comunidad mapuche, pero no están dadas las condiciones”, detalló Sergio Maldonado, que además se mostró emocionado por un dibujo de Santiago que le dieron en Bahía Blanca: “un amigo de Santiago me trajo un dibujo que le había hecho en 2010”.

Nora y Mirta

Al comienzo de la Ronda, Nora Cortiñas dio su opinión sobre la marcha del 24: “Cada vez que las Madres hablamos y estamos en un acto o recibimos un reconocimiento decimos que primero están nuestras hijas y nuestros hijos. Nosotros estamos, sí, pero estamos porque ellos no están. Esa es la desgracia. Podemos estar cerca con el recuerdo. El día 24 habrán visto como fuimos miles y miles y no importa la marcha tal o cual, adonde voy, adonde me pongo. Todos estuvimos caminando en la calle y hay que hacer así, caminando en la calle, demostrar la bronca pero que entre nosotros nos respetamos, nos queremos. Nos podemos mirar a los ojos”.
Desde hace un tiempo, todos los jueves se recuerda a algún compañero o compañera leyendo una semblanza. La idea es impulsada por la abuela y madre Mirta Baravalle, que antes de finalizar con el presente, dijo: “Uno piensa en los ausentes, porque acá dice tu gente.Acá no hay familia, pero salió un recordatorio. Es algo que uno se emociona de traerlo a la presencia de todos. Queremos recordar a los 30.000, hacerlos presentes, entonces al azar saco un recordatorio y uno se encuentra siempre con sorpresas, más allá de lo que uno ya está acostumbrado a sentir. Me parece que este recordatorio que hacemos los jueves nos da más la pauta de saber quiénes eran los que la dictadura perversa y genocida destruyó, pero no su espíritu, será hasta el jueves que viene con otros chicos recordándolos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario