26 jul. 2014

La cabecera de la 31º Marcha
del Apagón
 (Por RNMA) Este jueves 24 de julio, miles de personas recorrieron los siete kilómetros que separan Calilegua de Libertador General San Martín, para recordar a los vecinos y trabajadores que fueron secuestrados en julio de 1976, cuando una serie de apagones del suministro eléctrico en la zona dio vía libre a los represores para actuar. Una de las principales consignas de este año fue el pedido de juicio oral y público contra el dueño de Ledesma, Pedro Blaquier, y su mano derecha Alberto Lemos, procesados por crímenes de lesa humanidad. En esta nota repasamos las principales voces que se escucharon durante la transmisión especial que llevó adelante la Red Nacional de Medios Alternativos.

“Y tú que te creías el rey de todo el mundo,
Y tú que nunca fuiste capaz de perdonar
Y cruel y despiadado, de todos te reías
Hoy que estás procesado, qué lástimas me das…”

Emoción es la palabra que más se escuchó de parte de las personas que participaron de esta nueva marcha en recordación de la Noche del Apagón, la noche más oscura que vivió Jujuy, hace ya 38 años.
Martina Montoya integra el Centro de Acción Popular Olga Márquez de Aredes, Capoma, y suele estar en la cabecera de estas movilizaciones, megáfono en mano. Antes del inicio de la marcha habló con la Red Nacional de Medios Alternativos, en el marco de la transmisión especial que se realizó para acompañar los siete kilómetros que comunican a las localidades jujeñas de Calilegua y Libertador General San Martín.
“Es muy emocionante sobre todo ver la emoción de los compañeros sobrevivientes que están recordando a los que no están, que cuentan sus anécdotas, ver cómo se ríen, se empujan, es como si fueran los adolescentes de esa época en el patio de la escuela –describió Montoya–. Este año estamos con la consigna firme de que ya tiene que estar el juicio oral y público a Blaquier y Lemos, y no vamos a retroceder. Creo que ha quedado firme también en este acto desde la voz de los compañeros sobrevivientes, que para nosotros muchos de ellos son un ejemplo a seguir, es mantener las consignas que coinciden con muchos de los que estamos marchando: basta de persecución a los luchadores sociales, desprocesamiento de luchadores como Rafael Vargas (delegado del Ingenio Ledesma), que está procesado por pedir mejoras salariales, que (el jefe del Ejército, César) Milani se siente en el banquillo de los acusados, y una mejor contención a las víctimas que están aportando a los juicios, ese ha sido un reclamo muy fuerte en la voz de Hilda Figueroa, una sobreviviente, que están pasando situaciones extremas aquí, no decimos que pase en todos lados, pero sí en Libertador”.
Las actividades comenzaron varios días antes de este jueves 24 de julio, con actos, mesas informativas, recitales; incluso la noche anterior a la marcha se realizó un acto en El Triángulo, donde hace tres años hubo una toma de tierras que fue reprimida por la policía jujeña, con colaboración de personal de seguridad de Ledesma, que dejó cuatro personas muertas. Respecto a la participación de los vecinos en estas actividades, Montoya manifestó: “de a poquito se han ido sumando, verlos que se acercan, agarran el folleto, se quedan a charlar, por más que no compartan toda la jornada, para nosotros son grandes logros. Realmente es interesante ver cómo los jóvenes que se plegaron siguen viniendo a la marcha desde Salta, y otras localidades de Jujuy, y nos siguen acompañando, eso quiere decir que el trabajo cuesta, es lento, es la resistencia que nos enseñaron las Madres, pero tiene su fruto y nosotros de a poquito lo vamos viendo. Nos falta el juicio y por eso vamos a seguir. Ojalá el año que viene sea con fecha de juicio o con el juicio ya empezado”.

