2 oct. 2020





Tras encendidas discusiones, las partes que participaron de la elaboración final del informe pericial realizado por el EAAF entregaron los detalles de la autopsia del cuerpo de Facundo. La querella firmó en disidencia, porque entendió que se hacían consideraciones descontextualizadas del resto de la causa judicial. Cristina Castro dice que no confía más en nadie. La perita Virginia Creimer asegura que Facundo fue asesinado. Los abogados de la familia, Luciano Peretto y Leandro Aparicio, sostienen que las pruebas son contundentes, que fue una desaparición forzada, y que fue la Policía de la Provincia de Buenos Aires. (Por La Retaguardia)

✍️ Texto 👉 Paulo Giacobbe/Diego Adur

💻 Edición  👉 Fernando Tebele

📷 Foto 👉  Captura de pantalla de la transmisión especial de La Retaguardia


La jueza María Gabriela Marrón, a cargo del Juzgado Federal N°2 de Bahía Blanca, emitió ayer al mediodía un comunicado de prensa informando los resultados de la autopsia realizada por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) sobre el cuerpo de Facundo Astudillo Castro, hallado el 15 de agosto en un cangrejal de “la zona del canal denominado ‘Cola de Ballena’”, en las inmediaciones del área conocida como ‘Villarino Viejo’, provincia de Buenos Aires”. En el comunicado asevera que “la muerte de Facundo José Astudillo Castro se produjo por asfixia por sumersión (ahogamiento)”, y que el lugar donde encontraron el cuerpo fue el lugar donde murió. 

Por la tarde, Cristina Castro, mamá de Facundo, realizó una conferencia de prensa junto a sus abogados, Leandro Aparicio y Luciano Peretto; la perito de parte que participó de la autopsia, Virginia Creimer; Margarita Jarque, integrante de la querella por la Comisión Provincial por la Memoria y Paola García Rey, directora adjunta de Amnistía Internacional Argentina.



Muerte Violenta

“Se trató de una muerte violenta, por no ser natural”, explicó en el comunicado la jueza. Y advirtió que “el avanzado estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental”.
La médica forense de parte de la querella, Virginia Creimer, explicó por qué la única teoría posible respecto a la muerte de Facundo es el asesinato: "Se llegó a la conclusión que habíamos anticipado hace 40 días: Facundo murió de forma violenta. Fue una muerte violenta por asfixia, tal cual lo habíamos establecido, y una asfixia por sumersión. El cuerpo fue sumergido hasta que ingresara líquido en él, es decir, que aspirara y tragara líquido para que las distintas sustancias que se encuentran en el agua llegaran a su torrente sanguíneo y se alojaran en distintas partes de su cuerpo. Es lo que se evaluó y diagnosticó a través del análisis de diatomeas. Es importante tener en cuenta que cuando hablamos desde el punto de vista médico legal de una muerte violenta estamos hablando de solo tres posibilidades. Una muerte violenta por suicidio, que claramente no ha sido porque Facundo no tenía antecedentes de ideación suicida. Tenía todo un proyecto de vida por delante, tenía contactos estrechos con su comunidad y peleaba por los Derechos Humanos. Esto es absolutamente inviable. El segundo punto es un accidente, que también lo descartamos por distintas cuestiones científicas. Entre ellas, que el cuerpo no tenía ningún otro tipo de lesión. La última, dentro de estas tres opciones que establecen la ciencia y la bibliografía con respecto a las muertes violentas, es el homicidio. Entonces, descartado el suicidio y el accidente lo único que nos queda como hipótesis para la finalización de la vida de Facundo es el homicidio. Teoría que empezamos a manejar desde el día uno con Cristina y con las querellas", sostuvo.


 



Dientes rosas

“El fenómeno ‘Pink Teeth’ (diente rosado o coloración rosada por transparencia del esmalte) debe ser considerado orientador, pero inespecífico para establecer causa de muerte”, dice el informe. Virginia Creimer había anticipado a La Retaguardia su opinión de este fenómeno encontrado en las piezas dentales de Facundo: “Significa que sufrió una muerte violenta, rápida, por asfixia. Puede ser por presión del cuello, porque le apretaran el cuello; o puede ser por sumersión, porque lo ahogaran”.
La médica forense contó que una de las perito odontóloga que participó en la autopsia se desdijo de su afirmación inicial respecto a que el efecto del diente rosado era post mortem: "Cuando llegué ya había un informe que estaba realizado, conformado, tenía sus consideraciones y ya tenía sus conclusiones. Había sido acordado entre las otras partes, les perites, impidiendo que esta querella ejerciera su derecho a una discusión desde el punto de vista científico y bibliográfico sobre los conceptos científicos y no científicos que se vertieron en este informe”, contó.