Norita, la de siempre


Nora Cortiñas atenta frente al escenario
Infaltable, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, participó de la marcha: “la sensación siempre es de una gran emoción por la memoria colectiva, que existe acá, la fuerza que tienen los que fueron militantes detenidos desaparecidos, presos políticos, la fuerza para mantener la memoria y para empujar la justicia. En estos días se juzgará al azucarero y tiene que estar en la cárcel, y otros más también, civiles, estamos detrás de llevar a la cárcel a los civiles que fueron partícipes del genocidio en Argentina. Quiero hacer también un recuerdo para Olga Aredez, que fue la madre que empezó acá esta lucha en la calle, al estilo de las Madres, y que juntó muchísima gente. Ahora hay muchísima gente detrás de buscar la verdad, la memoria y la justicia”, dijo en este marco Norita.
Al ser consultada acerca de la particularidad de este marcha y de lo sucedido en Jujuy, Cortiñas reflexionó: “acá la empresa Ledesma cedió a los militares, a las fuerzas armadas todos los vehículos, apagó todas las luces, dio las posibilidades el 20 de julio de 1976, que pasaran casa por casa, casi todos empleados de la fábrica, llevárselos, de los cuales quedaron más de treinta desaparecidos hasta el día de hoy. Las empresas económicas de Argentina fueron parte de lo que fue el terrorismo de Estado, fueron cómplices, y tiene que pagar con cárcel”.

Más años con marchas que sin ellas

Verónica Ríos integra, al igual que Montoya, Capoma. Tiene 35 años y desde los 17 participa de estas marchas. En la de este jueves se la escuchaba contenta: “se vive un clima muy bueno –contó en diálogo con la RNMA–, hubo por suerte una conciliación con el tema de la organización, dónde iba cada columna, van todas las organizaciones de derechos humanos adelante. Estamos contentos, es una emoción que de vuelta podamos contar con tanto apoyo, cada vez se suma más gente, más organizaciones, sobre todo organismos que son de Jujuy que antes mucho no se acercaban, ahora por lo menos este año la gente se ve más comprometida.
Nosotros estamos con los familiares, hijos, las madres, estamos todos acompañando, y para atrás hay un montón de gente. Siempre desde Capoma decimos que para poder vivir esta marcha hay que estar acá, nadie te la tiene que contar, ni decir lo que es, hay que vivirla en carne propia”.
“Lo que tenemos claro es que podemos marchar todos juntos –continuó Ríos–, acá no hay ninguna bandería que nos separe, estamos todos unidos por la misma causa, ese es el lema. Además, este año, los chicos de las murgas, que se organizan desde Buenos Aires pudieron recuperar su lugar detrás de los organismos de derechos humanos. Es un logro más de Capoma y de toda la gente de los organismos, es una emoción grande que vuelvan a marchar con nosotros”. Entre otras, estuvieron presentes las murgas Pasión Quemera, Los Pitucos de Villa del Parque, los Plebeyos de Devoto, Redoblando Fantasías, Suerte Loca.
De la transmisión especial de la RNMA también participó Sebastián Fernández de Radio Pueblo, quien se encontraba en la marcha: “conforme van pasando los años es cada vez más la gente que se suma entreverándose muchas veces entre los grupos, al centro de la marcha, con las banderas para no ser vistos, producto del verdadero estado policial que rige aquí, y otros que desde las veredas salen. Es algo que el año pasado se vio muy fuerte y este año se está empezando a ver nuevamente, la gente sale a las veredas quizás no participando de la marcha, de la caminata, pero sí participando desde los márgenes y acompañando, lo que significa un cambio de ánimo y de apreciación importantísimo, significa que con el tiempo lentamente la acción hegemónica que la empresa Ledesma tenía por sobre los habitantes del Libertador empieza a ceder contra esta muestra de contrahegemonía que es esta marcha”, señaló Fernández.

El recuerdo de la contramarcha

Los últimos dos años, desde Ledesma enfrentaron la marcha del apagón con la organización de “abrazos solidarios” a la empresa y contramarchas, con el objetivo de generar miedo en los vecinos y denunciar a los organismos de derechos humanos por atentar contra las fuentes de trabajo de los habitantes. Sin embargo, este año aunque se decía que Ledesma iba a repetir su acción, finalmente se mantuvo al margen.
“Lamentablemente el año anterior hubo compañeros que por ahí se vieron desprotegidos y tuvieron que enfrentarse a algún desubicado, pero por suerte cosas pequeñas y aisladas. Este año, al contrario, hemos sentido como que la gente está volviendo a darnos palmadas en el hombro, a decirnos que sigamos, por más que no nos acompañen en la marcha, aunque sabemos que muchos vienen y aprovechan esta multitudinaria marcha para poder pasar desapercibidos, pero me parece que después de lo que hemos vivido estos dos últimos años con ‘abrazos solidarios’, nos estamos dando cuenta que la gente realmente piensa y analiza la situación. También creo que tiene que ver con que, por ejemplo, el sindicato azucarero que es un emblema y que tiene muchos desaparecidos ha vuelto a ganar la lista que representa a los trabajadores y ha duplicado sus votos, sumado a esto se dio el despido de 150 trabajadores del salar, del Surco, conflicto en el que se ha llegado a un acuerdo a medias, porque lamentablemente en estas luchas a veces hay compañeros que se tienen que sacrificar y han quedado siete obreros despedidos, el resto ha sido reincorporado. Esa lucha y ver que el trabajador se puede quedar sin su puesto de trabajo de la noche a la mañana porque la empresa, el patrón lo determina, ha hecho que la gente vuelva a pensar y cambie ese discurso de que gracias a Ledesma tenemos todo. Eso me parece que son actos puntuales que han ocurrido en nuestra localidad, y ha hecho que la gente recapacite un poco en esto de tomar una partida en favor de la patronal”, afirmó Martina Montoya de Capoma.
“Por suerte este año no han conseguido los argumentos suficientes como para organizar otro abrazo solidario a Ledesma, pero sin embargo nosotros seguimos firmes y con la misma convicción, eso demuestra que nuestra lucha y nuestras marchas son genuinas, no como la de ellos que pagaban para que se las hagan”, agregó Montoya.

La leyenda del Cacique Calilegua


Palabras de Hilda Figueroa, sobreviviente de la Noche del Apagón: “Este es un poder feudal que existe desde la época de la Conquista, esta historia se remonta hasta quizás a los 500 años de nuestros pueblos originarios, fueron arrebatando sus tierras, riquezas, lengua, cultura. Este poder feudal hace su recambio, su readaptación siempre con los mismos objetivos de explotación, siempre con las mismas herramientas que le da el sistema como por ejemplo hoy la justicia. Hay una leyenda que era del Cacique Calilegua, es muy cortita pero muy gráfica. El cacique cuando veía que los conquistadores estaban exterminando a su pueblo les ordenó rendirse para que subsista la especie, rendirse para sobrevivir y continuar la lucha desde el silencio, el yugo continuar la lucha, y él con sus guerreros se fue a la punta del cerro Calilegua y ahí se suicidó con sus guerreros porque no podía permitir caer en manos del horror de la Conquista. Hoy nosotros también nos allanamos a esta justicia del sistema para sobrevivir en nuestros sueños, porque hoy estamos frente a una sociedad que todavía una gran parte no ha comprendido esta historia de padecimiento, este legado si se quiere del cacique, si se quiere este legado de nuestros pueblos originarios a lo largo y ancho de nuestra América… ¿y cuál es el legado?… seguir luchando aún desde el ostracismo, el silencio, seguir sobreviviendo porque es la única manera de que podamos acariciar ese sueño”.

La causa judicial

Para Sebastián Fernández, de Radio Pueblo, los cánticos y sonidos ensordecedores que se escucharon durante esta marcha al cumplirse 38 años de la Noche del Apagón forman parte de la respuesta popular ante los últimos intentos por parte de Carlos Pedro Blaquier de malograr la causa en su contra: “hace poquito ha tenido un importante traspié. (Ernesto) Samán es un detenido de la Noche del Apagón que había sido apartado de la causa con argumentos poco claros; decían que no había sido detenido en la caravana que se realizó durante esa noche del apagón, sin embargo es un testigo clave para vincular a Blaquier porque él fue detenido dentro de la sede de la misma empresa Ledesma. Actualmente, una buena noticia es que muy probablemente Samán será readmitido en la causa y en calidad de testigo clave, eso va a generar un importantísimo vuelco, que a nivel social ya ha sucedido, este año a diferencia de años anteriores no se ha realizado ese abrazo a la empresa Ledesma, que era una actividad financiada por la misma empresa, y movilizaba sobre todo a comerciantes del pueblo para mostrar a nivel mediático una especie de apoyo del pueblo entero hacia la empresa. Este año, la importante novedad es que el ánimo público no permitió que se realizara este abrazo simbólico”.