Por eso la perito de parte firmó el informe en disidencia parcial: “Hay una omisión por parte de la jueza cuando comunica que el informe ha sido firmado de conformidad por todes les perites. Esto no es así. El informe fue firmado por esta querella en disidencia parcial. Hubo importantes contradicciones científicas que nos hablan de un entramado que se conecta con un conjunto de personas que, a escondidas, se reúnen para hacer una discusión pericial que debía incluir a todas las partes, incluida esta querella. Hubo una negación sobre el pink teeth, la negación sobre que el diente rosado sea un evento vital. La odontóloga especialista, que en otros casos como en el de Franco Casco determinó que era un fenómeno vital, en este caso lo dijo inicialmente el día de la autopsia. Dijo que era un indicio de vitalidad, que antecede a la muerte. Sin embargo, en este informe, de un día para el otro y muy llamativamente en coincidencia con los médicos de la Corte de la Nación, empezó a decir que el fenómeno era post mortem. Cuando dije que yo me oponía a esa afirmación hubo una enorme agresión, un ataque contra mí en el que exigían que yo depusiera mi posición científica o que la explicara con la bibliografía correspondiente. Yo respondí que por supuesto que lo voy a hacer en su momento, en el juicio oral”, aseguró Virginia Creimer.

Terceras personas

La médica forense apuntó contra otro de los puntos del informe, en el que se indica que no se observan signos de participación de terceras personas sobre los restos estudiados: “Llama la atención que se expida por lo negativo cuando une, por lo general, en un informe, se expide por lo positivo. Es decir: cuando se expide por lo positivo lo que da son los datos positivos que se encuentran, no los datos negativos que se encuentran. Entonces, el hecho de haber puesto y haber firmado que no existían signos del accionar de terceros…; en realidad, no descarta que haya existido el accionar de terceros. Mi aclaración es esa. La realidad es que es sumamente llamativo e inusual. Si realmente hubieran estado en contexto, si hubieran contextualizado la autopsia como dice el Protocolo de Minnesota, tendrían que haber leído los veinte cuerpos (de la causa judicial) y se tendrían que haber enterado de todo lo que pasó, cosa que no hicieron. Sin embargo, llamativamente, se tomaron el trabajo de poner esas líneas, de aclarar que no hay evidencia del accionar de terceros. Es una línea que no debió estar ahí. Si no hay evidencias no lo ponen. Eso en todas las ciencias y sobre todo en las relacionadas con la salud”, remarcó.

El hostigamiento policial continúa

Cristina Castro, la mamá de Facundo, habló del hostigamiento que su familia está recibiendo por parte de la Policía bonaerense de Villarino y aseguró que tiene las pruebas necesarias para que vayan presos todos los responsables de la desaparición forzada seguida de muerte de su hijo:"A nosotros se nos negó un hábeas corpus porque estábamos siendo hostigados por la Policía Bonaerense de Villarino. Ayer, cuando hicimos una prendida de velas, se llamó al grupo GAT (Grupo de Apoyo Táctico) para que venga a Pedro Luro porque tenían miedo de que les incendiáramos la comisaría... Jamás, en ninguna de las marchas ni en ninguno de los bocinazos, hubo siquiera un disturbio. Trajeron al GAT. Sobrándonos, burlándose, un oficial de la policía nos dijo: 'mañana se va a saber el resultado de la autopsia, por eso trajimos el grupo GAT para que cuide las comisarías'. Mientras a nosotros nos niegan un hábeas corpus y no nos quieren cuidar, porque saben que la vida nuestra les importa muy poquito, a ellos los están cuidando cuando sabemos que ellos son los violentos. El señor Pacheco dice que en Villarino no hay violencia. No, no hay violencia. Hay torturas en las comisarías. Hay torturas probadas y comprobadas”, denunció la mamá de Facundo. Rafael Martin Pacheco, Secretario de Protección Ciudadana del Partido de Villarino, fue denunciado por Cristina y sus abogados por haber firmado un informe vehicular adulterado para beneficiar la hipótesis policial de que a Facundo lo llevaron a dedo hasta el lugar de su muerte; antes de que apareciera el cuerpo, decían que había llegado de ese modo hasta Bahía Blanca. Pacheco también guiaba a los policías en los rastrillajes y les brindaba la logística necesaria.  
Cristina señaló también las responsabilidades políticas: “No he tenido contacto con el presidente (Alberto Fernández) ni con el señor gobernador (Axel Kiciloff) hace un tiempo ya. Hoy me enteré de estas ‘decidas y desdecidas’ de esta perito. Es una perito respetable. Creo que por su buen nombre debería haber ratificado lo que dijo y no haberse dejado apretar. Esto es muy político. Ya me lo dijeron. Desde arriba se dan las órdenes. Si quieren que se investigue se va a investigar; y si no, no se va a investigar. Yo no hago política. Sé quiénes son los responsables políticos de la desaparición forzada seguida de muerte de Facu. Son tanto el Intendente de Villarino (Carlos Bevilaqcua), como el gobernador Kiciloff y el presidente. Le guste a quien le guste y le moleste a quien le moleste. En cada una de las desapariciones han tenido injerencia política las personas que han estado a cargo, que fue a quien yo fui a pedirles explicaciones y ayuda, no solamente en el sentido de que pongan todo a disposición para que se esclarezca, sino también a pedirle respuestas porque son políticamente responsables de la desaparición forzada de Facundo seguida de muerte. La policía es una institución, pero pertenece al Municipio, a la Provincia y a la Nación. No se han vuelto a comunicar nunca más conmigo. No me molesta tampoco”, expresó. Momentos después contó que le cortó una llamada al presidente Fernández para poder seguir con la conferencia de prensa.

El contexto de la desaparición forzada

En cuanto al estado en el que fue hallado el cuerpo, el informe dice que es “producto de depredadores y exposición medioambiental”. Descarta el “uso de sustancias ácidas, alcalinas o por exposición a una fuente emisora de calor”. Se cree que el cuerpo no estuvo en otro ambiente distinto al del hallazgo. 
Luciano Peretto, dijo que “a mayor cantidad de tiempo transcurrido y a mayor agresividad del medio en el que se encuentra el cuerpo, por supuesto que es menor la posibilidad de llegar a datos certeros. Nosotros, desde la querella, teníamos muy pocas expectativas de que pudieran llegar a suceder dictámenes determinantes respecto a las condiciones y al lugar de la muerte. Este resultado para nosotros es fundamental, muy importante. Lejos de lo que cierto sector de administración de poder y difusión masiva de comunicación intenta hacer pasar, lo cierto es que debe quedar como conclusivo que Facundo Astudillo Castro tuvo una muerte violenta por asfixia por sumersión en un cangrejal”.
Peretto sostuvo que la cantidad de material probatorio que existe en la causa, sirve para confirmar la hipótesis de la desaparición forzada y muerte de Facundo y la responsabilidad de la Policía bonaerense: “Todo esto debe ser analizado conforme al enorme universo probatorio que obra en la causa y que lo vincula directamente con el accionar de la Policía bonaerense: vehículos patrulleros donde se ha encontrado material genético concordante con el ADN de Cristina; un amuleto en un Toyota que estuvo el día 8 de mayo a 800 metros del lugar donde se encontró el cuerpo; un amuleto en el calabozo abandonado de una comisaría en Origone; las enormes contradicciones policiales; lo que están diciendo los teléfonos celulares. Todo esto, sumado a enorme cantidad de prueba que en las próximas horas se va a dar a conocer, viene a confirmar y a robustecer una vez más la hipótesis de la desaparición forzada de persona de Facundo seguida de su muerte en manos de la Policía bonaerense”, manifestó.

El abogado también se refirió a los mensajes encontrados en los celulares de integrantes de la policía: “Se encontraron imágenes borradas, localizaciones que no se habían encontrado y conversaciones que parecían borradas. Al mensaje textual: 'Si se hace el pajero, bajalo', (Mario Gabriel) Sosa responde, inmediatamente, 'Dale'. El patrullero se mueve, se desplaza y se detiene en la comisaría de Mayor Buratovich, contradiciendo esto absolutamente la versión oficial policial en la que se refería que el patrullero nunca se había movido del lugar donde estaba realizando el control y que nunca había trasladado a Facundo. Parece que Sosa siguió esa orden de bajarlo”, analizó Peretto, quien subrayó un dato bochornoso, “En la causa de Facundo hay una sola persona denunciada y soy yo. Estoy denunciado por haber dicho hace 40 días lo que hoy dice el informe pericial: que Facundo fue víctima de una muerte violenta por asfixia por sumersión”, insistió Peretto.

El otro abogado de Cristina Castro, Leandro Aparicio, hizo referencia al enorme material probatorio con que cuentan las querellas y apuntó contra los autores materiales, encubridores y responsables políticos de la desaparición forzada y muerte de Facundo: “Vimos una huella justo donde estaba el esqueleto y vimos una zapatilla intacta a 20 metros. Si los antropólogos del Equipo Argentino de Antropología Forense no tuvieron eso en cuenta me parece que les falta el contexto, que está en el Protocolo de Minnesota. Tienen que tener en cuenta eso, tienen que tener en cuenta que hubo un patrullero (Toyota) Etios, el 8 de mayo, justo, casualmente, cuando desactiva su WhatsApp (la policía) Siomara Flores. Las cuestiones objetivas son: tres testigos que lo ven subir cinco horas después de su detención oficial el 30 de abril; dos testigos que lo ven tirado en la ruta en Teniente Origone; la sandía en Teniente Origone; la turmalina dentro del Toyota Etios encontrado cerca del lugar. Es un caudal de pruebas que cayeron después de que vinimos de Buenos Aires con dos fiscales más que se han incorporado y están trabajando como antes nunca se había trabajado. Sabemos también del mensaje a Sosa, el de la foto (con Facundo detenido de frente a la patrulla), que le dicen: 'Si se hace el pajero, bajalo', que significa traelo a la comisaría. Nos puede dar un contexto distinto al que teníamos antes. Hay muchas cosas que no podemos decir, pero que nos afirman y confirman que fue la Policía de la Provincia de Buenos Aires la que desapareció a Facundo y después se hizo un protocolo para su desaparición. Para eso son necesarios policías, fiscales como Ulpiano Martínez, jueces, políticos y algunos periodistas que ahora están opinando y operando. El Estado tiene que explicar y las respuestas del Estado son inconsistentes”, dijo Aparicio.

Margarita Jarque, de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), hizo hincapié en la ubicación del patrullero, a 800 metros de donde fue encontrado el cuerpo de Facundo, y el posterior destino de ese vehículo: “Quiero fortalecer la figura de la desaparición forzada, en tanto la hipótesis policial de la causa se ha visto fortalecida fundamentalmente por prueba técnica cuando hemos detectado ese posicionamiento en dos oportunidades, el día 8 de mayo, durante 35 minutos, a 800 metros del hallazgo del cuerpo. Otro dato, que nos informa la empresa Megatrans, es que luego ese móvil quedó paralizado frente a la Unidad de Prevención de la policía local durante dos días, cosa que también es llamativa con la actividad policial en el marco de una pandemia”, dijo Jarque. 

El mensaje de Cristina Castro

“No confíen en nadie. Confíen en sus hijos cuando les dicen ‘esto es así’. Escúchenlos”, pidió Cristina Castro sobre el cierre de la conferencia. “Vayan hasta las últimas consecuencias. No crean todo lo que dicen los medios. Gracias a Dios y ahora, con dos nuevos fiscales, las pruebas no las tienen los periodistas antes que nosotros. Las tenemos nosotros. Hay muchas pruebas que están. Les pido tiempo y respeto. El mensaje para todos esos policías de Villarino que me están poniendo tantas cosas en redes, es que no les voy a pedir disculpas porque yo tengo las pruebas. Hasta no verlos presos a todos, a absolutamente todos, no voy a parar”, prometió la mamá de Facundo Astudillo Castro.

0 comentarios:

Publicar un comentario