El estado de la causa judicial contra Blaquier y Lemos

Durante la transmisión también hablamos sobre la causa con Pablo Pelazzo. Él ha sido abogado querellante y luego fiscal; actualmente tiene un pedido de la defensa de Blaquier para que sea separado de la causa.
“Más que surgir nuevos elementos lo que ha pasado últimamente es que se ha confirmado la denuncia que venían haciendo distintos familiares de desaparecidos y algunas víctimas. En las denuncias que por ejemplo se realizaron en un primer momento sobre la connivencia y la complicidad, la participación de personal ligado a la empresa, vehículos de la empresa en los operativos, y señalamiento de algunas personas, se han confirmado con expedientes donde existe documentación del sindicato que señala claramente ‘nos persiguen, nos secuestran, y la empresa pone vehículos a disposición de las fuerzas represivas para que nos detengan’. Eso está incorporado al expediente. Más cercano en el tiempo, ya con la actuación del doctor (Fernando) Poviña, se pudo secuestrar legajos de trabajadores donde claramente se sindica y señala la actividad política y/o sindical de cada uno de ellos, y coincide este hecho con el destino de las personas, que muchos de ellas están hoy desaparecidas. En la causa también está la confirmación del domicilio en Buenos Aires donde se reunió el equipo económico que pergeñó el plan económico llevado adelante por la dictadura en complicidad con los sectores civiles, los llamados Grupo Perriaux, Grupo Azcuénaga, que tenían un lugar específico de reunión y pudimos confirmar que el propietario era justamente Carlos Pedro Blaquier”, afirmó Pelazzo.
El fiscal explicó que en este momento los distintos planteos efectuados, tanto por la defensa como por la querella y el Ministerio Público, se encuentran en Casación a la espera de una resolución, a partir de lo que allí se defina el juez de instrucción podrá, o no, elevar a juicio la causa contra el dueño de Ledesma, y su mano derecha Alberto Lemos.
La defensa de Blaquier dice que existe un impedimento en que Pelazzo actúe como fiscal, ya que antes de ser nombrado fiscal ad hoc en las causas de lesa humanidad en Jujuy, actuó como abogado querellante. Al respecto, Pelazzo señaló: “la estrategia de excluirme a mí del expediente se va dando con distintos recursos, en un primer momento se plantea con una medida mi apartamiento por la supuesta falta de objetividad por haber sido querellante y no cumplir con esa objetividad que se establece en el código procesal y que se aplica también para los fiscales; ya en varios fallos se ha explicado que no es lo mismo el requisito o los requerimientos en relación al juez que al Ministerio Público y demás, eso fue rechazado. Posteriormente, el planteo de nulidad lo hacen sobre la base de la supuesta falta de facultad del procurador general, en ese momento (Luis) González Warcalde, de haberme designado como fiscal ad hoc para participar de estas causas, con lo cual el planteo en ese caso sería la nulidad de la designación, pero siguen sosteniendo y la Cámara de Salta reproduce ese argumento que en parte eso se da porque también, y ahí se reedita el argumento anterior, había sido parte de la querella y demás. Hay como una especie de mezcla de argumentos, pero se sigue sosteniendo el anterior, a lo cual le suman esto de la falta de facultad para designarme como fiscal ad hoc, con lo cual estarían planteando en general una supuesta falta del procurador general de facultad para nombrar a cualquier fiscal ad hoc en cualquier causa. En primera instancia se rechaza, la Cámara de Apelaciones de Salta hace lugar a este segundo planteo, contradiciéndose a sí misma en parte de los argumentos, y eso es también parte de uno de los argumentos más importantes con lo cual se va a Casación con un recurso planteado por el Ministerio Público”.

¿Irá Blaquier a la cárcel?

Al ser consultado acerca de si alguna vez Carlos Pedro Blaquier irá preso, Pelazzo aseveró: “en todas las causas de lesa humanidad, siempre el Ministerio Público ha sostenido la misma postura que es que ante este tipo de delitos de lesa humanidad, con la estructura con la cual se llevaron adelante, con el daño que provocó y sigue provocando a las víctimas, se ha pedido la detención de todos los imputados. En este caso, se ha apelado también eso, es parte de lo que se encuentra apelado, y el Ministerio Público lo ha sostenido en todas las instancias, que se debe detener a cualquier persona imputada y procesada por estos delitos, con lo cual de ir a juicio y tener una condena esa condena debe ser con prisión efectiva, salvo lógicamente los supuestos en los cuales entran todas las personas imputadas de cualquier delito, tanto de lesa humanidad como en causas comunes, que de tener algún impedimento físico que torne imposible el cumplimiento de una condena efectiva acceden a distintos beneficios como por ejemplo una prisión domiciliaria”.
En relación a la marcha por la Noche del Apagón, Pablo Pelazzo reflexionó: “la verdad que es bastante movilizante ver la cantidad de gente que se convoca para seguir reclamando algo que pasó hace más de 37 años, y que ese reclamo se hace cada vez más masivo. Si tenemos en cuenta las primeras marchas donde acudía muy poca gente, por lo general los familiares más cercanos de las víctimas se convocan y marchaban con alguna otra persona también de los organismos, las organizaciones sociales, de algunos partidos políticos que históricamente acompañaron. Pero de hace un tiempo a esta parte, creo que es una de las marchas de aniversario de un hecho de este tipo más masiva en todo el país”.

El mayor premio que se puede conseguir

Efectivamente, cada año que pasa la marcha para recordar la Noche del Apagón crece, cada vez son más los que se suman a recorrer el camino entre Calilegua y Libertador General San Martín: “este año también es impresionante la asistencia de vecinos, gente comprometida, organizaciones –contó Sebastián Fernández de Radio Pueblo en la transmisión especial de la RNMA–. Nos hemos repartido entre los compañeros de la radio, algunos están al inicio de la marcha, y yo me encuentro al final. Los compañeros del inicio de la marcha comentaban que ya estaban llegando a Libertador mientras que nosotros no terminamos de salir de Calilegua, estamos hablando de una marcha que se extiende más de siete kilómetros. Es increíble la cantidad de organizaciones nuevas que se pueden ver y es increíble también la fuerza con la que se está encarando la marcha. Ya el año pasado los vecinos salían a las veredas a seguir la marcha, pero ahora me sorprendió. Producto  de un pequeño corte, la marcha tuvo un recorrido poco habitual para salir de Calilegua y a lo largo de estas calles, había casas donde estaban familias enteras sentadas en el jardín, tomando mate, jugos, viendo pasar la marcha y vivándola. La verdad que me parece que ese reconocimiento más que cualquier otra cosa que se pueda hacer, más que los actos, el reconocimiento de los vecinos del lugar, la viva de este vecino que ha sufrido en su piel, en su carne, en su familia, todo el peso del genocidio, el peso de la explotación a la que habitualmente lo somete Ledesma, que ese vecino se siente en su patio para ver pasar la marcha como si fuera una fiesta, me parece que ese es el mayor premio que se puede conseguir”.

Una nueva marcha para recordar la Noche del Apagón y para volver a gritar y reclamar, cada vez más fuerte, juicio y castigo para los responsables de la empresa Ledesma.
Tal como dijo Martina Moyano, ojalá que en la próxima transmisión especial que organice la Red Nacional de Medios Alternativos para cubrir la marcha de 2015, podamos decir que ya tenemos fecha para el inicio del juicio contra Carlos Pedro Blaquier.
Hilda Figueroa lo dejó mejor plasmado en su sentida voz que pasó por la radio cantando:

“Amargo azucarero, me alegro que ahora sufras
A dónde está tu orgullo, a dónde la miseria
A dónde la soberbia, nomás la de ganar
La vida es la ruleta, donde apostamos todos
Perdiste azucarero, te van a condenar…”
DESCARGAR

1 comentarios: